Lo que está ocurriendo en la OMC

NOTICIAS: COMUNICADOS DE PRENSA 2002

PRESS/279
11 de marzo de 2002
Los Gobiernos anuncian promesas de contribuciones por valor de 30 millones de francos suizos para el Fondo Fiduciario Global del Programa de Doha para el Desarrollo

Los Gobiernos Miembros de la Organización Mundial del Comercio anunciaron hoy promesas de contribuciones por un total de 30 millones de francos suizos, el doble del objetivo fijado, para el nuevo Fondo Fiduciario Global que fomentará la asistencia técnica y ayudará a los países en desarrollo a crear capacidad y a participar plenamente en el Programa de Doha para el Desarrollo, dijo hoy (11 de marzo) Mike Moore, Director General de la OMC.

150pxls.gif (76 bytes)
VER TAMBIÉN:
Comunicados de prensa
Noticias
Discursos: Mike Moore

Opening remarks by Director-General Mike Moore
(solamente en inglés)

El Programa provisional de la Conferencia sobre Promesas de Contribuciones

El programa de Doha


Hacer clic aquí para pasar a la página del Programa de Doha para el DesarrolloEste satisfactorio resultado ha sido “otro firme paso adelante” para el Programa de Doha para el Desarrollo, dijo el Sr. Moore durante la Conferencia sobre Promesas de Contribuciones para el Fondo Fiduciario Global del Programa de Doha para el Desarrollo (FFGPDD), que se celebró en Ginebra y a la que asistieron altos funcionarios encargados de asuntos comerciales, representantes de alto nivel de organizaciones internacionales y expertos en finanzas y desarrollo.

“Se trata de un resultado extraordinario, que ayudará a lograr que los países más vulnerables del mundo tengan una participación más efectiva en la nueva ronda de negociaciones comerciales”, dijo el Sr. Mike Moore. “Estamos dentro del plazo y hemos superado el objetivo, como se prometió en Doha. Los donantes han cumplido su palabra. Hemos conseguido un elevado nivel de compromiso para ayudarnos a cumplir nuestro mandato de incrementar el nivel de la asistencia técnica relacionada con el comercio que presta la OMC”. El Sr. Moore añadió que, a su juicio, el resultado indicaba que los donantes reconocían la ardua labor realizada por la OMC para aumentar el grado de transparencia y de responsabilización en los sistemas de auditoría y evaluación de los resultados de sus programas.

El Sr. Moore puso de relieve que una de las características fundamentales de la nueva ronda de negociaciones comerciales iniciada el pasado mes de noviembre era que, por primera vez, los países en desarrollo habían puesto condiciones a los países desarrollados, al exigir creación de capacidad y asistencia técnica para poder participar plenamente. La Conferencia sobre Promesas de Contribuciones fue convocada de acuerdo con la decisión del Consejo General de la OMC de diciembre de 2001 de establecer una base sólida y previsible para financiar la asistencia técnica relacionada con el comercio (ATRC) de la OMC. En dicha decisión el Consejo General fijó un objetivo cuantitativo de financiación básica cifrado en un total de 15 millones de francos suizos. Algunos gobiernos también se comprometieron a proporcionar importante ayuda en especie, incluida la organización de sus propios cursos de formación destinados a funcionarios encargados de asuntos comerciales.

Aunque todos los países en desarrollo del mundo se beneficiarán de los programas financiados por el FFGPDD, se prestará atención especialmente a los países menos adelantados y a los países que no tienen representantes en Ginebra, dijo el Sr. Moore. “Hemos consultado ampliamente con todos nuestros Miembros, y especialmente con los países en desarrollo, para responder eficazmente a sus necesidades”.

El lanzamiento con éxito del Fondo Fiduciario Global también ha puesto de relieve la aceptación cada vez mayor que hay entre las instituciones multilaterales de la necesidad de mayor coherencia al proporcionar recursos a los países en desarrollo, declaró el Sr. Moore. “El Programa de Doha para el Desarrollo ha establecido un programa amplio y sin precedentes para el comercio y el desarrollo, incluida la ATRC, que excede en mucho la capacidad de ejecución de cualquier organización aisladamente considerada”, declaró. “Esta Conferencia sobre Promesas de Contribuciones nos ha brindado la oportunidad excepcional de iniciar un diálogo urgente y necesario sobre las políticas relativas a varias cuestiones que son fundamentales para la cooperación técnica y la creación de capacidad. El eje de las conversaciones actualmente en curso sobre este tema es la necesidad urgente de coordinación y coherencia entre los organismos y entre éstos y la comunidad de donantes bilaterales”.

El Sr. Moore dijo que había límites precisos a lo que la OMC podía y no podía hacer para poner en práctica el Programa de Doha para el Desarrollo. “No nos corresponde decir a los países y a las empresas que fabriquen camisetas o zapatos o que construyan aeropuertos o puertos. Nuestro quehacer fundamental a este respecto es ayudar a los países a crear la capacidad necesaria para que puedan llevar a feliz término la nueva ronda”.

Hay siete niveles en la arquitectura que concibe la OMC para acometer los mandatos de cooperación técnica y creación de capacidad. Dichos niveles son los siguientes:

  • Negociar y definir grupos interinstitucionales eficaces, cuya actividad se centrará en las cuestiones de coordinación de la prestación de ATRC.
  • El Marco Integrado para la Asistencia Técnica relacionada con el Comercio. El aspecto excepcional de la última reunión de los jefes ejecutivos de los organismos participantes fue el compromiso unánime de apoyar a los países en desarrollo y a los países menos adelantados en la nueva ronda de negociaciones comerciales y en las negociaciones del Programa de Doha para el Desarrollo, según las especializaciones complementarias de los organismos.
  • La creación de una Base de Datos sobre asistencia técnica relacionada con el comercio/Doha, en la que se mantengan ficheros por países constantemente actualizados y se registre la asistencia que se recibe de distintos donantes multilaterales y bilaterales.
  • La coordinación eficaz de la prestación de ATRC por la OMC y los donantes bilaterales en el marco del Comité de Ayuda al Desarrollo de la OCDE.
  • La creación de una asociación estratégica con los bancos, instituciones y comisiones regionales. El Memorándum de Entendimiento firmado el mes pasado con el Banco Interamericano de Desarrollo constituye un modelo para este tipo de cooperación.
  • El Plan Anual de Asistencia Técnica para el conjunto de la Secretaría que, en coordinación con algunos organismos, responde a las necesidades a corto plazo de los Miembros beneficiarios en materia de ATRC. El Plan es un importante avance para el cumplimiento de los mandatos de Doha. Abarca un total de 514 actividades. Su aplicación ya ha comenzado efectivamente y ahora se acelerará.
  • Nuevos mecanismos de supervisión para evaluar los resultados y la ejecución de los programas.

“El éxito llama al éxito, lo que genera confianza”, dijo el Sr. Moore. “Tenemos una nueva estructura de negociación, se ha nombrado a los Presidentes de los principales comités, se han programado las reuniones de este año para ayudar a los países que tienen limitaciones de recursos a planificar sus actividades, se ha fijado el lugar de la próxima conferencia, y el Ministro del país huésped está muy comprometido con ese proceso. El nuevo presupuesto que se anunció después de Doha ha aumentado considerablemente nuestras posibilidades de cumplir lo prometido en las distintas esferas. Ese impulso se verá reforzado por el gran éxito de esta Conferencia sobre Promesas de Contribuciones”.

El Sr. Moore añadió: “Duplicamos nuestra capacidad de formación antes de esta conferencia, y nuestro equipo está ocupado actualmente en iniciativas creativas de educación a distancia y utiliza nueva tecnología para enseñar a los estudiantes. Se emprenderán más actividades en esta esfera, que se anunciarán en breve. Estamos buscando nuevos interlocutores y negociando con ellos para lograr que la formación especializada se acelere y se incorpore a nuestra campaña de creación de capacidad para que los países en desarrollo participen en las negociaciones, promuevan sus intereses, concierten acuerdos y los apliquen”.