El sistema multilateral de comercio y el cambio climático: introducción

150pxls.gif (76 bytes)
Nota: Esta página Web ha sido elaborada por la Secretaría bajo su responsabilidad, con la única finalidad de ofrecer una explicación general del tema tratado. No pretende en modo alguno ofrecer orientación jurídica respecto de las disposiciones de los Acuerdos de la OMC ni una interpretación jurídica autorizada de las mismas. Además, ningún elemento de la presente nota afecta, ni tiene por finalidad afectar en modo alguno a los derechos y las obligaciones de los Miembros de la OMC.

Véase Lamy: “Doha podría tener resultados doblemente beneficiosos, para el medio ambiente y para el comercio”; intervención del Director General, Pascal Lamy, en el Diálogo Informal de Ministros de Comercio sobre Cuestiones relacionadas con el Cambio Climático, celebrado en Bali los días 8 y 9 de diciembre de 2007



El cambio climático es el mayor desafío que ha tenido que afrontar hasta la fecha la comunidad internacional en relación con el desarrollo sostenible. Las medidas para hacer frente al cambio climático tienen que ser plenamente compatibles con las ambiciones de más amplio alcance de la comunidad internacional por lo que respecta al crecimiento económico y el desarrollo humano. Es un desafío que trasciende las fronteras y que exige soluciones no sólo a nivel nacional, sino también a nivel internacional.

La OMC es un pilar de la cooperación multilateral. Ofrece un marco de disciplinas para facilitar el comercio mundial y sirve de foro para negociar la mayor apertura del comercio. La liberalización del comercio no es un fin en sí mismo: está vinculada a valores humanos y objetivos de bienestar fundamentales, consagrados en la carta fundacional de la OMC, el Acuerdo de Marrakech. Estos objetivos son, entre otros, la mejora de los niveles de vida, la utilización óptima de los recursos mundiales de conformidad con el objetivo de un desarrollo sostenible y la protección y conservación del medio ambiente.

En sí misma, la cuestión del cambio climático no forma parte del programa de trabajo en curso de la OMC y tampoco hay normas de la OMC que se refieran específicamente al cambio climático. Sin embargo, la Organización es pertinente en este contexto porque las medidas y políticas relativas al cambio climático afectan al comercio internacional de diversas maneras.

En primer lugar, la apertura del comercio puede contribuir a los esfuerzos por mitigar el cambio climático y adaptarse a él, por ejemplo, propiciando la asignación eficaz de los recursos mundiales (incluidos los recursos naturales), elevando los niveles de vida (y fomentando por lo tanto la demanda de una mejor calidad ambiental) y aumentando el acceso a los bienes y servicios ambientales.

En segundo lugar, la OMC es pertinente también porque las medidas nacionales para mitigar el cambio climático y adaptarse a él pueden repercutir en el comercio internacional (ya que modifican las condiciones de competencia) y pueden estar sujetas a las normas de la OMC. En consecuencia, los instrumentos normativos de la OMC pueden ser pertinentes para el examen de las medidas relativas al cambio climático. Además, el conjunto de normas de la OMC ofrece un marco que garantiza la previsibilidad, la transparencia y la aplicación justa de esas medidas.

Los efectos de la apertura del comercio en el cambio climático
La OMC y el reto del cambio climático
> El cambio climático y la posible pertinencia de las normas de la OMC

Topics handled by WTO committees and agreements

Durban Trade and Climate Change Symposium, 5-6 de diciembre de 2011

Conferencia PFCI — Cambio climático, comercio y competitividad: cuestiones para la OMC, 16-18 de junio de 2010

Nota de antecedentes: El comercio y el medio ambiente en la OMC

> Discurso: Lamy dice que es necesario un acuerdo internacional consensuado sobre el cambio climático