Topics handled by WTO committees and agreements
Cuestiones abarcadas por los Comités y Acuerdos de la OMC

EXÁMENES DE LA POLÍTICAS COMERCIALES: SEGUNDO COMUNICADO DE PRENSA Y CONCLUSIONES DEL PRESIDENTE

COMUNICADO DE PRENSA
PRENSA/TPRB/147
14 de noviembre de 2000
Peru: mayo de 2000

El Órgano de Examen de las Políticas Comerciales de la Organización Mundial del Comercio (OMC) llevó a cabo su segundo Examen de las Políticas Comerciales del Perú los días 30 y 31 de mayo de 2000. Adjunto figura el texto de las observaciones recapitulativas del Presidente, donde se reseñan los puntos más destacados que se plantearon durante los debates.

175pxls.gif (835 bytes)

Ver también:

primer comunicado de prensa
>
Resumen del informe de la Secretaría
>
Resumen del informe del Gobierno


ÓRGANO DE EXAMEN DE LAS POLITICAS COMERCIALES: PERÚ
EVALUCIÓN DEL OEPC

Este tipo de exámenes permite al OEPC realizar a intervalos regulares una evaluación colectiva de todas las políticas y prácticas comerciales de cada país Miembro de la OMC para seguir de cerca las tendencias y acontecimientos importantes que puedan tener repercusiones en el sistema comercial mundial.

El examen se basa en dos informes, uno de la Secretaría de la OMC y otro del Gobierno objeto de examen, en los que se consideran todos los aspectos de las políticas comerciales del país de que se trate, entre ellos sus leyes y reglamentos nacionales, el marco institucional, los acuerdos bilaterales y regionales y otros acuerdos preferenciales, las necesidades económicas más generales y el entorno exterior. Más adelante se publicará la documentación completa del Examen de las Políticas Comerciales del Perú, que comprenderá, además de esos dos informes, un acta del debate y el resumen del Presidente. Esa documentación podrá solicitarse a la Secretaría de la OMC, Centro William Rappard, 154 rue de Lausanne, 1211 Ginebra 21.

Desde diciembre de 1989 se han finalizado los siguientes exámenes: la Argentina (1992 y 1999), Australia (1989, 1994 y 1998), Austria (1992), Bahrein (2000), Bangladesh (1992 y 2000), Benin (1997), Bolivia (1993 y 1999), Botswana (1998), el Brasil (1992, 1996 y 2000), Burkina Faso (1998), Camerún (1995), el Canadá (1990, 1992, 1994, 1996 y 1998), Chile (1991 y 1997), Chipre (1997), Colombia (1990 y 1996), las Comunidades Europeas (1991, 1993, 1995, 1997 y 2000), Corea, República de (1992, 1996 y 2000), Costa Rica (1995), Côte d'Ivoire (1995), Egipto (1992 y 1999), El Salvador (1996), los Estados Unidos (1989, 1992, 1994, 1996 y 1999), Fiji (1997), Filipinas (1993), Finlandia (1992), Ghana (1992), Guinea (1999), Hong Kong (1990, 1994 y 1998), Hungría (1991 y 1998), la India (1993 y 1998), Indonesia (1991, 1994 y 1998), Islandia (1994 y 2000), Islas Salomón (1998), Israel (1994 y 1999), Jamaica (1998), el Japón (1990, 1992, 1995 y 1998), Kenya (1993 y 2000), Lesotho (1998), Macao (1994), Malasia (1993 y 1997), Malí (1998), Marruecos (1989 y 1996), Mauricio (1995), México (1993 y 1997), Namibia (1998), Nicaragua (1999), Nigeria (1991 y 1998), Noruega (1991, 1996 y 2000), Nueva Zelandia (1990 y 1996), el Pakistán (1995), Papua Nueva Guinea (1999), el Paraguay (1997), el Perú (1994 y 2000), Polonia (1993 y 2000), la República Checa (1996), la República Dominicana (1996), la República Eslovaca (1995), Rumania (1992 y 1999), Senegal (1994), Singapur (1992, 1996 y 2000), Sri Lanka (1995), Sudáfrica (1993 y 1998), Suecia (1990 y 1994), Suiza (1991 y 1996), Swazilandia (1998), Tailandia (1991, 1995 y 1999), Tanzanía (2000), Togo (1999), Trinidad y Tabago (1998), Túnez (1994), Turquía (1994 y 1998), Uganda (1995), el Uruguay (1992 y 1998), Venezuela (1996), Zambia (1996) y Zimbabwe (1994).

  
  
ÓRGANO DE EXAMEN DE LAS POLÍTICAS COMERCIALES: PERÚ
OBSERVACIONES FORMULADAS POR EL PRESIDENTE A MODO DE CONCLUSIÓN
Volver al principio

Hemos celebrado debates muy abiertos y constructivos. Los Miembros han elogiado al Perú por la consolidación del programa de liberalización y estabilización de la economía iniciado a comienzos del decenio de 1990. A pesar de las conmociones externas, entre ellas, el fenómeno de El Niño y las crisis financieras internacionales, el Perú ha logrado un importante crecimiento, ha reducido notablemente la inflación y ha atraído un volumen considerable de capital extranjero. Sin duda, los principales factores que permitieron alcanzar esos resultados han sido la aplicación de políticas macroeconómicas sólidas, la constante liberalización de los regímenes de comercio y de inversión, el proceso de privatización y los esfuerzos encaminados a elaborar un marco normativo confiable.

Los Miembros consideran que los regímenes de comercio y de inversión del Perú son relativamente abiertos. Han señalado que el arancel medio efectivamente aplicado se ha reducido desde el anterior examen y que la utilización de obstáculos no arancelarios ha sido limitada. La liberalización de las normas relativas a la inversión y el establecimiento de un marco jurídico favorable a la promoción y protección de las inversiones han tenido resultados sorprendentes, y la inversión extranjera directa se ha quintuplicado desde 1993. Los Miembros ven con beneplácito el firme compromiso del Perú con respecto al sistema de comercio multilateral. En especial, toman nota de la plena aplicación del Acuerdo sobre Valoración en Aduana desde abril de 2000. Asimismo, aprecian los esfuerzos realizados por el Perú para liberalizar las actividades relativas a los servicios, en particular, en los sectores financiero y de las telecomunicaciones.

En el marco de esta evaluación positiva, los Miembros han planteado algunas preocupaciones. Por ejemplo, han señalado que la aplicación de recargos arancelarios y derechos específicos variables a varios productos agropecuarios desalienta el comercio. Los Miembros, además, han invitado al Perú a considerar la posibilidad de asumir nuevos compromisos multilaterales para reducir la amplia diferencia existente entre los tipos arancelarios consolidados y los efectivamente aplicados. Algunos han instado al Perú a firmar el Acuerdo sobre Contratación Pública, de carácter plurilateral. En relación con esto último, los Miembros han señalado que a pesar de la reciente adopción de un nuevo marco jurídico, algunas disposiciones se apartan del principio de trato nacional.

El Perú presentó oralmente y por escrito aclaraciones detalladas sobre diversas características adicionales de sus regímenes de comercio y de inversión, entre ellas:

  • la importancia de las concesiones otorgadas en virtud de regímenes preferenciales como el Sistema Generalizado de Preferencias, en el caso de la Unión Europea, y de la Ley de Preferencias Comerciales Andinas, en el caso de los Estados Unidos;
  • la valoración en aduana y el sistema de inspección previa a la expedición;
  • el examen de los derechos antidumping definitivos y las normas de origen no preferenciales aplicables a las mercancías sujetas a esos derechos;
  • los incentivos fiscales, en particular en el marco del nuevo régimen de zonas francas;
  • el menor impuesto al consumo aplicable a los vehículos usados importados a través de las nuevas zonas francas;
  • el contenido nacional y las medidas en materia de inversión relacionadas con el comercio;
  • las responsabilidades del INDECOPI, incluida la Comisión de Reglamentos Técnicos y Comerciales;
  • las prácticas relativas a la política de competencia, en particular con respecto a las tasas de interconexión a la telefonía fija;
  • la participación en los foros regionales;
  • régimen de propiedad intelectual;
  • los problemas que afectan a la industria pesquera;
  • la suspensión de las importaciones de arroz;
  • la lista de compromisos en el marco del AGCS, y
  • las condiciones aplicables a los servicios profesionales prestados por extranjeros.

Los Miembros aprecian las aclaraciones y respuestas dadas por la delegación del Perú.

En conclusión, opino que el segundo examen de las políticas comerciales del Perú ha resultado muy fructífero. La reforma económica ha sido positiva, como se refleja en el crecimiento del PIB, el comercio y la inversión. Empero, esto apenas ha alcanzado para que el PIB real per cápita recuperara su nivel relativamente moderado de mediados del decenio de 1960. Creo que la opinión de varios Miembros, en el sentido de que es necesario alcanzar una mejor calidad de vida para la población, merece la atención del Perú. Me complace observar que la delegación peruana coincide con esa apreciación. A tal fin y con miras a garantizar la flexibilidad necesaria para afrontar y superar futuras conmociones externas, los Miembros alientan al Perú a continuar su proceso de reforma interna, profundizando, entre otras cosas, la liberalización del comercio. Espero que, en tanto que el Perú aplica esas políticas, los demás Miembros apoyen sus esfuerzos ampliando el acceso de las exportaciones peruanas a sus mercados.