175pxls.gif (835 bytes)
Cuestiones abarcadas por los Comités y Acuerdos de la OMC

AGRICULTURA: NEGOCIACIONES 2000
Marzo de 2001: Declaración del Presidente sobre la primera etapa de las negociaciones sobre la agricultura

175pxls.gif (835 bytes)
Ver también: comunicado de prensa

Más documentos sobre las negociaciones:
Volver al menú


Séptima reunión extraordinaria del Comité de Agricultura
26-28 de marzo de 2001

Séptima reunión extraordinaria del Comité de Agricultura

Esta séptima reunión extraordinaria que celebramos hoy marca el final de la primera etapa de las negociaciones. Como lo acordamos en marzo del año pasado en la primera reunión extraordinaria, debemos ahora hacer el balance de los progresos realizados hasta la fecha en esas negociaciones.

El Acuerdo sobre la Agricultura de la Ronda Uruguay y los compromisos conexos consignados en la Lista de compromisos de cada Miembro fueron los primeros pasos del proceso de reforma a más largo plazo del comercio de productos agropecuarios que se menciona en el Preámbulo y el artículo 20 del Acuerdo. Conforme al artículo 20, las negociaciones para proseguir el programa de reforma tenían que iniciarse un año antes del término del período de aplicación.

Durante los últimos 12 meses, el Comité de Agricultura ha mantenido una serie de reuniones extraordinarias en las que ha negociado la prosecución del proceso de reforma como lo exige el artículo 20 del Acuerdo sobre la Agricultura y de conformidad con la decisión adoptada por el Consejo General en febrero de 2000.

A mi parecer, se han realizado muchos progresos en el marco del programa de trabajo establecido en marzo del año pasado para la primera etapa de las negociaciones. Evidentemente, es importante mantener ese estímulo a lo largo de la próxima etapa de las negociaciones.

En total, se han recibido 44 propuestas de negociación y 3 documentos de carácter técnico de 125 países Miembros de la OMC que abarcan las diferentes cuestiones relativas al comercio agropecuario que tienen un interés y una importancia primordiales y fundamentales para los países participantes en cuestión. Además, la Secretaría, a solicitud de los Miembros, ha preparado 27 documentos de antecedentes con objeto de facilitar el proceso de negociación.

Esas propuestas y comunicaciones se han examinado de manera detallada e intensiva. Estoy convencido de que ello nos ha permitido apreciar mejor la amplia gama de intereses en juego, así como la complejidad de muchas de las cuestiones que se habrán de tratar con más detalle en la próxima etapa de las negociaciones previstas en el artículo 20.

En cierto sentido, la primera etapa de las negociaciones, aunque ha implicado una gran cantidad de trabajo en las capitales y en las series de reuniones extraordinarias, ha transcurrido de manera relativamente fluida. Su importancia reside en el hecho de que conocemos ahora las posiciones básicas de los participantes. El proceso que iniciaremos en la próxima etapa representa un mayor desafío.

A petición de ustedes, he mantenido extensas consultas informales sobre la manera de estructurar y organizar la segunda etapa de las negociaciones previstas en el artículo 20. Quiero agradecer a todas las delegaciones sus contribuciones y su asistencia a este respecto. Todo me alienta a pensar que el proyecto de programa de trabajo que se está examinando constituye una base bien equilibrada para la próxima etapa de las negociaciones.

Cedo ahora la palabra para que los Miembros puedan formular sus declaraciones en el contexto del presente balance.