150pxls.gif (76 bytes)

CONFERENCIA MINISTERIAL DE LA OMC, HONG KONG 2005: NOTAS INFORMATIVAS

TRATO ESPECIAL Y DIFERENCIADO
Un apoyo más firme al desarrollo

Los Acuerdos de la OMC contienen disposiciones especiales que confieren a los países en desarrollo derechos especiales y permiten a los demás Miembros otorgar a esos países un trato más favorable.

150pxls.gif (76 bytes)
Los contenidos
> Carta del director general a los periodistas
> El programa de Doha para el desarrollo
> Agricultura
> Algodón
> Servicios
> Acceso a los mercados, productos no agrícolas
> Propiedad intelectual (Acuerdo sobre los ADPIC)
> Facilitación del comercio
> Normas: antidumping y subvenciones, incluidas las subvenciones a la pesca
> Normas: acuerdos regionales
> Solución de diferencias
> Comercio y medio ambiente
> Pequeñas economías
> Comercio, deuda y finanzas
> Comercio y transferencia de tecnología
> Cooperación técnica
> Países menos adelantados
> Trato especial y diferenciado
> Cuestiones relativas a la aplicación
> Comercio electrónico
> Miembros y adhesión
> Miembros actuales de la organización mundial del comercio
> Banano
> Estadísticas
> Algunos hechos y cifras
> Dicho llanamente ...: Agrupaciones de países
> Dicho llanamente ...: Guía informal de la jerga de la OMC


Estas disposiciones se conocen como “disposiciones en materia de trato especial y diferenciado”. Las disposiciones especiales comprenden:

  • períodos más prolongados para la aplicación de los acuerdos y los compromisos;
      
  • medidas para aumentar las oportunidades comerciales de estos países;
      
  • disposiciones que exigen a todos los Miembros de la OMC que salvaguarden los intereses comerciales de los países en desarrollo;
      
  • ayuda para que los países en desarrollo cuenten con la infraestructura necesaria para participar en la labor de la OMC, puedan intervenir adecuadamente en el sistema de solución de diferencias y apliquen las normas técnicas;
      
  • disposiciones relacionadas con los países menos adelantados (PMA) Miembros.

  

El mandato de Doha  volver al principio

En la Declaración de Doha, los Ministros convinieron en que se examinarían las disposiciones sobre trato especial y diferenciado con miras a reforzarlas y hacerlas más precisas, eficaces y operativas. La Declaración (junto con la Decisión sobre cuestiones y preocupaciones relativas a la aplicación) encomienda al Comité de Comercio y Desarrollo que identifique qué disposiciones sobre trato especial y diferenciado tienen carácter obligatorio y que considere las consecuencias jurídicas y prácticas de la conversión de las medidas que actualmente no son vinculantes en disposiciones obligatorias. Además, el Comité ha de considerar las formas en que se puede ayudar a los países en desarrollo, en particular a los países menos adelantados, a hacer el mejor uso del trato especial y diferenciado.

Los países en desarrollo y los países menos adelantados formularon un total de 88 propuestas sobre el trato especial y diferenciado. La mayoría de las propuestas fueron presentadas por el Grupo Africano y el grupo de países menos adelantados. Normalmente, en las propuestas se identifican partes de un acuerdo y se propone una nueva formulación para introducir nuevas disposiciones sobre el trato especial y diferenciado para los países en desarrollo o para reforzar las existentes. Las propuestas se refieren a la mayoría de los Acuerdos de la OMC, incluidos el Acuerdo General sobre el Comercio de Servicios (AGCS), el GATT y el Acuerdo sobre los Aspectos de los Derechos de Propiedad Intelectual relacionados con el Comercio (ADPIC).

  

De Doha a Cancún  volver al principio

El plazo inicial –julio de 2002- tuvo que prorrogarse y a principios de 2003 los Miembros seguían sin poder llegar a un acuerdo sobre el conjunto de 88 propuestas que se habían hecho, y sin poder decidir si concretar o no las 12 propuestas sobre las que se podía llegar a un consenso. Muchos Miembros pidieron que se aclarara el mandato de Doha -la Declaración Ministerial y la Decisión sobre la Aplicación .

En febrero de 2003, el Consejo General pidió al Comité en Sesión Extraordinaria que suspendiera la continuación de los trabajos. En abril de 2003, tras celebrar consultas, el Presidente organizó las 88 propuestas en tres categorías:

  • Categoría 1: 38 propuestas con respecto a las cuales parecía existir una mayor probabilidad de llegar a un acuerdo. El Consejo General comenzó a trabajar sobre esas propuestas en reuniones informales.
      
  • Categoría 2: 38 propuestas que se habían formulado en esferas que eran objeto de negociación como parte del Programa de Doha para el Desarrollo o que se estaban considerando de otro modo en otros órganos de la OMC y que era probable que obtuvieran una mejor respuesta en el marco de las negociaciones o a nivel técnico. El Presidente remitió las propuestas incluidas en este grupo a los órganos competentes, y pidió a estos órganos que las considerasen como parte de su labor en curso.
      
  • Categoría 3: 12 propuestas sobre las cuales había entre los Miembros amplias discrepancias. Se dejaron aparte.

En vísperas de la Quinta Conferencia Ministerial, celebrada en Cancún (México) en septiembre de 2003, los Miembros pudieron llegar a un acuerdo sobre 28 propuestas. Estas quedaron “acordadas en principio”, al tiempo que se reanudaron los trabajos en el Comité de Comercio y Desarrollo.

  

El “Paquete de Julio”  volver al principio

A principios de 2004, los Miembros estaban divididos en lo referente al camino a seguir. Algunos querían continuar examinando las propuestas. Otros querían concentrarse en las cuestiones transversales, como el establecimiento de un mecanismo de vigilancia sobre la aplicación, los objetivos y los principios del trato especial y diferenciado o las necesidades especiales de determinados grupos de países. Además, los Miembros tenían opiniones distintas acerca de si se debían adoptar o no las 28 propuestas acordadas en principio.

Como parte de las negociaciones generales, el 1º de agosto de 2004 los Miembros aprobaron un paquete de acuerdos marco y otros acuerdos. En el paquete, conocido como el “Paquete de Julio”, se fijó un nuevo plazo: julio de 2005.

  

La situación actual  volver al principio

Los Miembros tuvieron dificultades para reanudar los trabajos sobre el trato especial y diferenciado después de acordado el Paquete de Julio de 2004. Las opiniones sobre el camino a seguir seguían muy distanciadas. Finalmente, a principios de 2005, el Presidente halló una solución de compromiso: los Miembros reanudarían los trabajos sobre cinco propuestas presentadas por PMA. Entre ellas figuran: mayor flexibilidad a los PMA para contraer compromisos con arreglo a su nivel de desarrollo económico; mejor acceso de los PMA a las exenciones temporales de una o más de sus obligaciones; acceso a los mercados libre de derechos y de contingentes para los productos originarios de los PMA; y mayor flexibilidad para utilizar medidas en materia de inversiones relacionadas con el comercio como instrumento de desarrollo.

Aunque se hicieron progresos en las cinco propuestas, el 29 de julio de 2005 el Presidente anunció que no estaba en condiciones de hacer recomendaciones específicas al Consejo General. En el momento de escribir estas líneas, la situación era la misma.

150pxls.gif (76 bytes)
Véanse también:
> Trabajo relativo a las disposiciones sobre trato especial y diferenciado
> La Declaración de Doha
> La Declaración de Doha explicada
> Comercio y desarrollo