150pxls.gif (76 bytes)

CONFERENCIA MINISTERIAL DE LA OMC, HONG KONG 2005: NOTAS INFORMATIVAS

ACCESO A LOS MERCADOS, PRODUCTOS NO AGRÍCOLAS
Están todavía diseñándose las “modalidades”

En los últimos meses, los negociadores han venido examinando la estructura de la fórmula que debería aplicarse para las reducciones arancelarias. La fórmula es el elemento fundamental de las negociaciones y una modalidad clave en la tarea de reducción de los aranceles. El objetivo es llegar a un acuerdo sobre las modalidades para la Conferencia Ministerial de Hong Kong.

150pxls.gif (76 bytes)
Los contenidos
> Carta del director general a los periodistas
> El programa de Doha para el desarrollo
> Agricultura
> Algodón
> Servicios
> Acceso a los mercados, productos no agrícolas
> Propiedad intelectual (Acuerdo sobre los ADPIC)
> Facilitación del comercio
> Normas: antidumping y subvenciones, incluidas las subvenciones a la pesca
> Normas: acuerdos regionales
> Solución de diferencias
> Comercio y medio ambiente
> Pequeñas economías
> Comercio, deuda y finanzas
> Comercio y transferencia de tecnología
> Cooperación técnica
> Países menos adelantados
> Trato especial y diferenciado
> Cuestiones relativas a la aplicación
> Comercio electrónico
> Miembros y adhesión
> Miembros actuales de la organización mundial del comercio
> Banano
> Estadísticas
> Algunos hechos y cifras
> Dicho llanamente ...: Agrupaciones de países
> Dicho llanamente ...: Guía informal de la jerga de la OMC


El mandato de Doha  volver al principio

En la Conferencia Ministerial de Doha celebrada en noviembre de 2001, los Ministros convinieron en comenzar negociaciones para ampliar la liberalización del comercio de los productos no agrícolas. A tal fin, en la primera reunión del Comité de Negociaciones Comerciales, a principios de 2002, se creó el Grupo de Negociación sobre el Acceso a los Mercados (GNAM).

Los Ministros acordaron iniciar negociaciones para reducir los derechos arancelarios aplicables a todos los productos no agropecuarios. La finalidad es “reducir o, según proceda, eliminar los aranceles, incluida la reducción o eliminación de las crestas arancelarias, los aranceles elevados y la progresividad arancelaria, así como los obstáculos no arancelarios, en particular respecto de los productos cuya exportación interesa a los países en desarrollo”. La cobertura de los productos será amplia y sin exclusiones a priori.

En estas negociaciones se tendrán plenamente en cuenta las necesidades e intereses especiales de los países en desarrollo y de los países menos adelantados, y se reconocerá que esos países no tienen que igualar los compromisos de plena reducción arancelaria de otros participantes ni asumir compromisos recíprocos.

Inicialmente, los participantes debían llegar a un acuerdo sobre la manera (“modalidades”) de realizar la reducción arancelaria. (En la Ronda de Tokio, los participantes emplearon una fórmula matemática convenida para proceder a una reducción arancelaria general; en la Ronda Uruguay, los participantes negociaron reducciones empleando diversos métodos.) Los procedimientos convenidos incluirían estudios y medidas de creación de capacidad destinados a ayudar a los países menos adelantados a participar efectivamente en las negociaciones.

Aunque en ocho Rondas del GATT se han reducido marcadamente los derechos de aduana, hay algunos aranceles que continúan restringiendo el comercio, y especialmente las exportaciones de los países en desarrollo; por ejemplo, las “crestas arancelarias”, que son aranceles relativamente elevados que suelen aplicarse a productos “sensibles” y que se encuentran entre niveles arancelarios generalmente bajos.

Otro ejemplo es la “progresividad arancelaria”, consistente en la aplicación de derechos de importación más elevados a los productos semielaborados que a las materias primas, y derechos todavía más altos a los productos acabados. Esta práctica protege a las industrias nacionales de transformación y dificulta el desarrollo de actividades de transformación en los países en que se originan las materias primas. El objetivo inicial de los Ministros era concluir las negociaciones sobre el acceso a los mercados para los productos no agrícolas para 2005. La Sexta Conferencia Ministerial, que se celebrará en Hong Kong en diciembre de 2005, hará un balance de los progresos realizados.

  

Desde entonces ...  volver al principio

En el “marco” de Julio de 2004 aprobado por el Consejo General se incluían los elementos iniciales para la labor futura sobre las modalidades y se reafirmaba el mandato de la Declaración de Doha con algunas aclaraciones y directrices adicionales. En este marco, los Miembros reconocieron que “el enfoque basado en una fórmula es crucial para reducir los aranceles, y reducir o eliminar las crestas arancelarias, los aranceles elevados y la progresividad arancelaria”, y convinieron en que el Grupo de Negociación continuara su labor sobre una fórmula no lineal (no todos los aranceles se reducen en la misma medida) aplicada línea por línea que tendría plenamente en cuenta las necesidades e intereses especiales de los países en desarrollo y menos adelantados participantes, incluso mediante compromisos de reducción que no conlleven una reciprocidad plena.

Hasta septiembre de 2005 los Miembros han presentado más de 60 documentos como contribución a las deliberaciones. Estas propuestas se refieren a las “modalidades” para las negociaciones, que abarcan las reducciones arancelarias, la manera de abordar los obstáculos no arancelarios, la forma de conceder a los países en desarrollo un trato especial y diferenciado, y los posibles efectos de la reducción de los aranceles en las políticas de desarrollo de algunos países y en sus ingresos fiscales, etc. Las “modalidades” incluyen los criterios que habrán de ser utilizados para definir los bienes ambientales, ya que en la Declaración de Doha figura un mandato de negociar la reducción de aranceles de este sector concreto; este asunto se transfirió del Comité de Comercio y Medio Ambiente a este Grupo de Negociación.

A finales de julio de 2005, el Presidente del Grupo de Negociación, Embajador Stefan Johannesson (Islandia) presentó al Consejo General un informe en el que señalaba que el debate sobre la fórmula se había estancado, aunque los Miembros no tenían posiciones muy distantes y la divergencia no se refería tanto a la estructura como al logro de un equilibrio adecuado entre las ambiciones y las flexibilidades para los países en desarrollo.

La fórmula:

En su última evaluación de las negociaciones, el Presidente dijo que creía que los Miembros apoyaban la utilización de la fórmula suiza (es decir, que los aranceles más elevados sean objeto de mayores reducciones) como mecanismo central de reducción arancelaria para las negociaciones sobre el acceso a los mercados para los productos no agrícolas. Sin embargo, también dijo que dentro del marco de la fórmula suiza había identificado dos enfoques. En términos generales, un enfoque prevé la utilización de un número limitado de coeficientes que habrán de negociarse y el otro propone un coeficiente en gran medida predeterminado para cada Miembro, utilizando su promedio arancelario como punto de partida. Los Miembros que han presentado propuestas de fórmulas son Chile, Colombia y México (propuesta conjunta); Noruega, Estados Unidos, Comunidades Europeas, Argentina, Brasil e India (propuesta conjunta); Antigua y Barbuda, Barbados, Jamaica, y Trinidad y Tabago (propuesta conjunta); y Pakistán.

Sectores:

En el acuerdo de julio de 2004 sobre el marco para el establecimiento de modalidades, los Miembros reconocieron que un componente arancelario sectorial, encaminado a la eliminación o la armonización de los aranceles en determinados sectores, es otro elemento fundamental para lograr los objetivos del mandato. Este enfoque sectorial estaría orientado a los productos cuya exportación interesa a los países en desarrollo. Algunos Miembros han expresado la opinión de que la participación en cualquier iniciativa sectorial debería ser voluntaria. Han continuado los trabajos en los siguientes sectores: equipo electrónico y eléctrico, bicicletas y artículos deportivos, productos químicos, pescado, calzado, productos de la silvicultura, piedras preciosas y joyería, productos farmacéuticos y dispositivos médicos y materias primas.

Trato especial y diferenciado para los países en desarrollo:

Se ha deliberado extensamente sobre estas disposiciones y su relación con la fórmula. La mayoría de las cuestiones planteadas se relacionaba con la flexibilidad para los países en desarrollo, a saber, permitirles períodos de aplicación más largos para las reducciones arancelarias y que mantuvieran el 5 por ciento de sus líneas arancelarias “sin consolidar” (es decir, sin obligaciones jurídicas en la OMC), siempre que éstas no excedieran del 5 por ciento de las importaciones. No se exigiría a los países menos adelantados participantes que contrajeran compromisos de reducción. No obstante, se espera que como parte de su contribución a esta ronda de negociaciones incrementen sustancialmente el número de productos cuyos tipos arancelarios máximos están legalmente consolidados en la OMC. Además, como excepción, los participantes cuyas consolidaciones de las líneas arancelarias de los productos no agrícolas abarquen un porcentaje que se convendrá durante la negociación, pero que el Presidente del Grupo de Negociación ha propuesto que sea inferior al 35 por ciento, quedarán eximidos de efectuar reducciones arancelarias mediante la fórmula. Los Miembros esperan que consoliden en cambio un porcentaje, que el Presidente propone que sea el 100 por ciento, de las líneas arancelarias de los productos no agrícolas a un nivel medio que no exceda del promedio general de los aranceles consolidados de todos los países en desarrollo después de la plena aplicación de las concesiones actuales.

Miembros que se han adherido recientemente:

Los Miembros han aceptado que es necesario seguir trabajando en la elaboración de disposiciones especiales para las reducciones arancelarias de los Miembros que se han adherido recientemente, en reconocimiento de los compromisos por ellos contraídos durante sus procesos de adhesión. Esta labor podría emprenderse una vez que se llegue a un acuerdo sobre la fórmula.

Obstáculos no arancelarios:

Los obstáculos no arancelarios son parte integrante e igualmente importante de estas negociaciones, y se ha intensificado la labor sobre este componente del mandato del Grupo de Negociación. Se ha dedicado una cantidad considerable de tiempo a identificar y clasificar por categorías los obstáculos no arancelarios notificados, y en la actualidad el Grupo de Negociación ha iniciado una fase de examen y negociación de tales obstáculos.

Otros elementos relacionados con la fórmula que se han abordado en el Grupo de Negociación incluyen los siguientes: cobertura de productos, trato de las líneas arancelarias no consolidadas, conversión a equivalentes ad valorem, eliminación de los derechos bajos, preferencias no recíprocas y dependencia de los ingresos por concepto de aranceles, bienes ambientales, etc.

En Hong Kong, se espera que los Ministros evalúen los progresos realizados en las negociaciones. Está previsto que las negociaciones concluyan no más tarde de finales de 2006.

150pxls.gif (76 bytes)
Véanse también:
> Acceso a los mercados
> Negociaciones sobre el acceso a los mercados
> Declaración de Doha
La Declaración de Doha explicada