150pxls.gif (76 bytes)
Presentación de la OMC:  la institución.

LAS 10 VENTAJAS : 10. Buena gestión gubernamental
10. El sistema promueve el buen gobierno

En el marco de las normas de la OMC, una vez efectuado un compromiso para liberalizar a un sector del comercio, es difícil dar marcha atrás. Las normas también desalientan la adopción de toda una serie de políticas desacertadas. Para las empresas eso supone más seguridad y claridad con respecto a las condiciones comerciales. Para los gobiernos, suele ser sinónimo de buena disciplina.

160pxls.gif (76 bytes)
LAS 10 VENTAJAS
1. Paz
2.
Diferencias
3.
Normas
4.
Costo de vida
5.
Elección
6.
Ingresos
7.
Crecimiento y empleo
8. Eficacia
9.
Grupos de presión
10. Buena gestión gubernamental

  

Ver también:
La OMC en pocas palabras
Diez malentendidos
Entender la OMC


Las normas contribuyen a una buena gestión gubernamental

 

 

 

 

 

 

Las normas frenan la corrupción

 

Las normas conllevan compromisos de evitar que vuelvan a adoptarse políticas desacertadas del pasado. En general, el proteccionismo es desaconsejable por los perjuicios que ocasiona a escala nacional e internacional, como ya se ha visto.

Hay tipos particulares de obstáculos comerciales que causan daños adicionales porque propician la corrupción y otras formas de mala gestión pública.

Un tipo de obstáculo comercial que las normas de la OMC procuran combatir son los contingentes que, por ejemplo, imponen una cantidad restringida de importaciones o exportaciones por año.

Como los contingentes limitan la oferta, aumentan artificialmente los precios generando ganancias excesivas (los economistas se refieren a la “renta contingentaria”). Esas ganancias pueden servir para influir en las políticas, ya que alimentan los fondos de que disponen los grupos de presión.

También pueden favorecer la corrupción, por ejemplo, en la distribución de contingentes entre los comerciantes. Abundan los ejemplos en todas partes.

En otros términos, los contingentes son un medio particularmente dañino de restringir el comercio. Los gobiernos han convenido en que, a través de las normas de la OMC, se desaliente su utilización.

No obstante, la mayoría de los países mantienen diversos tipos de contingentes, y los gobiernos sostienen enérgicamente que son necesarios. Claro que están bajo el control de los Acuerdos de la OMC, y existen compromisos de reducir o eliminar varios de ellos, particularmente en la esfera de los textiles.

Muchos otros Acuerdos de la OMC en distintas esferas también pueden contribuir a combatir la corrupción y la mala gestión gubernamental.

La transparencia (es decir, poner a disposición del público toda la información existente en materia de reglamentación comercial), otros aspectos de la “facilitación del comercio”, los criterios más claros aplicados para el establecimiento de reglamentos relativos a la seguridad y las normas para los productos, así como la no discriminación, también contribuyen a desalentar las decisiones arbitrarias o fraudulentas.

A menudo, los gobiernos valoran poder alegar que la OMC les impone tal o cual limitación de sus políticas: “Esto no podemos hacerlo porque sería incompatible con los Acuerdos de la OMC”. 

< Retroceder    Diez Ventajas - menú