Topics handled by WTO committees and agreements
Cuestiones abarcadas por los Comités y Acuerdos de la OMC

EXÁMENES DE LA POLÍTICAS COMERCIALES: SEGUNDO COMUNICADO DE PRENSA Y CONCLUSIONES DEL PRESIDENTE

Bangladesh: Mayo de 2000
COMUNICADO DE
PRENSA
PRENSA/TPRB/133
5 de Mayo de 2000

ÓRGANO DE EXAMEN DE LAS POLITICAS COMERCIALES: BANGLADESH
EVALUCIÓN DEL OEPC

El Órgano de Examen de las Políticas Comerciales de la Organización Mundial del Comercio (OMC) llevó a cabo su segundo Examen de las Políticas Comerciales de Bangladesh los días 2 y 4 de mayo de 2000. Adjunto figura el texto de las observaciones recapitulativas del Presidente, donde se reseñan los puntos más destacados que se plantearon durante los debates.

175pxls.gif (835 bytes)

Ver también:

primer comunicado de prensa
>
Resumen del informe de la Secretaría
>
Resumen del informe del Gobierno


Este tipo de exámenes permite al OEPC realizar a intervalos regulares una evaluación colectiva de todas las políticas y prácticas comerciales de cada país Miembro de la OMC para seguir de cerca las tendencias y acontecimientos importantes que puedan tener repercusiones en el sistema comercial mundial.

El examen se basa en dos informes, uno de la Secretaría de la OMC y otro del gobierno objeto de examen, en los que se consideran todos los aspectos de las políticas comerciales del país de que se trate, entre ellos sus leyes y reglamentos nacionales, el marco institucional, los acuerdos bilaterales y regionales y otros acuerdos preferenciales, las necesidades económicas más generales y el entorno exterior. Más adelante se publicará la documentación completa del Examen de las Políticas Comerciales de Bangladesh, que comprenderá, además de esos dos informes, un acta del debate y el resumen del Presidente. Esa documentación podrá solicitarse a la Secretaría de la OMC, Centro William Rappard, 154 rue de Lausanne, 1211 Ginebra 21.

Desde diciembre de 1989, se han llevado a cabo los siguientes exámenes: Argentina (1992 y 1999), Australia (1989, 1994 y 1998), Austria (1992), Bangladesh (1992 y 2000), Benin (1997), Bolivia (1993 y 1999), Botswana (1998), Brasil (1992 y 1996), Burkina Faso (1998), Camerún (1995), Canadá (1990, 1992, 1994, 1996 y 1998), Chile (1991 y 1997), Chipre (1997), Colombia (1990 y 1996), Comunidades Europeas (1991, 1993, 1995 y 1997), Corea, Rep. de (1992 y 1996), Costa Rica (1995), Côte d'Ivoire (1995), Egipto (1992 y 1999), El Salvador (1996), Estados Unidos (1989, 1992, 1994, 1996 y 1999), Fiji (1997), Filipinas (1993 y 1999), Finlandia (1992), Ghana (1992), Guinea (1999), Hong Kong (1990, 1994 y 1998), Hungría (1991 y 1998), India (1993 y 1998), Indonesia (1991, 1994 y 1998), Islandia (1994 y 2000), Islas Salomón (1998), Israel (1994 y 1999), Jamaica (1998), Japón (1990, 1992, 1995 y 1998), Kenya (1993 y 2000), Lesotho (1998), Macao (1994), Malasia (1993 y 1997), Malí (1998), Marruecos (1989 y 1996), Mauricio (1995), México (1993 y 1997), Namibia (1998), Nicaragua (1999), Nigeria (1991 y 1998), Noruega (1991 y 1996), Nueva Zelandia (1990 y 1996), Pakistán (1995), Papua Nueva Guinea (1999), Paraguay (1997), Perú (1994), Polonia (1993), República Checa (1996), República Dominicana (1996), República Eslovaca (1995), Rumania (1992 y 1999), Senegal (1994), Singapur (1992, 1996 y 2000), Sri Lanka (1995), Sudáfrica (1993 y 1998), Suecia (1990 y 1994), Suiza (1991 y 1996), Swazilandia (1998), Tailandia (1991, 1995 y 1999), Tanzanía (2000), Togo (1999), Trinidad y Tabago (1998), Túnez (1994), Turquía (1994 y 1998), Uganda (1995), Uruguay (1992 y 1998), Venezuela (1996), Zambia (1996) y Zimbabwe (1994).

ÓRGANO DE EXAMEN DE LAS POLÍTICAS COMERCIALES: BANGLADESH
OBSERVACIONES FORMULADAS POR EL
PRESIDENTE A MODO DE CONCLUSIÓN Volver al principio

Hemos mantenido un debate abierto y provechoso sobre las políticas comerciales y relacionadas con el comercio de Bangladesh. A los miembros del OEPC les ha impresionado tanto el crecimiento económico de Bangladesh desde el último examen de sus políticas comerciales como la persecución de objetivos de liberalización del comercio en un marco de reformas estructurales más amplias. Bangladesh ha proseguido su crecimiento económico y ha impulsado las reformas estructurales a pesar de las inmensas dificultades con las que se enfrenta, entre ellas las devastadoras inundaciones y la inestabilidad política.

Aunque el crecimiento económico logrado recientemente haya sido impresionante, no ha bastado para reducir ni siquiera mínimamente la pobreza imperante en Bangladesh. Además, los Miembros estimaron que Bangladesh no podría aprovechar plenamente las ventajas de las reformas estructurales, incluidas las relativas a la liberalización del comercio y las inversiones, sin adoptar nuevas medidas para mejorar el suministro de servicios de infraestructura esenciales, en particular en los sectores de la energía, las telecomunicaciones, el transporte y los servicios portuarios, así como para fortalecer el sector bancario y mejorar el sistema de gobierno. La inadecuación de la infraestructura y de otros servicios esenciales, junto con las deficiencias del sistema de gobierno, provocaron un aumento de los costos empresariales en Bangladesh.

Los Miembros elogiaron a Bangladesh por su firme apoyo al sistema multilateral de comercio, en particular por los esfuerzos que ha desplegado, al ser uno de los principales países menos adelantados (PMA), para velar por que se aborden las necesidades y preocupaciones específicas de estos países. Los Miembros expresaron su reconocimiento a Bangladesh por las medidas que ha adoptado con miras a la liberalización del comercio, entre las que se incluyen las importantes reducciones arancelarias, la racionalización y simplificación de la estructura arancelaria, la eliminación de algunas restricciones cuantitativas y la apertura al sector privado de servicios dominados por el Estado. Los Miembros elogiaron también a Bangladesh por el régimen liberal que aplica a las inversiones extranjeras.

Al mismo tiempo, los Miembros expresaron una serie de preocupaciones con respecto, entre otras cosas, a los siguientes temas: el número relativamente escaso de consolidaciones arancelarias; la diferencia considerable entre los tipos arancelarios efectivamente aplicados y los consolidados; la complejidad del régimen impositivo en frontera, que abarca numerosas concesiones arancelarias y cargas adicionales; la falta de transparencia, y la necesidad de racionalizar la administración aduanera y fiscal; la débil base recaudatoria del Gobierno, que, por consiguiente depende en gran medida de los impuestos en frontera; la reducida base de exportación de Bangladesh, cuyo principal sector de exportación son las prendas de vestir confeccionadas; y la ineficiencia del sector bancario. Los Miembros alentaron también a Bangladesh a que aplicara el marco del AGCS para dar credibilidad a sus esfuerzos de liberalización en los sectores de servicios dominados por el Estado, lo cual favorecería las inversiones en estos sectores.

Por otro lado, se alentó a Bangladesh a que garantizara que ningún acuerdo regional futuro interferiría en el sistema multilateral de comercio o iría en detrimento de su valor y sus funciones.

Los Miembros tomaron nota de las dificultades con que tropezaba Bangladesh para aplicar los Acuerdos de la OMC, incluidas las obligaciones de notificación; Bangladesh no es el único país que se encuentra en esta situación, ya que muchos países en desarrollo comparten esas dificultades. Por consiguiente, hubo un acuerdo unánime en que debía prestarse más asistencia técnica a Bangladesh y a otros PMA, en particular, por medio del Marco Integrado, con miras a fortalecer su capacidad institucional y técnica en la esfera de las políticas comerciales. Ahora bien, se reconoció que la asistencia no solucionaría todos los problemas de Bangladesh.

Los Miembros solicitaron aclaraciones sobre una serie de cuestiones más concretas, a saber:

- las medidas encaminadas a mejorar la situación fiscal y la calidad del gasto público;
- las medidas encaminadas a acelerar las reformas estructurales;
- la adopción del Acuerdo sobre Valoración en Aduana, de la OMC, y aplicación de la disposición relativa a la inspección obligatoria previa a la expedición;
- le evolución de la función de la Comisión Arancelaria de Bangladesh;
- las prescripciones para el despacho de aduana de las importaciones, con inclusión de las pruebas de radiactividad aplicadas a los productos alimenticios;
- la prohibición de las importaciones de tejidos en crudo y otros productos textiles;
- los procedimientos de contratación pública;
- las medidas destinadas a reforzar la gestión responsable del Estado y la eficiencia administrativa;
- las enmiendas a las leyes de Bangladesh que protegen los derechos de propiedad intelectual;
- las prescripciones previas al despacho de aduana para las inversiones en los sectores de las prendas de vestir confeccionadas y de los servicios financieros;
- las medidas encaminadas a liberalizar y, por lo tanto, a mejorar la prestación de servicios de infraestructura esenciales, especialmente en los sectores de la energía, las telecomunicaciones y el transporte;
- las medidas encaminadas a liberalizar y, por lo tanto, a reforzar el sector financiero;
- las medidas encaminadas a ampliar la base de exportación de Bangladesh; y
- la estrategia de Bangladesh para desarrollar su sector del gas natural.
- Los Miembros expresaron su profundo reconocimiento por las aclaraciones y las respuestas que facilitó la delegación de Bangladesh.

En conclusión, tengo la impresión de que el examen de las políticas comerciales de Bangladesh ha concluido satisfactoriamente. Los Miembros alentaron a Bangladesh a que prosiguiese sus reformas económicas, lo cual redundaría en una mejor la calidad de vida de la población, especialmente mediante la mitigación de la pobreza. Cabe elogiar a Bangladesh por su compromiso con los principios de la OMC y por el papel destacado que desempeña en la Organización. Confiamos en que Bangladesh seguirá participando activamente e integrándose en el sistema multilateral de comercio. Animo a todos los Miembros a que sigan apoyando los esfuerzos desplegados por Bangladesh, ya que sus esfuerzos de reforma necesitan y merecen el pleno apoyo del sistema multilateral de comercio.