Lo que está ocurriendo en la OMC

NOTICIAS: COMUNICADOS DE PRENSA 2002

PRESS/315
3 de octubre de 2002
COMITE DE NEGOTIACIONES COMMERCIALES

El Director General Supachai Panitchpakdi pide encarecidamente que se aceleren los trabajos en el marco del Programa de Doha

El Comité de Negociaciones Comerciales de la OMC, , que se encarga de coordinar las negociaciones comerciales en el marco del Programa de Doha para el Desarrollo, se reunió hoy para examinar los progresos realizados hasta la fecha y el futuro programa de negociaciones. El Director General Supachai Panitchpakdi, que presidía por primera vez una reunión del CNC, hizo la declaración siguiente tras iniciarse la reunión:

150pxls.gif (76 bytes)
VER TAMBIÉN:
Comunicados de prensa
Noticias
Discursos: Supachai Panitchpakdi

Declaración del Presidente al Comité de Negociaciones Comerciales
Reunión previa


Hacer clic aquí para pasar a la página del Programa de Doha para el Desarrollo
“La Quinta Conferencia Ministerial de la OMC se celebrará en Cancún dentro de menos de un año, y aún nos queda mucho por hacer hasta entonces. Todos sabemos que hemos de lograr rápidamente progresos sustantivos en todas las esferas del Programa de Doha para el Desarrollo si queremos que la Conferencia sea un éxito. Confío en que podremos hacerlo y tengo la intención de tomar parte activamente en esta empresa colectiva.

Esta Conferencia está prevista como un examen a mitad de período. Esto significa que para entonces habremos de tener una idea clara de lo que se puede lograr en el programa de negociaciones. Sólo así podrán los Ministros estar en condiciones de impartir la orientación política adicional que se requiere para conseguir completar el Programa de Trabajo de Doha en el plazo establecido, a saber no más tarde del 1º de enero de 2005.

Los informes que han presentado hoy los presidentes de los grupos de negociación, y los debates que han seguido a esos informes, muestran claramente que hemos empezado con bastante buen pie, pero aún queda mucho por hacer y el tiempo pasa rápidamente.

Me preocupa que algunas delegaciones no hayan aclarado suficientemente su postura. Esta reunión del CNC marca el inicio de una nueva fase en las negociaciones -la fase del compromiso sustantivo-. Sólo acelerando nuestro trabajo, elaborando y debatiendo propuestas concretas cuando sea necesario podremos hacer progresos reales en todas las esferas. Nuestra labor no sólo debe estar orientada al cumplimiento de los distintos plazos clave, sino también a fomentar un sentido global de las negociaciones.

En diciembre vencen varios plazos importantes para cuestiones relativas a la aplicación, el trato especial y diferenciado para los países en desarrollo y la solución del problema del suministro de productos farmacéuticos en los países que carecen de capacidades de fabricación suficientes. Estas cuestiones son de suma importancia para los países en desarrollo. Es preciso que continuemos progresando en estas cuestiones para que pasen a ser parte de nuestro proceso de avance, y no sean un obstáculo a éste.

Quiero también subrayar la importancia de los plazos establecidos entre marzo y mayo de 2003. Durante ese período habremos de cumplir plazos en las negociaciones sobre la agricultura, los servicios, el acceso a los mercados para los productos no agrícolas y la solución de diferencias. Somos muchos los que pensamos que lo que sucederá entonces será determinante para el resto de nuestro proceso. Si no conseguimos atenernos a esos plazos intermedios, la tarea que nos espera en Cancún será muy ardua.

Es importante que respetemos todos estos plazos. Pero un plazo no es un fin en sí. Los plazos son importantes porque nos permiten evaluar nuestros progresos. Y todos sabemos que hemos de avanzar progresivamente en la parte sustantiva de las negociaciones en todas las esferas del programa de negociaciones, como un todo.

Ustedes deben esperar del CNC que sea más activo. Conforme a ese principio, yo seré un activista como Presidente del CNC y trabajaré estrechamente con los demás presidentes para prestarles mi apoyo y ayuda cuando considere que puede ser útil. Activamente también, mantendré consultas con las delegaciones a medida que nos preparamos para las importantes cuestiones que tendremos ante nosotros en diciembre.

El éxito del Programa de Doha para el Desarrollo es esencial para el futuro de nuestras sociedades. Sólo conseguiremos un mayor grado de apertura y previsibilidad en las relaciones internacionales si nos ajustamos todos al mismo conjunto de normas y si aspiramos a objetivos similares. Esto es precisamente lo que esta Organización puede ofrecer.

El Programa de Doha para el Desarrollo se lanzó en un momento en el que la situación económica mundial se consideraba desfavorable. Desde entonces no ha mejorado y las perspectivas son inciertas en muchos sentidos. Por ello es aún más importante que obtengamos resultados en esta Ronda. Las perspectivas de futuro de mucha, mucha gente, depende de ello”.