Lo que está ocurriendo en la OMC

NOTICIAS: NOTICIAS 2002

16 de mayo de 2002
Los dirigentes de la OMC, el Banco Mundial y el FMI advierten contra el proteccionismo de los países ricos

El 16 de mayo de 2002 los dirigentes de la OMC, el Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional instaron a los ministros de la OCDE a que dieran impulso a las negociaciones del Programa de Doha, y advirtieron de que el creciente proteccionismo de las principales economías del mundo socavaría los esfuerzos de los países en desarrollo por introducir reformas que conduzcan a economías más abiertas. Los dirigentes hicieron este llamamiento en una nota conjunta dirigida a la reunión del Consejo de los ministros de la OCDE que se celebró en París los días 15 y 16 de mayo.

150pxls.gif (76 bytes)
VER TAMBIÉN:
Comunicados de prensa
Noticias
Discursos: Mike Moore



Hacer clic aquí para pasar a la página del Programa de Doha para el DesarrolloLas Declaraciones de Doha y Monterrey constituyen hitos en la lucha contra la pobreza. Uno de los mensajes centrales es que la ayuda y el comercio deben ir a la par para que las oportunidades que brinda la mundialización se extiendan a los más necesitados; es decir, los más de mil millones de seres humanos que viven en absoluta pobreza. Velar por que los pobres tengan todas las oportunidades posibles de participar en el comercio y orientar nuestra ayuda para que puedan hacerlo, no es sólo justo en términos morales sino adecuado en términos económicos.

Nos complace, en consecuencia, que en la reunión de ministros de la OCDE que se celebra esta semana se vaya a prestar especial atención al comercio y al desarrollo. Esperamos que los ministros impulsen las medidas necesarias para cumplir los objetivos de desarrollo del Programa de Doha a tiempo, en los próximos 30 meses. Alentamos además a los ministros a exponer con claridad cómo se van a supervisar los progresos en el cumplimiento de estos objetivos. Es especialmente importante que haya perspectivas de reformas en las políticas de apoyo a la agricultura y los regímenes de los textiles, con miras a adoptar medidas que sean menos perjudiciales para las oportunidades económicas de los pobres.

Todo incremento del proteccionismo en cualquier país es dañino. Esas medidas menoscabarán las perspectivas de crecimiento donde más se necesite fomentar ese crecimiento. Además, dejan una mala impronta que puede debilitar, en todas partes, la capacidad de los gobiernos de conseguir apoyo para introducir reformas orientadas al mercado. ¿Cómo pueden los dirigentes de los países en desarrollo o de cualquier país propugnar unas economías más abiertas si los países ricos no son los primeros a dar ejemplo?

Una mayor liberalización recíproca en el marco de la OMC es la mejor garantía para la generalización de los beneficios del comercio y su consolidación en normas multilaterales. Pero los países en desarrollo no necesitan esperar. El comercio entre los países del Sur creció en el decenio de 1990 a un ritmo más rápido que el comercio mundial y actualmente representa más de un tercio de las exportaciones de los países en desarrollo. Sin embargo, los obstáculos a este comercio son aún mayores que los obstáculos al comercio con los países industriales. La mayoría de los beneficios de la liberalización se derivan de las medidas que se adoptan en cada país. Unas políticas comerciales sólidas rara vez dependen de las políticas de otros.

Deberíamos ser conscientes de que en Doha los países prósperos se comprometieron por primera vez a prestar asistencia a los países en desarrollo en la creación de capacidad a fin de participar en mayor medida en el sistema de comercio mundial. Es importante que los países ricos cumplan este compromiso.

Tenemos plena confianza en que los compromisos que se adoptaron en Doha y Monterrey nos conducirán a un sistema mundial de comercio que beneficie a los pobres. Pero debemos ir más allá de las palabras retóricas, resistir con firmeza el proteccionismo, sea cual sea su forma o justificación, y promover las políticas que fomenten el crecimiento económico y la prosperidad.

Mr. Horst Köhler
Director Gerente
Fondo Monetario Internacional
Mr. Michael Moore
Director General
Organización Mundial del Comercio
Mr. James D. Wolfensohn
Presidente
Grupo del Banco Mundial