Topics handled by WTO committees and agreements
Cuestiones abarcadas por los Comités y Acuerdos de la OMC

EXÁMENES DE LA POLÍTICAS COMERCIALES: SEGUNDO COMUNICADO DE PRENSA Y CONCLUSIONES DEL PRESIDENTE

Japón: noviembre de 2000
COMUNICADO DE
PRENSA
PRENSA/TPRB/149
16 de noviembre de 2000

El Órgano de Examen de las Políticas Comerciales de la Organización Mundial del Comercio (OMC) llevó a cabo su quinto Examen de las Políticas Comerciales del Japón los días 14 y 16 de noviembre de 2000. Adjunto figura el texto de las observaciones recapitulativas del Presidente, donde se reseñan los puntos más destacados que se plantearon durante los debates

175pxls.gif (835 bytes)

Ver también:

primer comunicado de prensa
>
Resumen del informe de la Secretaría
>
Resumen del informe del Gobierno


ÓRGANO DE EXAMEN DE LAS POLITICAS COMERCIALES: JAPÓN
EVALUCIÓN DEL OEPC

Este tipo de exámenes permite al OEPC realizar a intervalos regulares una evaluación colectiva de todas las políticas y prácticas comerciales de cada país Miembro, para seguir de cerca las tendencias y acontecimientos importantes que puedan tener repercusiones en el sistema mundial de comercio.

El examen se basa en dos informes, uno de la Secretaría de la OMC y otro del Gobierno objeto de examen, en los que se consideran todos los aspectos de las políticas comerciales del país de que se trate, entre ellos sus leyes y reglamentos nacionales; el marco institucional; los acuerdos bilaterales y regionales y otros acuerdos preferenciales; las necesidades económicas más generales y el entorno exterior. Más adelante se publicará la documentación completa del examen de las políticas comerciales del Japón, que comprenderá, además de esos dos informes, un acta del debate y el resumen del Presidente. Esa documentación podrá solicitarse a la Secretaría de la OMC, Centro William Rappard, 154 rue de Lausanne, 1211 Ginebra 21.

Desde diciembre de 1989 se han llevado a cabo los siguientes exámenes: la Argentina (1992 y 1999), Australia (1989, 1994 y 1998), Austria (1992), Bahrein (2000), Bangladesh (1992 y 2000), Benin (1997), Bolivia (1993 y 1999), Botswana (1998), el Brasil (1992, 1996 y 2000), Burkina Faso (1998), Camerún (1995), el Canadá (1990, 1992, 1994, 1996 y 1998), Chile (1991 y 1997), Chipre (1997), Colombia (1990 y 1996), las Comunidades Europeas (1991, 1993, 1995, 1997 y 2000), Corea, República de (1992, 1996 y 2000), Costa Rica (1995), Côte d'Ivoire (1995), Egipto (1992 y 1999), El Salvador (1996), los Estados Unidos (1989, 1992, 1994, 1996 y 1999), Fiji (1997), Filipinas (1993), Finlandia (1992), Ghana (1992), Guinea (1999), Hong Kong (1990, 1994 y 1998), Hungría (1991 y 1998), la India (1993 y 1998), Indonesia (1991, 1994 y 1998), Islandia (1994 y 2000), Islas Salomón (1998), Israel (1994 y 1999), Jamaica (1998), el Japón (1990, 1992, 1995, 1998 y 2000), Kenya (1993 y 2000), Lesotho (1998), Macao (1994), Malasia (1993 y 1997), Malí (1998), Marruecos (1989 y 1996), Mauricio (1995), México (1993 y 1997), Namibia (1998), Nicaragua (1999), Nigeria (1991 y 1998), Noruega (1991, 1996 y 2000), Nueva Zelandia (1990 y 1996), el Pakistán (1995), Papua Nueva Guinea (1999), el Paraguay (1997), el Perú (1994 y 2000), Polonia (1993 y 2000), la República Checa (1996), la República Dominicana (1996), la República Eslovaca (1995), Rumania (1992 y 1999), Senegal (1994), Singapur (1992, 1996 y 2000), Sri Lanka (1995), Sudáfrica (1993 y 1998), Suecia (1990 y 1994), Suiza (1991 y 1996), Swazilandia (1998), Tailandia (1991, 1995 y 1999), Tanzanía (2000), Togo (1999), Trinidad y Tabago (1998), Túnez (1994), Turquía (1994 y 1998), Uganda (1995), el Uruguay (1992 y 1998), Venezuela (1996), Zambia (1996) y Zimbabwe (1994).

  
  
ÓRGANO DE EXAMEN DE LAS POLÍTICAS COMERCIALES: JAPÓN
OBSERVACIONES FORMULADAS POR EL PRESIDENTE A MODO DE CONCLUSIÓN
Volver al principio

Hemos realizado un debate abierto e informativo de la política comercial del Japón. Los Miembros se sintieron alentados por los signos de recuperación económica del Japón, cuya prosperidad económica es importante para la recuperación continuada de la región, para la salud de la economía mundial y la expansión del comercio. Los Miembros atribuyeron principalmente la incipiente recuperación a la política macroeconómica y a las reformas estructurales. Pero los Miembros también reconocieron que el sistema multilateral de comercio ha contribuido al mejor panorama económico del Japón, al mantener los mercados extranjeros abiertos a las exportaciones japonesas. Al alabar sus recientes esfuerzos por aplicar la desregulación y otras medidas estructurales, incluida la supresión de los obstáculos para las empresas extranjeras, los Miembros instaron encarecidamente al Japón a que continúe con su proceso de reforma y mejore el acceso a sus mercados de bienes y servicios.

Los Miembros expresaron su apreciación por la activa participación del Japón en la labor de la OMC. Muchos Miembros destacaron que su comercio bilateral y los lazos de inversión con este país se habían fortalecido en los últimos tiempos. Tomando nota del interés del Japón por explorar los acuerdos comerciales bilaterales pidieron (y recibieron) seguridades de que esos acuerdos serían compatibles con las disposiciones de la OMC.

Sobre las políticas comerciales y relacionadas con el comercio, los Miembros señalaron en particular la compleja estructura arancelaria japonesa (y su sistema de contingentes arancelarios) y el hecho de que el uso de aranceles distintos de los ad valorem parecen ocultar altos tipos aplicados. Algunos Miembros también manifestaron su preocupación por la complejidad y la aparente falta de transparencia de las prácticas de contratación pública. Además, muchos Miembros estaban preocupados por la complejidad de la reglamentación sanitaria y fitosanitaria, incluido el procedimiento de cuarentena. También señalaron el bajo nivel de entrada de inversiones directas extranjeras en el país y alabaron sus esfuerzos por abrir más el régimen de estas inversiones.

Sobre la política sectorial, los Miembros observaron que el nivel de ayuda interna a la agricultura era desproporcionado a su porcentaje del PIB. Si bien los Miembros reconocieron, en general, que en la agricultura hay preocupaciones no comerciales, algunos de ellos instaron al Japón (uno de los mayores importadores de productos agropecuarios) a que solucionara estas preocupaciones en una forma que no distorsionara indebidamente el comercio. Si bien reconocían que se habían realizado extensas reformas en el sector financiero y de las telecomunicaciones, los Miembros expresaron su creencia de que la reforma debe continuar, a fin de aumentar la competencia en estos sectores. También lo instaron a que ampliara la reforma a otros sectores, tales como la agricultura, el transporte, los servicios jurídicos y la educación.

Los Miembros también buscaron aclaración en diversas cuestiones, entre ellas:

  • asuntos relativos a la clasificación de aranceles y altos tipos arancelarios para determinadas mercancías;

  • opacidad y complejidad de los contingentes arancelarios y restricciones cuantitativas;

  • armonización de las normas nacionales con las normas internacionales;

  • reforma de las normas y de la reglamentación relacionada con el medio ambiente;

  • política de competencia;

  • nueva política agropecuaria consagrada en la Ley básica de agricultura, alimentación y zonas rurales;

  • impedimentos al acceso a los mercados para determinados productos, tales como el arroz, el cuero y los productos forestales;

  • iniciativa japonesa de fomentar la tecnología de la información;

  • prácticas comerciales restrictivas en los puertos japoneses; e

  • independencia de las autoridades regulatorias en algunas esferas, tales como las telecomunicaciones y la electricidad.

Los Miembros expresaron su apreciación a la delegación japonesa por sus respuestas orales y escritas a la gran cantidad de preguntas que le habían formulado, y por su ofrecimiento de contestar por escrito cualquier pregunta pendiente lo más pronto posible.

En conclusión, opino que este examen ha permitido a los Miembros comprender mejor las políticas comerciales y relacionadas con el comercio del Japón, especialmente la reforma normativa y otras reformas estructurales. Los Miembros están complacidos con las señales de la recuperación económica del Japón; lo instan encarecidamente a mantener el ritmo de la reforma estructural a fin de asegurar que la recuperación sea sostenida. Considero que los Miembros vieron con optimismo la dedicación del Japón al sistema multilateral; pese a ello lo instaron a asegurarse de que los arreglos bilaterales y regionales fueran compatibles con las disposiciones de la OMC. Los Miembros también piden al Japón que tome firmemente la iniciativa para la futura liberalización del comercio multilateral, incluso en una nueva ronda de negociaciones en el seno de la OMC.