Topics handled by WTO committees and agreements
Cuestiones abarcadas por los Comités y Acuerdos de la OMC

EXÁMENES DE LA POLÍTICAS COMERCIALES: SEGUNDO COMUNICADO DE PRENSA Y CONCLUSIONES DEL PRESIDENTE

COMUNICADO DE PRENSA
PRENSA/TPRB/158
21 de febrero de 2001
Madagascar: febrero  de 2001

El Órgano de Examen de las Políticas Comerciales de la Organización Mundial del Comercio (OMC) llevó a cabo su primer examen de Madagascar los días 19 y 21 de febrero de 2001. Adjunto figura el texto de las observaciones formuladas por el Presidente a modo de conclusión, en las que se reseñan los puntos más destacados que se plantearon durante el debate.

175pxls.gif (835 bytes)

Ver también:

primer comunicado de prensa
>
Resumen del informe de la Secretaría
>
Resumen del informe del Gobierno


ÓRGANO DE EXAMEN DE LAS POLITICAS COMERCIALES: MADAGASCAR
EVALUCIÓN DEL OEPC

Este tipo de exámenes permite al OEPC realizar a intervalos regulares una evaluación colectiva de todas las políticas y prácticas comerciales de cada país Miembro, para seguir de cerca las tendencias y acontecimientos importantes que puedan tener repercusiones en el sistema mundial de comercio.

El examen se basa en dos informes, uno de la Secretaría de la OMC y otro del Gobierno objeto de examen, en los que se consideran todos los aspectos de las políticas comerciales del país de que se trate, entre ellos sus leyes y reglamentos nacionales, el marco institucional, los acuerdos bilaterales y regionales y otros acuerdos preferenciales, las necesidades económicas más generales y el entorno exterior. Oportunamente se publicará la documentación completa del examen de las políticas comerciales de Madagascar, que comprenderá, además de esos dos informes, un acta del debate y el resumen del Presidente. Esa documentación podrá solicitarse a la Secretaría de la OMC, Centro William Rappard, 154 rue de Lausanne, 1211 Ginebra 21.

Desde diciembre de 1989 se han llevado a cabo los siguientes exámenes: Argentina (1992 y 1999), Australia (1989, 1994 y 1998), Austria (1992), Bahrein (2000), Bangladesh (1992 y 2000), Benin (1997), Bolivia (1993 y 1999), Botswana (1998), Brasil (1992, 1996 y 2000), Burkina Faso (1998), Camerún (1995), Canadá (1990, 1992, 1994, 1996, 1998 y 2000), Chile (1991 y 1997), Chipre (1997), Colombia (1990 y 1996), Comunidades Europeas (1991, 1993, 1995, 1997 y 2000), Corea, Rep. de (1992, 1996 y 2000), Costa Rica (1995), Côte d'Ivoire (1995), Egipto (1992 y 1999), El Salvador (1996), Estados Unidos (1989, 1992, 1994, 1996 y 1999), Fiji (1997), Filipinas (1993 y 1999), Finlandia (1992), Ghana (1992), Guinea (1999), Hong Kong (1990, 1994 y 1998), Hungría (1991 y 1998), India (1993 y 1998), Indonesia (1991, 1994 y 1998), Islandia (1994 y 2000), Israel (1994 y 1999), Islas Salomón (1998), Jamaica (1998), Japón (1990, 1992, 1995, 1998 y 2000), Kenya (1993 y 2000), Lesotho (1998), Macao (1994), Madagascar (2001), Malasia (1993 y 1997), Malí (1998), Marruecos (1989 y 1996), Mauricio (1995), México (1993 y 1997), Mozambique (2001), Namibia (1998), Nicaragua (1999), Nigeria (1991 y 1998), Noruega (1991, 1996 y 2000), Nueva Zelandia (1990 y 1996), Pakistán (1995), Papua Nueva Guinea (1999), Paraguay (1997), Perú (1994 y 2000), Polonia (1993 y 2000), República Checa (1996), República Dominicana (1996), República Eslovaca (1995), Rumania (1992 y 1999), Senegal (1994), Singapur (1992, 1996 y 2000), Sri Lanka (1995), Sudáfrica (1993 y 1998), Suecia (1990 y 1994), Suiza (1991, 1996 y 2000 (junto con Liechtenstein)), Swazilandia (1998), Tailandia (1991, 1995 y 1999), Tanzanía (2000), Togo (1999), Trinidad y Tabago (1998), Túnez (1994), Turquía (1994 y 1998), Uganda (1995), Uruguay (1992 y 1998), Venezuela (1996), Zambia (1996) y Zimbabwe (1994).

  
  
ÓRGANO DE EXAMEN DE LAS POLÍTICAS COMERCIALES: MADAGASCAR
OBSERVACIONES FORMULADAS POR EL PRESIDENTE A MODO DE CONCLUSIÓN
Volver al principio

Hemos mantenido un debate cabal y constructivo sobre las políticas comerciales de Madagascar. Los Miembros han quedado muy impresionados por el sólido desempeño económico reciente de Madagascar, que atribuyeron al fortalecimiento de sus reformas orientadas hacia el mercado, incluida la liberalización del comercio. Los Miembros elogiaron el documento provisional de Estrategia de lucha contra la pobreza (DELP) de Madagascar y pidieron aclaraciones sobre la inclusión activa del comercio en el DELP. Tomaron nota de que el alivio de la deuda de Madagascar con arreglo a la Iniciativa para la reducción de la deuda de los países pobres muy endeudados (PPME) ayudaría también a mejorar su situación macroeconómica. Se expresó alguna preocupación por el ritmo del proceso de privatización y sobre las restricciones para la propiedad de la tierra, que afectaban negativamente la inversión extranjera directa, en particular en el subsector del turismo. Los Miembros alentaron a Madagascar a que continuara el proceso de reforma a fin de poder aprovechar plenamente su rica base de recursos y sus enormes posibilidades.

Los Miembros expresaron su reconocimiento por la participación activa de Madagascar en el sistema de comercio multilateral. Algunos Miembros instaron a Madagascar a que se uniera a ellos para apoyar el lanzamiento de una nueva ronda de negociaciones comerciales multilaterales. Los Miembros instaron a Madagascar a que mejorara sus compromisos con arreglo al AGCS, en particular en los sectores de las telecomunicaciones, el transporte y el turismo, y cumpliera con los requisitos de notificación de la OMC. Expresaron la esperanza de que un Marco Integrado revitalizado, en el que Madagascar fuera un participante desde el primer momento, contribuiría positivamente a satisfacer las necesidades de asistencia técnica de Madagascar y sus compromisos multilaterales. Los Miembros apoyaron las iniciativas de Madagascar relacionadas con los acuerdos regionales y bilaterales encaminadas a ampliar su comercio, pero le instaron a que se asegurase de que esos acuerdos fueran siempre coherentes con el sistema de comercio multilateral.

Los Miembros instaron a Madagascar a que fortaleciera sus procedimientos internos de coordinación de las políticas comerciales y se mostraron alentados por la intención de Madagascar de establecer un comité nacional sobre cuestiones de la OMC. Felicitaron a Madagascar por la reducción de los derechos de importación, aunque se reconoció que Madagascar podría tropezar con problemas de coherencia de las políticas en vista de la existencia de otras recomendaciones encaminadas a maximizar los ingresos provenientes de los derechos de importación. Se expresó alguna preocupación por el alto nivel y la variedad de los impuestos adicionales a la importación. Se sugirió que Madagascar aumentara el número de sus consolidaciones arancelarias para productos no agrícolas. Los Miembros tomaron nota de que Madagascar acababa de adoptar las disposiciones de la OMC sobre valoración en aduana y formularon preguntas sobre las dificultades que podría enfrentar en su aplicación. Se formularon preguntas sobre la inspección previa a la expedición, las restricciones cuantitativas para las importaciones de productos como la vainilla y las piedras preciosas, y sobre la promoción de las exportaciones, incluida la zona de elaboración para la exportación y los créditos de exportación.

Los Miembros observaron que el desempeño económico de Madagascar se había visto algo perjudicado a causa de su dependencia considerable del sector agrícola, que había hecho frente a

dificultades climáticas graves. Además, algunos Miembros señalaron que podrían incrementarse las exportaciones agrícolas de Madagascar si los mercados de los países desarrollados estuvieran más abiertos. Tras señalar que la acuicultura estaba creciendo rápidamente en Madagascar, los Miembros formularon preguntas sobre las medidas adoptadas por Madagascar tras la prohibición por algunos países extranjeros de algunas de sus exportaciones, principalmente los camarones, por razones sanitarias. Se reconoció también que Madagascar podría explotar más el tratamiento preferencial no recíproco otorgado por los países desarrollados para ampliar sus exportaciones si mejorara su infraestructura y la competitividad de sus productos manufacturados, principalmente los textiles.

Los Miembros pidieron aclaraciones sobre algunas cuestiones, entre ellas las siguientes:

  • la contratación pública y la posible participación de Madagascar en el Acuerdo Plurilateral sobre Contratación Pública;

  • la aprobación de nueva legislación sobre la competencia;

  • la aplicación del Acuerdo sobre los ADPIC en enero de 2006;

  • las reformas legislativas y estructurales en el sector de las minas y la energía; y

  • las reformas estructurales en el sector de servicios, en especial los servicios bancarios y de seguros.

Los Miembros agradecieron las respuestas proporcionadas por la delegación de Madagascar a la mayoría de las preguntas formuladas durante la reunión.

Para terminar, es mi opinión que este examen ha dado a los Miembros la oportunidad de entender mejor los desafíos económicos con que se enfrenta Madagascar. Los Miembros se sintieron alentados por el desempeño económico de Madagascar y se mostraron optimistas acerca de sus perspectivas económicas. Alentaron a Madagascar a mantener el ritmo y la dirección de sus reformas y le instaron a que sus arreglos bilaterales y regionales fueran compatibles con la OMC. En mi capacidad personal, propongo que todos los Miembros apoyen a Madagascar en sus esfuerzos. A este respecto, debemos prestar especial atención a la solicitud de asistencia técnica formulada por Madagascar a los Miembros.