Topics handled by WTO committees and agreements
Cuestiones abarcadas por los Comités y Acuerdos de la OMC

EXÁMENES DE LA POLÍTICAS COMERCIALES: SEGUNDO COMUNICADO DE PRENSA Y CONCLUSIONES DEL PRESIDENTE

Canadá: diciembre de 2000
COMUNICADO DE
PRENSA
PRENSA/TPRB/153
15 de diciembre de 2000

El Órgano de Examen de las Políticas Comerciales de la Organización Mundial del Comercio (OMC) llevó a cabo su sexto examen de las políticas comerciales del Canadá los días 13 y 15 de diciembre de 2000. Adjunto figura el texto de las observaciones recapitulativas del Presidente, donde se reseñan los puntos más destacados que se plantearon durante los debates.

175pxls.gif (835 bytes)

Ver también:

primer comunicado de prensa
>
Resumen del informe del Gobierno


ÓRGANO DE EXAMEN DE LAS POLITICAS COMERCIALES: CANADÁ
EVALUCIÓN DEL OEPC

Este tipo de exámenes permite al OEPC realizar a intervalos regulares una evaluación colectiva de todas las políticas y prácticas comerciales de cada país Miembro, para seguir de cerca las tendencias y acontecimientos importantes que puedan tener repercusiones en el sistema mundial de comercio.

El examen se basa en dos informes, uno de la Secretaría de la OMC y otro del Gobierno objeto de examen, en los que se consideran todos los aspectos de las políticas comerciales del país de que se trate, entre ellos sus leyes y reglamentos nacionales, el marco institucional, los acuerdos bilaterales y regionales y otros acuerdos preferenciales, las necesidades económicas más generales y el entorno exterior. Más adelante se publicará la documentación completa del examen de las políticas comerciales del Canadá, que comprenderá, además de esos dos informes, un acta del debate y el resumen del Presidente. Esa documentación podrá solicitarse a la Secretaría de la OMC, Centro William Rappard, 154 rue de Lausanne, 1211 Ginebra 21.

Desde diciembre de 1989 se han llevado a cabo los siguientes exámenes: Argentina (1992 y 1999), Australia (1989, 1994 y 1998), Austria (1992), Bahrein (2000) Bangladesh (1992 y 2000), Benin (1997), Bolivia (1993 y 1999), Botswana (1998), Brasil (1992, 1996 y 2000), Burkina Faso (1998), Camerún (1995), Canadá (1990, 1992, 1994, 1996, 1998 y 2000), Chile (1991 y 1997), Chipre (1997), Colombia (1990 y 1996), Comunidades Europeas (1991, 1993, 1995, 1997 y 2000), Corea, Rep. de (1992, 1996 y 2000), Costa Rica (1995), Côte d'Ivoire (1995), Egipto (1992 y 1999), El Salvador (1996), Estados Unidos (1989, 1992, 1994, 1996 y 1999), Fiji (1997), Filipinas (1993), Finlandia (1992), Ghana (1992), Guinea (1999), Hong Kong (1990, 1994 y 1998), Hungría (1991 y 1998), India (1993 y 1998), Indonesia (1991, 1994 y 1998), Islandia (1994 y 2000), Islas Salomón (1998), Israel (1994 y 1999), Jamaica (1998), Japón (1990, 1992, 1995, 1998 y 2000), Kenya (1993 y 2000), Lesotho (1998), Macao (1994), Malasia (1993 y 1997), Malí (1998), Marruecos (1989 y 1996), Mauricio (1995), México (1993 y 1997), Nicaragua (1999), Nigeria (1991 y 1998), Noruega (1991, 1996 y 2000), Nueva Zelandia (1990 y 1996), Pakistán (1995), Papua Nueva Guinea (1999), Paraguay (1997), Perú (1994 y 2000), Polonia (1993 y 2000), República Checa (1996), República Dominicana (1996), República Eslovaca (1995), Rumania (1992 y 1999), Senegal (1994), Singapur (1992, 1996 y 2000), Sri Lanka (1995), Sudáfrica (1993 y 1998), Suecia (1990 y 1994), Suiza (1991, 1996 y 2000 (con Liechtenstein)), Swazilandia (1998), Tailandia (1991, 1995 y 1999), Tanzania (2000), Togo (1999), Trinidad y Tabago (1998), Túnez (1994), Turquía (1994 y 1998), Uganda (1995), Uruguay (1992 y 1998), Venezuela (1996), Zambia (1996) y Zimbabwe (1994).

 
   
ÓRGANO DE EXAMEN DE LAS POLÍTICAS COMERCIALES: CANADÁ
OBSERVACIONES FORMULADAS POR EL PRESIDENTE A MODO DE CONCLUSIÓN
Volver al principio

Hemos mantenido un debate franco y estimulante sobre las políticas y prácticas comerciales del Canadá. Los Miembros han quedado impresionados por la persistente obtención de buenos resultados económicos por el Canadá, hecho que atribuyen a su régimen comercial básicamente liberal, a sus acertadas políticas macroeconómicas y al impulso cíclico de los Estados Unidos. El comercio ha sido un importante factor determinante de estos logros, puesto que la parte del PIB correspondiente a las exportaciones pasó de aproximadamente el 25 por ciento al 45 por ciento en el curso de los últimos 10 años, y las importaciones registraron una evolución similar. Sin embargo, la parte elevada y en aumento de las exportaciones destinadas a los Estados Unidos se ha considerado fuente potencial de vulnerabilidad.

En este examen, el sexto, los Miembros han reconocido plenamente una vez más el compromiso constante del Canadá para con la OMC y su participación activa en las actividades de la Organización, y varios de ellos se han felicitado de que apoye la iniciación de una nueva ronda de negociaciones con un programa amplio. El Canadá también ha promovido activamente el aumento de la transparencia tanto interna como externa de la OMC. Por otro lado, algunos Miembros han reiterado su temor de que el número cada vez mayor de acuerdos preferenciales concertados por el Canadá pueda desviar las corrientes comerciales y han cuestionado la exclusión de ciertos productos agroalimentarios de tales acuerdos. En cuanto a las partes en los acuerdos de libre comercio, las preferencias a favor de los países en desarrollo y los PMA se han considerado modestas; se ha instado a que se mejore el acceso para estos países.

Los participantes han reconocido una vez más que el acceso al mercado canadiense es liberal en general, aunque subsisten obstáculos en ciertos sectores, poco numerosos pero importantes. De ahí que hayan expresado preocupación por algunas contadas líneas arancelarias no consolidadas, y crestas arancelarias todavía aplicadas en casos como el de alimentos y productos del sector de los textiles y el vestido, del calzado y de la construcción naval. Se ha hecho hincapié en que la exportación de varios de estos productos revisten particular interés para los países en desarrollo. El acceso a los mercados de textiles y vestido está contingentado, y ciertas reglamentaciones en materia de importación, por ejemplo las normas de origen del TLCAN, favorecen a determinados interlocutores comerciales.

El número y la duración de las medidas antidumping en vigor, y su concentración en el sector del acero, son motivo de particular preocupación para numerosos Miembros. Las restricciones al acceso extranjero no han disminuido en los sectores de productos lácteos, aves de corral y huevos, regulados por la oferta, incluidas las resultantes de la imposición de derechos altos fuera del contingente, equivalentes de facto a una restricción cuantitativa. También se ha cuestionado el reciente aumento de la ayuda financiera al sector agroalimentario. Se ha pedido información sobre las subvenciones otorgadas en el marco del nuevo régimen de exportación de productos lácteos y sobre las exportaciones de la Junta Canadiense del Trigo. Los Miembros se han mostrado interesados por las reformas efectuadas en la Corporación de Fomento de las Exportaciones.

La inversión y el acceso a la propiedad están por regla general abiertos a los extranjeros, pero subsisten algunas restricciones. Los participantes han preguntado qué margen de mayor acceso extranjero a los mercados se deriva del nuevo régimen canadiense de establecimiento de sucursales bancarias. En cuanto al transporte aéreo, los Miembros han constatado el vínculo existente entre las condiciones de ingreso de las compañías extranjeras y el grado de competencia en el mercado canadiense de líneas aéreas. Los Miembros han hecho preguntas acerca de los pasos recientes en pro de la competencia en el sector de las telecomunicaciones y han preguntado cuándo se suprimirán las restricciones a la inversión extranjera. Han tomado nota de la importancia atribuida por el Canadá a la protección de los sectores de la cultura, la salud y la educación.

Los Miembros han preguntado qué nuevos progresos se han hecho en relación con la supresión de los obstáculos interprovinciales al comercio en materia por ejemplo de normas y de comercialización de vinos y otras bebidas alcohólicas, y cuál es, además, la función de las provincias en la elaboración de la política comercial del Canadá. Varios Miembros han preguntado si hay planes para hacer extensivas las normas del Acuerdo de la OMC sobre Contratación Pública a la contratación pública a nivel subfederal y han hecho preguntas sobre diferentes programas de ayuda federales y provinciales.

También han formulado preguntas en relación con:

  • el examen por el Canadá de las adquisiciones efectuadas por extranjeros;

  • su apoyo a un acuerdo multilateral sobre inversiones;

  • la protección de los DPI, con inclusión de las indicaciones geográficas;

  • su ratificación del Protocolo de Cartagena sobre Bioseguridad; y

  • la experiencia canadiense en materia de consultas con la sociedad civil.

Los Miembros han acogido con indudable satisfacción las amplias respuestas dadas por el Canadá a la mayoría de las preguntas hechas durante el examen y aguardan con interés las respuestas pendientes. Agradezco particularmente a la delegación canadiense los esfuerzos que ha hecho para responder por escrito a las preguntas presentadas con antelación al principio de nuestra primera reunión el miércoles.

Para concluir, es evidente que este Órgano aprecia la adhesión del Canadá a un sólido sistema multilateral de comercio basado en normas. Los Miembros han coincidido en que el régimen comercial del Canadá es transparente y liberal, pero subsisten ciertas preocupaciones. A este respecto, varios Miembros han sostenido que la liberalización también debe extenderse a los sectores sensibles que van hasta la fecha rezagados en el proceso de reforma. De esta manera se ajustarían a las políticas generalmente liberales del Canadá en otras esferas, en beneficio tanto de la economía canadiense como del sistema multilateral de comercio.