NOTICIAS: COMUNICADOS DE PRENSA 2011

Press/631

INFORME SOBRE EL COMERCIO MUNDIAL

Programa, con ficheros de audio

150pxls.gif (76 bytes)
MÁS INFORMACIÓN:
Comunicados de prensa 2011

Observaciones introductorias de Pascal Lamy

  

En el Informe sobre el Comercio Mundial 2011 se observa que estos acuerdos comerciales preferenciales (ACP) son cada vez más complejos, e incluyen pactos entre regiones a la vez que entre países o dentro de las regiones.

Aun más importante es el hecho de que están avanzando hacia una integración más profunda, que va más allá de los aranceles y otras medidas fronterizas, y abarcan cada vez más políticas internas, como la reglamentación de los servicios y de la inversión, la protección de la propiedad intelectual y la política de competencia.  El informe se refiere a estos acuerdos como “ACP profundos”.

“Estas tendencias plantean cuestiones vitales referentes a la concentración y el alcance de la OMC, y al valor que asignan los gobiernos a las relaciones comerciales de alcance global”, dijo el Director General, Pascal Lamy.

En el informe se aduce que los ACP profundos reflejan cambios importantes en la economía mundial, tales como el crecimiento de las redes de producción mundiales, que requieren una reglamentación y una supervisión mejoradas en una gama de esferas, y se afirma que es posible que los ACP estén respondiendo a esas necesidades.

El resultado de ello es que los ACP más profundos pueden beneficiar también a otros países, en lugar de discriminar contra ellos.  Por una parte, los aranceles preferenciales más bajos en el marco de esos acuerdos ya no ofrecen ventajas importantes porque los aranceles no preferenciales (“aranceles de la nación más favorecida”, o “NMF”, en la jerga de la OMC), ya son bajos.

Al mismo tiempo, si las disposiciones necesarias para una integración más profunda requieren reglamentaciones más amplias, ellas podrían aplicarse a los bienes, los servicios y las inversiones de todos los países, y no solamente a los miembros de acuerdos preferenciales.

En el Informe sobre el Comercio Mundial 2011 se describe la evolución histórica de los ACP y su panorama actual y se examina por qué se establecen, cuáles son sus efectos económicos, su contenido y las relaciones entre los acuerdos y el sistema multilateral de comercio.

El Director General Pascal Lamy dice en el prefacio:  “Creo que en la medida en que los ACP estén motivados por el deseo de lograr una mayor integración, y no una segmentación del mercado, el papel de la OMC podría consistir en promover la coherencia entre regímenes reglamentarios divergentes, pero no en competencia, que causan en la práctica fragmentación geográfica o aumentan los costos del comercio.  No cabe duda de que necesitamos promover un entorno comercial más estable y sólido, en que los diferentes enfoques de política comercial se apoyen mutuamente y en que se equilibren de manera equitativa las necesidades de todas las naciones.”

Puntos principales

Tendencias en los ACP

La participación de los países en acuerdos comerciales preferenciales se ha acelerado y esos acuerdos se han difundido y han trascendido las fronteras regionales.  La mitad de los ACP actualmente en vigor no son estrictamente “regionales”, y el aumento de los ACP interregionales ha sido especialmente pronunciado en los últimos 10 años.  Los acuerdos de libre comercio son mucho más comunes que las uniones aduaneras.  Al mismo tiempo, son muchos los productos que siguen excluidos del acceso preferencial.

Comercio y márgenes preferenciales

La explosión de ACP no ha venido acompañada de una expansión concomitante de las corrientes comerciales que reciben trato preferencial.  Esto no debería ser sorprendente si se tiene en cuenta que los aranceles se han reducido considerablemente desde el fin de la segunda guerra mundial, y ha disminuido así la importancia de los aranceles preferenciales (los “márgenes de preferencia”).

Los ACP pueden también resultar complicados por las normas de origen (la forma en que las autoridades determinan de dónde es originario un producto y si reúne en consecuencia las condiciones para recibir un trato preferencial).  Los costos a que hacen frente las empresas para satisfacer esos requisitos pueden ser más altos que el beneficio que perciben gracias al trato preferencial.

Los márgenes de preferencia son pequeños cuando se ajustan para tener en cuenta el acceso preferencial de que disfrutan otros exportadores.  La proliferación de ACP hace que la diferencia entre las tasas básicas no preferenciales (NMF) y las tasas en el marco de ACP exagere la ventaja competitiva de los miembros de ACP, ya que cada vez más sus competidores disfrutarán también de acceso preferencial al mercado.

Para hallar las razones por las cuales los países formalizan ACP hay que mirar más allá de los aranceles.

ACP profundos:

Cada vez más ACP son acuerdos profundos, y no superficiales, y abarcan una amplia gama de cuestiones que van más allá de los aranceles, como los servicios, la inversión, la protección de la propiedad intelectual y la política de competencia.  Estas áreas normativas incluyen reglamentaciones nacionales (o medidas internas).

Es posible que se necesiten por eso para el análisis marcos distintos de la evaluación convencional basada en la creación de comercio y la desviación del comercio, porque es difícil adaptar las reglamentaciones internas de modo que sólo favorezcan a algunos interlocutores comerciales.

Es probable que haya integración profunda por varias razones.  En primer lugar, al aumentar la apertura del comercio las políticas de los países se hacen cada vez más interdependientes y la adopción unilateral de decisiones resulta ineficiente en comparación con las decisiones adoptadas en forma colectiva.

En segundo lugar, es posible que se necesiten acuerdos de integración profunda para promover el comercio en determinados sectores, y la integración económica en general.  Esto se aplica a las redes internacionales de producción, que requieren una estructura de gobernanza más allá de los aranceles.

Coherencia entre los ACP y la OMC

Los ACP profundos plantean un desafío diferente para el sistema multilateral de comercio.  La percepción de que esos acuerdos pueden ser escollos o estímulos para el sistema global se basaba en la cuestión subyacente de si la apertura de los aranceles preferenciales llevaría eventualmente a la apertura multilateral.  Esto no condice con los ACP profundos.

En el informe se identifican varias opciones para aumentar la coherencia entre los ACP y el sistema multilateral de comercio, entre ellas las siguientes:

  • Corregir las deficiencias en el marco jurídico de la OMC
  • Adoptar un enfoque más matizado y no litigioso para considerar los ACP en el contexto de la transparencia y el intercambio de información en la OMC, y tratar en cambio de comprender mejor la manera en que los intereses de los países podrían tener también una base multilateral
  • Acelerar la ejecución de un programa multilateral no preferencial (“impulsado por el principio NMF”) para la apertura y la reglamentación del comercio
  • Multilateralizar el regionalismo, es decir, hacer extensivos los acuerdos preferenciales existentes de manera no discriminatoria a más asociados.

Hechos destacados:

  • En 2010 había casi 300 acuerdos comerciales preferenciales (notificados y no notificados) en vigor.  Cada uno de los Miembros de la OMC es parte en promedio en 13 ACP.
  • Pese al gran aumento de ACP en los últimos años, sólo el 16 por ciento del comercio mundial de mercancías recibe un trato preferencial.  Además, menos del 2 por ciento del comercio mundial reúne las condiciones para obtener márgenes de preferencia superiores a 10 puntos porcentuales.
  • Los aranceles no preferenciales (NMF) son bajos, de 4 por ciento en promedio en 2009.  La mayoría de los sectores “sensibles” siguen siendo “sensibles en los ACP;  alrededor del 66 por ciento de las líneas arancelarias (los productos definidos por sus códigos aduaneros) con tasas NMF por encima de 15 por ciento no se han reducido en los ACP.
  • Si se tiene en cuenta el acceso preferencial de que disfrutan otros exportadores, menos del 13 por ciento del comercio preferencial se beneficia de una ventaja competitiva superior a 2 puntos porcentuales.
  • La firma de ACP de integración profunda aumenta el comercio en el marco de redes de producción en casi un 8 por ciento en promedio.  Al mismo tiempo, los niveles elevados de comercio dentro de redes de producción aumenta la probabilidad de que se firmen acuerdos profundos.
  • Un gran número de diferencias entre miembros de ACP se plantean en el sistema de solución de diferencias de la OMC.  Alrededor del 30 por ciento de las diferencias en la OMC, en promedio, se plantean entre Miembros que son partes en el mismo ACP.

 Presentación del libro

Información sobre la publicación

> Descargar el informe

Encargar la publicación impresa

Folleto

Exposición de Patrick Low, Economista Jefe de la OMC

Exposición del ponente, Emanuel Ornelas, London School of Economics

 

Servicio de noticias RSS

Bookmark and Share

Si tiene problemas para visualizar esta página,
sírvase ponerse en contacto con webmaster@wto.org, y proporcionar detalles sobre el sistema operativo y el navegador que está utilizando.

150pxls.gif (76 bytes)