Lo que está ocurriendo en la OMC

NOTICIAS: NOTICIAS 2002

Consejo General, 12 de septiembre de 2002
Declaración del Presidente ante el Consejo General

150pxls.gif (76 bytes)
VER TAMBIÉN:
Comunicados de prensa
Noticias
Discursos: Supachai Panitchpakdi


Declaración del Director General


Señor Director General: permítame darle la bienvenida, extensiva a todos nuestros excelentes amigos, a esta breve reunión informal del Consejo General. Es ésta una de las raras reuniones del Consejo General en las que puedo anunciar con toda confianza que llegaremos a un completo consenso incluso antes de oír a ninguno de mis colegas.

Ello es así porque todos estamos de acuerdo en desear a nuestro nuevo Director General, el Dr. Supachai, una cálida y cordial bienvenida al comienzo de su mandato. Se que me expreso en nombre de todos los Miembros, incluidos nuestros observadores, al desearle toda clase de éxitos en la importante y apasionante tarea que se le avecina.

A este respecto, desearía al mismo tiempo solicitar la comprensión de mis colegas para utilizar de la mejor manera posible el limitado tiempo de que disponemos esta mañana. Se que todas las delegaciones desearían intervenir y dar una cordial bienvenida al Dr. Supachai. Sin embargo, además de al Director General, tengo la intención de dar la palabra para que pronuncien breves declaraciones a la delegación de Indonesia en nombre de la ASEAN y en un sentido más amplio de los países en desarrollo, a la delegación de Zambia en nombre de los países menos adelantados y, por último, a la delegación de Nueva Zelandia en nombre de los países desarrollados. De esta manera, si ustedes están de acuerdo, nuestro Director General tendrá la oportunidad de mezclarse con un número mayor de ustedes fuera de la sala de reunión, donde se ha organizado generosamente un servicio de café y té.

Señor Director General, aunque todavía estamos en los primeros días, espero que tenga usted la sensación de haberse unido a una familia. La nuestra es verdaderamente una comunidad muy cohesionada, unida por el hecho de que pasamos más tiempo unos con otros que con nuestras familias y también porque casi siempre hablamos de cosas absolutamente incomprensibles para los demás.

Como en toda familia, tenemos a veces nuestras discusiones. En realidad son esas las que saltan a la primera página de los periódicos e indudablemente requerirán su atención y su consideración.

Pero también como en toda familia las cosas que nos unen son mucho más numerosas e importantes que las que nos separan. En última instancia estamos unidos en nuestro compromiso por defender y promover el sistema de la OMC y en la necesidad de conseguir que funcione en beneficios de todos sus Miembros.

Nos ha impresionado la minuciosidad y el esmero de su trabajo antes de tomar posesión de su cargo. Dice un viejo proverbio que el tiempo dedicado al reconocimiento raramente se pierde y es claro que usted ha invertido su tiempo sabiamente. Ante nosotros se abre un año prometedor que culminará en la reunión ministerial de Cancún y continuará hasta completar las negociaciones que iniciamos en Doha. Nuestra confianza aumenta notablemente al saber que tenemos como Director General y también como Presidente del Comité de Negociaciones Comerciales a alguien de su experiencia. Tenemos plena confianza en usted y le aseguramos nuestro apoyo y nuestra asistencia en su labor. Después de todo, estamos juntos en esta gran aventura.

Me es muy grato concederle la palabra para que se dirija a las delegaciones por primera vez como nuestro Director General.