175pxls.gif (835 bytes)Cuestiones abarcadas por los Comités y Acuerdos de la OMC

Acuerdos comerciales regionales: Alcance de los ACR
El ámbito de los ACR

El Dictionary of Trade Policy Terms, define el regionalismo como las “medidas adoptadas por los gobiernos para liberalizar o facilitar el comercio sobre una base regional, en ocasiones mediante zonas de libre comercio o uniones aduaneras”.

En el contexto de la OMC, los acuerdos comerciales regionales (ACR) tienen un significado a la vez más general y más específico:  más general porque los ACR pueden ser acuerdos suscritos entre países que no pertenecen necesariamente a la misma región geográfica;  y más específico porque las disposiciones de la OMC se refieren específicamente a las condiciones de liberalización del comercio preferencial en el marco de los ACR.

175pxls.gif (835 bytes)
 

El campo de aplicación y el grado de trato preferencial varían de un ACR a otro.  Los ACR modernos, y no exclusivamente aquellos que vinculan a las economías más desarrolladas, tienden a ser mucho más que ejercicios de reducción arancelaria.  Contienen disposiciones cada vez más complejas que rigen el comercio intrarregional (por ejemplo, en relación con las normas, las cláusulas de salvaguardia, la práctica aduanera, etc.) y con frecuencia también prevén un marco normativo preferencial para el comercio mutuo de servicios.  Los ACR más sofisticados van más allá de los mecanismos de política comercial tradicionales e incluyen normas regionales en materia de inversiones, competencia, medio ambiente y mano de obra.

La característica común de todos los ACR en el marco de la OMC es que son acuerdos comerciales recíprocos entres dos o más socios. Entre ellos se incluyen los acuerdos de libre comercio y las uniones aduaneras, notificados en el marco del párrafo 7 del artículo XXIV del  GATT de 1994, y el párrafo 2 c) de la Cláusula de Habilitación, así como los acuerdos de integración económica en el marco del párrafo 7 del artículo V del AGCS. En la Base de datos sobre los ACR se puede consultar información sobre los acuerdos comerciales regionales notificados a la OMC.

En el marco de la OMC los arreglos comerciales preferenciales (ACPR) constituyen preferencias comerciales unilaterales. Incluyen programas SGP, esquemas preferenciales no recíprocos para productos procedentes solamente de PMA, así como otros esquemas preferenciales no recíprocos respecto de los que el Consejo General haya otorgado una exención (como la  AGOA o el CARIBCAN). En la Base de datos sobre los ACPR se puede consultar información sobre los arreglos comerciales preferenciales notificados a la OMC.

 

Una nota de advertencia:

Los ACR pueden complementar el sistema multilateral de comercio, contribuir a construirlo y reforzarlo.  Sin embargo, por su propia naturaleza, los ACR son discriminatorios y se apartan del principio NMF, piedra angular del sistema multilateral de comercio.  Sus efectos en la liberalización del comercio y el crecimiento económico mundiales no están claros dado que el impacto económico regional ex ante de los ACR es intrínsecamente ambiguo.  Aunque los ACR están concebidos en beneficio de los países signatarios, pueden no alcanzarse los beneficios previstos si no se reducen al mínimo o se eliminan en su totalidad las distorsiones de la asignación de recursos, así como la desviación del comercio y de las inversiones, potencialmente presentes en el proceso de cualquier ACR.  El impacto económico neto de un ACR dependerá seguramente de su propia estructura y de la selección de sus principales parámetros internos (en particular, la magnitud de la liberalización del comercio y la cobertura sectorial).  La liberalización convergente del comercio en régimen NMF por las partes en los ACR, de manera unilateral o en el contexto de las negociaciones comerciales multilaterales, puede desempeñar un papel importante a la hora de mitigar las posibles distorsiones, a los niveles tanto regional como mundial.

El aumento de ACR, junto con la preferencia mostrada por concluir acuerdos de libre comercio bilaterales, ha producido el fenómeno de las coincidencias en la composición de los mismos.  Dado que cada ACR tiende a desarrollar su propio minirrégimen comercial, la coexistencia en un mismo país de normas comerciales diferentes aplicables a distintos participantes en el ACR se ha convertido en una característica frecuente.  Ello puede obstaculizar las corrientes comerciales simplemente por los costos que supone para los comerciantes cumplir múltiples normativas comerciales.

La proliferación de ACR, especialmente a medida que su alcance se amplía para incluir esferas de política no reguladas multilateralmente, aumenta los riesgos de incompatibilidad de normas y procedimientos entre los propios ACR, y entre éstos y el marco multilateral.  Ello puede suscitar una confusión normativa, una distorsión de los mercados regionales y graves problemas de aplicación, especialmente en los casos de coincidencia en la composición de los ACR.