Lo que está ocurriendo en la OMC

NOTICIAS: NOTICIAS 2002

18 de diciembre de 2002
Grupo de Trabajo sobre la Adhesión de la Federación de Rusia

Observaciones finales del Presidente

150pxls.gif (76 bytes)
VER TAMBIÉN:
Comunicados de prensa
Noticias
Discursos: Supachai Panitchpakdi

Más información sobre la Federación de Rusia
Más información sobre las adhesiones



Ésta ha sido una reunión sumamente útil, en particular porque ha afianzado nuestro deseo general de avanzar en todos los frentes sin dejar rezagada ninguna cuestión específica. Me parece especialmente alentador que en respuesta a la petición del Viceprimer Ministro Kudrin de que se reconozca el carácter urgente, creo que ahora el sentimiento general es que estamos en condiciones de establecer un programa acelerado de trabajo para el primer semestre del próximo año, en el supuesto de que todas las partes se esforzarán resueltamente para abordar con rapidez las cuestiones objeto de negociación, a fin de encontrar soluciones lo antes posible en forma metódica y gradual.

Al definir nuestros futuros métodos de trabajo, considero que nuestra principal preocupación debe ser evitar las duplicaciones y, en especial, la pérdida de tiempo, habida cuenta de la presión creciente de los Miembros con motivo de los preparativos de Cancún.

 

Pienso que en primer lugar debemos comenzar por fijar en nuestro calendario los períodos durante los que nos reuniremos en Ginebra para trabajar sobre el proceso de adhesión de Rusia. Creo que todos estamos de acuerdo en que debe ser un programa ambicioso. Con el calendario delante, propondría que antes de Semana Santa, es decir, mediados de abril, reserváramos tres períodos, de aproximadamente una semana de duración cada uno.

 

Mi propuesta es la siguiente:

 

  • la semana que comienza el 27 de enero;

 

  • la semana que comienza el 3 de marzo; y

 

  • la semana que comienza el 7 de abril de 2003.

 

Después decidiremos el programa futuro de reuniones, a la luz de los progresos que realicemos.

Debo indicar asimismo que considero estas reuniones como una combinación de reuniones informales y formales del Grupo de Trabajo, conjuntamente con una serie de reuniones bilaterales y plurilaterales sobre cuestiones específicas, así como con mis propias consultas con las delegaciones interesadas para progresar en determinados temas. Reconozco que lo que propongo es complejo. No obstante, creo que es difícil proceder de otro modo, habida cuenta de las interrelaciones y de la gran diversidad de intereses comerciales en juego. Nuestro éxito dependerá totalmente de que todos seamos capaces de definir y preparar con suficiente antelación las cuestiones específicas que se abordarán en cada reunión de trabajo.

Además, también debemos prever que se seguirán celebrando reuniones plurilaterales en torno a las reuniones del Grupo de Trabajo y de otros órganos competentes de la OMC. Por ejemplo, conforme a lo debatido hoy, debemos tratar de programar nuevas reuniones plurilaterales sobre agricultura y medidas sanitarias y fitosanitarias que coincidan con las reuniones de la OMC sobre estos temas.

En relación con lo que debemos hacer a continuación, tan sólo destacaría que el pronto envío de contribuciones escritas para su examen y, cabe esperar, para alcanzar un acuerdo es fundamental para que las capitales puedan organizar los equipos y expertos que participarán en las negociaciones, teniendo presentes las limitaciones de recursos humanos y de tiempo. Con ese espíritu, propongo que para nuestra reunión de enero y posiblemente para la de marzo, en función de nuestros progresos, nos centremos especialmente en las siguientes cuestiones del proyecto de informe:

  • el capítulo sobre “economía, políticas económicas y comercio exterior”;

  • el capítulo sobre “marco para la elaboración y la aplicación de políticas”;

  • la sección sobre los “impuestos internos a las importaciones”;

  • la sección sobre los “reglamentos técnicos y normas, con inclusión de las medidas adoptadas en frontera respecto de las importaciones”;

  • la sección sobre la “contratación pública”;

  • la sección sobre la “reglamentación del comercio de tránsito”;

  • el capítulo sobre los “acuerdos de libre comercio y de unión aduanera”.

Huelga decir que la lista de cuestiones es indicativa, y puede ampliarse o modificarse con flexibilidad en función de nuestras necesidades.

A fin de prepararse para este exigente proceso de trabajo, haré hincapié en que el examen de la nueva documentación de Rusia debe ser nuestro cometido central en enero.

Varias delegaciones han señalado hoy que tienen preparadas contribuciones escritas sobre puntos específicos que requieren aclaración para elaborar el proyecto de informe y propuestas de redacción de carácter tanto técnico como sustantivo. Propondría que estas contribuciones se faciliten con carácter prioritario a la Secretaría para su inmediata transmisión a la Federación de Rusia, y en todo caso en los primeros días de enero. Estas contribuciones, así como las cuestiones que suscitan preocupación o las propuestas que han resultado de los contactos bilaterales de Rusia, deben ser las directrices en que se basen las nuevas contribuciones que se requieren de Rusia. Esa nueva documentación que se reciba de Rusia deberá distribuirse de forma refundida en un documento separado a más tardar para mediados de enero.

Los progresos de estos trabajos y la evolución del proceso de las consultas informales del Presidente, según proceda, se comunicarán naturalmente con regularidad en las sesiones del Grupo de Trabajo a lo largo de la semana para garantizar la transparencia y la continuidad.

Al término de nuestra reunión de enero debemos convocar la reunión a nivel formal para hacer el balance de los progresos realizados en las negociaciones bilaterales de Rusia en materia de acceso a los mercados, así como con respecto a las cuestiones sistémicas del proyecto de informe. En esta reunión final también debemos definir las próximas etapas de nuestro trabajo.

A fin de que nuestro proceso ulterior funcione bien, es especialmente importante que Rusia acelere y complete la promulgación de la legislación relacionada con la OMC, acompañándola de una descripción detallada de los reglamentos de aplicación en vigor o previstos. Ello es necesario para proporcionar la información fáctica que se necesita de Rusia para abordar el examen de los compromisos y condiciones de adhesión, una vez establecidos los antecedentes fácticos.

No puedo terminar esta reunión sin subrayar que cuando nos volvamos a reunir también será necesario que se hayan registrado progresos sustanciales en las negociaciones bilaterales de Rusia en la esfera del acceso de mercancías a los mercados, la agricultura y los servicios. Ha sido alentador enterarse en esta reunión que Rusia se esforzará para finalizar todas sus negociaciones bilaterales para la primavera del próximo año. Esto también será un desafío para todos ustedes; una tarea que habrá de abordarse urgentemente y con flexibilidad en todos los niveles.