Topics handled by WTO committees and agreements
Cuestiones abarcadas por los Comités y Acuerdos de la OMC

EXÁMENES DE LA POLÍTICAS COMERCIALES: PRIMER COMUNICADO DE PRENSA, RESUMEN DEL INFORME DE LA SECRETARÍA Y DEL INFORME DEL GOBIERNO

COMMUNICADO DE PRENSA
PRENSA/TPRB/160
21 de marzo de 2001

Macao, China: marzo de 2001

El informe de la Secretaría de la OMC, junto con la declaración de política del Gobierno de Macao, China, servirá de base para el segundo examen de la política comercial de Macao, China por el Órgano de Examen de las Políticas Comerciales de la OMC los días 19 y 21 de marzo de 2001.

175pxls.gif (835 bytes)

Ver también:

segundo comunicado de prensa
conclusiones del Presidente


Todo sigue igual en la economía sumamente abierta de Macao, China Volver al principio

El régimen comercial y de inversiones de Macao, China sigue contándose entre los más abiertos del mundo; prácticamente no se vio afectado por la crisis asiática, la retrocesión del Territorio a China y la designación de Macao, China como Región Administrativa Especial de Macao (RAEM). Según el informe, la actitud del Gobierno consiste desde hace mucho en dejar que los mercados libres y abiertos sean el principal factor determinante de la asignación de recursos dentro de la RAEM y, por ende, de su desarrollo económico. Nada permite pensar que se trate de un enfoque de la política económica que vaya a cambiar próximamente; de acuerdo con el informe de la OMC sobre las políticas y prácticas comerciales de Macao, China, la RAEM, con arreglo a la Ley Fundamental del Territorio, que establece el principio de “un país, dos sistemas”, gozará de un alto grado de autonomía durante 50 años para la gestión de todos sus asuntos, con excepción de los de defensa y política exterior.

En el informe se señala que la crisis económica desencadenada en Tailandia en julio de 1997 y su extensión a otros países del Asia Sudoriental (y más allá) afectó gravemente a la actividad económica del Territorio, que ya había comenzado a deteriorarse en 1996; el PIB real se contrajo por cuatro años consecutivos (1996-1999), con el mayor índice negativo de crecimiento, del 4,6 por ciento, en 1998.

El comercio es de vital importancia para la economía, se subraya en el informe, y en 1999 las exportaciones e importaciones (de bienes y servicios) representaron aproximadamente el 80 y el 50 por ciento del PIB, respectivamente. Aunque la cuenta del comercio de mercancías del Territorio ha sido deficitaria, ello ha sido más que compensado por el gran superávit de la cuenta del comercio de servicios, principalmente en el rubro del turismo y actividades conexas, como el juego.
En el informe se indica que la vinculación de la pataca al dólar de Hong Kong limita considerablemente las posibilidades de que disponen las autoridades para controlar la masa monetaria. La consecuencia de ello es la vigencia de tipos de intereses reales relativamente elevados. La vinculación con el dólar de Hong Kong, y por tanto indirectamente con el dólar de los Estados Unidos, también ha conducido a una apreciación efectiva de la pataca, especialmente con respecto a las monedas devaluadas de otros países de la región. Las autoridades estiman que las ventajas de la vinculación son mayores que sus inconvenientes.

El alto grado de apertura de la economía en lo que se refiere al comercio de mercancías lo pone de manifiesto la entrada en franquicia aduanera de todas las importaciones de Macao, China. Aunque sólo el 23 por ciento de las líneas arancelarias han sido consolidadas, todos los aranceles consolidados son nulos; además, el carácter de puerto franco que tiene Macao, China con arreglo a la Ley Fundamental parece excluir aumentos de tipos en las líneas arancelarias no consolidadas.

En el informe también se señala que Macao, China introdujo en 1999 nuevas leyes en materia de derechos de propiedad intelectual, encaminadas, en particular, a asegurar el cumplimiento del Acuerdo sobre los ADPIC. Las nuevas leyes establecen un marco jurídico integral para la protección de esos derechos.

Macao, China es en gran medida una economía basada en los servicios: éstos representaron el 90 por ciento del PIB y el 69 por ciento del empleo en 1998. La proporción que corresponde a los servicios en el conjunto de la economía ha venido aumentando, y las autoridades prevén que esta tendencia se mantendrá debido a las inversiones en infraestructura (el nuevo aeropuerto internacional y la mejora de las instalaciones portuarias) que facilitan el acceso a Macao, China, así como a la prosecución de los esfuerzos encaminados a elevar la calidad y aumentar la diversidad de los servicios relacionados con el turismo, base de su economía. Los servicios comunitarios y sociales por sí solos, incluido el juego y los casinos, representaron casi el 47 por ciento del PIB (y más del 28 por ciento del empleo). En cambio, el sector industrial (manufacturas y construcción) representa alrededor del 13 por ciento del PIB y proporciona aproximadamente el 31 por ciento del empleo total, lo que parece indicar que la productividad del trabajo en este sector es relativamente baja. La contribución de la agricultura y la pesca al PIB y al empleo es insignificante.

La apertura de la economía de Macao, China al comercio exterior de productos agropecuarios y sobre todo de manufacturas, ha contribuido indudablemente a la competencia en los mercados interiores de mercancías, en ausencia de una ley general de defensa de la competencia. Aunque hay pocos obstáculos formales para la inversión directa extranjera que dificulten el establecimiento de empresas extranjeras proveedoras de servicios, la competencia en varios mercados de servicios podría sin embargo mejorarse. Servicios esenciales, tales como los de electricidad, abastecimiento de agua, telecomunicaciones y transportes son suministrados actualmente por compañías privadas que gozan de derechos exclusivos en virtud de concesiones estatales. Los servicios vinculados con el juego, otro importante subsector, siguen constituyendo un monopolio privado desde 1961, aunque está previsto que esta concesión concreta expire en 2001.

El Gobierno prevé un crecimiento del 2,4 por ciento en el año 2000, considerablemente inferior al de vecinos de Macao, como China continental y Hong Kong, China. No obstante, existen algunas señales positivas de recuperación económica, en particular en el campo del turismo, dado que el número de viajeros que visitaron el Territorio entre enero y septiembre de 2000 fue un 24,3 por ciento mayor que el registrado durante el mismo período del año anterior, y en el de las exportaciones, que aumentaron alrededor del 17 por ciento en los primeros ocho meses de 2000. En el primer trimestre de 2000, sin embargo, persistía la debilidad del subsector inmobiliario. A fin de aliviar el elevado desempleo, el Gobierno está, entre otras cosas, impulsando más obras públicas de infraestructura, reduciendo los contingentes de trabajadores extranjeros y proporcionando cursos adicionales de formación para el empleo y de readaptación profesional.

Nota para las redacciones

En los exámenes de las políticas comerciales, ejercicio prescrito en los Acuerdos de la OMC, se examinan y se evalúan a intervalos regulares las políticas comerciales y relacionadas con el comercio de los países Miembros. También se siguen de cerca los acontecimientos importantes que pueden tener consecuencias para el sistema mundial de comercio. Para cada examen se elaboran dos documentos: una exposición de políticas que presenta el gobierno del Miembro objeto de examen, y un informe detallado que redacta de manera independiente la Secretaría de la OMC. Estos dos documentos son luego examinados por el conjunto de Miembros de la OMC en el Órgano de Examen de las Políticas Comerciales (OEPC). Esos documentos y las actas de las reuniones del OEPC se publican poco después. Desde la entrada en vigor del Acuerdo sobre la OMC en 1995, los informes abarcan también las esferas de los servicios y de los aspectos de los derechos de propiedad intelectual relacionados con el comercio.
En lo que respecta al presente examen, el Órgano de Examen de las Políticas Comerciales examinará el informe de la Secretaría de la OMC y la exposición de políticas elaborada por el Gobierno de Macao, China los días 19 y 21 de marzo de 2001. El informe de la Secretaría abarca la evolución de todos los aspectos de las políticas comerciales de Macao, China, inclusive sus leyes y reglamentos internos, el marco institucional y las políticas comerciales por medida y por sector.

Se adjuntan al presente comunicado de prensa las observaciones recapitulativas que figuran en el informe de la Secretaría y algunos extractos de la exposición de políticas del Gobierno. Los periodistas pueden obtener el texto del informe de la Secretaría y de la exposición de políticas del Gobierno en el espacio destinado a los comunicados de prensa en el sitio de la OMC en Internet (www.wto.org). Estos dos documentos, el acta de los debates del OEPC y el resumen del Presidente se publicarán oportunamente en una versión encuadernada y podrán obtenerse en la Secretaría, Centro William Rappard, 154 rue de Lausanne, 1211 Ginebra 21.

Desde diciembre de 1989 se han finalizado los siguientes exámenes: la Argentina (1992 y 1999), Australia (1989, 1994 y 1998), Austria (1992), Bahrein (2000), Bangladesh (1992 y 2000), Benin (1997), Bolivia (1993 y 1999), Botswana (1998), el Brasil (1992, 1996 y 2000), Burkina Faso (1998), Camerún (1995), el Canadá (1990, 1992, 1994, 1996, 1998 y 2000), Chile (1991 y 1997), Chipre (1997), Colombia (1990 y 1996), las Comunidades Europeas (1991, 1993, 1995, 1997 y 2000), Corea, República de (1992, 1996 y 2000), Costa Rica (1995), Côte d'Ivoire (1995), Egipto (1992 y 1999), El Salvador (1996), los Estados Unidos (1989, 1992, 1994, 1996 y 1999), Fiji (1997), Filipinas (1993 y 1999), Finlandia (1992), Ghana (1992 y 2001), Guinea (1999), Hong Kong (1990, 1994 y 1998), Hungría (1991 y 1998), la India (1993 y 1998), Indonesia (1991, 1994 y 1998), Islandia (1994 y 2000), Islas Salomón (1998), Israel (1994 y 1999), Jamaica (1998), el Japón (1990, 1992, 1995, 1998 y 2000), Kenya (1993 y 2000), Lesotho (1998), Macao (1994 y 2001), Madagascar (2001), Malasia (1993 y 1997), Malí (1998), Marruecos (1989 y 1996), Mauricio (1995), México (1993 y 1997), Mozambique (2001), Namibia (1998), Nicaragua (1999), Nigeria (1991 y 1998), Noruega (1991, 1996 y 2000), Nueva Zelandia (1990 y 1996), el Pakistán (1995), Papua Nueva Guinea (1999), el Paraguay (1997), el Perú (1994 y 2000), Polonia (1993 y 2000), la República Checa (1996), la República Dominicana (1996), la República Eslovaca (1995), Rumania (1992 y 1999), Senegal (1994), Singapur (1992, 1996 y 2000), Sri Lanka (1995), Sudáfrica (1993 y 1998), Suecia (1990 y 1994), Suiza (y conjuntamente con Liechtenstein) (1991, 1996 y 2000), Swazilandia (1998), Tailandia (1991, 1995 y 1999), Tanzanía (2000), Togo (1999), Trinidad y Tabago (1998), Túnez (1994), Turquía (1994 y 1998), Uganda (1995), el Uruguay (1992 y 1998), Venezuela (1996), Zambia (1996) y Zimbabwe (1994).

  
  
Informe de la Secretaría Volver al principio

ÓRGANO DE EXAMEN DE LAS POLÍTICAS COMERCIALES
MACAO, CHINA
Informe de la Secretaría — Observaciones recapitulativas

Durante el período transcurrido desde el anterior Examen de las Políticas Comerciales de Macao, China, efectuado a fines de 1994, se han registrado dos acontecimientos principales. El más importante de ellos fue la retrocesión de Macao a la República Popular de China (RPC), que tuvo lugar el 20 de diciembre de 1999, y su designación como Región Administrativa Especial (RAE). Con arreglo a la Ley Fundamental de la Región Administrativa Especial de Macao (RAEM), adoptada por la República Popular de China (la “Ley Fundamental”), que establece el principio de “un país, dos sistemas”, la RAEM gozará de un alto grado de autonomía durante 50 años para la gestión de todos sus asuntos, con excepción de los de defensa y política exterior. La RAEM ha conservado su calidad de puerto libre y está exenta de todos los impuestos establecidos por el Gobierno central de la RPC. Así pues, la retrocesión del territorio a la RPC parece haber tenido poco o ningún efecto sobre sus políticas comerciales o vinculadas con el comercio. Por otra parte, desde la retrocesión, las autoridades han logrado reducir notablemente la delincuencia, lo que es muy beneficioso para el turismo; también ha adoptado medidas para construir una sociedad civil más robusta, en la que, al parecer, la población tiene una mayor participación en la vida pública que la que tenía en el pasado.

La retrocesión de Macao, China tuvo lugar después de que se produjera el otro de los acontecimientos principales registrados durante el período objeto de examen, el desencadenamiento de la crisis económica en Tailandia en julio de 1997 y su extensión a otros países del Asia Sudoriental (y más allá). Esta crisis afectó gravemente a la actividad económica del territorio, que ya había comenzado a deteriorarse en 1996; el PIB real se contrajo durante cuatro años sucesivos (1996-99), con el mayor índice negativo de crecimiento, del 4,6 por ciento, en 1998. Paralelamente, la tasa de desempleo se ha más que duplicado desde de 1997 (llegando a 7,1 por ciento en el segundo trimestre de 2000). Al mismo tiempo, la RAEM experimentó una leve deflación desde 1998.

El comercio exterior es de importancia crítica para la economía, y las exportaciones e importaciones (de bienes y servicios) representaron aproximadamente en 1999 el 80 por ciento y el 50 por ciento del PIB, respectivamente. Aunque la cuenta de comercio de mercancías del Territorio ha sido deficitaria, ello ha sido más que compensado por el gran superávit del comercio de servicios, principalmente en el turismo y actividades conexas, como el juego.

Políticas macroeconómicas

La autonomía de Macao, China para formular su política monetaria está estipulada en la Ley Fundamental; la Ley estipula además que no podrán aplicarse controles de cambios ni de capitales. El objetivo de la política monetaria es mantener la estabilidad de la moneda y del sistema financiero. De acuerdo con ese objetivo, la Ley Fundamental prescribe que la moneda de la RAEM, la pataca de Macao, debe estar plenamente respaldada por un fondo de reserva. El tipo de cambio está vinculado, a la tasa de 1,03 al dólar de Hong Kong, y por tanto indirectamente al dólar de los Estados Unidos, en virtud de un sistema de tipo “instituto monetario”.

La vinculación de la pataca al dólar de Hong Kong limita mucho las posibilidades de que disponen las autoridades para controlar la masa monetaria. La consecuencia de ello es la vigencia de tipos de intereses reales relativamente elevados. La vinculación con el dólar de Hong Kong, y por tanto indirectamente con el dólar de los Estados Unidos, también ha conducido a una apreciación efectiva de la pataca, especialmente con respecto a las monedas devaluadas de otros países de la región. Las autoridades estiman que las ventajas de la vinculación son mayores que sus inconvenientes. Un posible inconveniente importante consiste en que la apreciación efectiva de la pataca y las elevadas tasas de intereses reales pueden obstaculizar la recuperación económica del Territorio y los esfuerzos del Gobierno por diversificar la economía. Por otro lado, las autoridades estiman que el mantenimiento de la vinculación de la pataca al dólar de Hong Kong imparte un alto grado de estabilidad al sistema financiero y al conjunto de la economía.

Macao, China no tiene establecidos controles de cambio, aparte de la obligación impuesta a los exportadores de mercancías de convertir en patacas el 40 por ciento del producto en divisas de sus exportaciones. No existen otros controles sobre la utilización de los pagos o los ingresos por invisibles, ni existe restricción alguna sobre las corrientes de capitales.

La Ley Fundamental prescribe que el Gobierno de la RAEM debe esforzarse por alcanzar el equilibrio fiscal, lo que está en armonía con la práctica tradicional del Territorio de seguir una política fiscal prudente. Ha habido superávit fiscal, aunque en disminución, desde 1994; el superávit de 1999 fue de 306 millones de patacas (0,6 por ciento del PIB), alrededor de la quinta parte del obtenido en 1994. La proporción del gasto público, incluido el de los organismos autónomos, en el PIB, ha venido aumentando desde 1994. Se estima que fue de alrededor del 20 por ciento en 2000, aunque no siempre se dispone fácilmente de los datos correspondientes; la transparencia con respecto a los gastos, especialmente en el campo de la contratación pública, podría ser objeto de mejoras. Los impuestos sobre las concesiones de juego y otras concesiones exclusivas representaron alrededor del 31 por ciento de los ingresos públicos en 1998. Dado que en la RAEM, alrededor del 95 por ciento de la tierra es de propiedad oficial, el arrendamiento de ésta es otra importante fuente de ingresos públicos.

Políticas y medidas comerciales y relacionadas con el comercio

Ni la crisis asiática, ni la retrocesión de Macao a China que tuvo lugar en diciembre de 1999, han alterado sustancialmente el régimen comercial y de inversiones del Territorio, que sigue contándose entre los más abiertos del mundo. La actitud del Gobierno es, desde hace mucho tiempo, permitir que mercados libres y abiertos sean el principal factor determinante de la asignación de recursos dentro de la RAEM y, de tal manera, de su desarrollo económico. Desde el examen efectuado en 1994, ha habido pocos cambios importantes relacionados con la política comercial en Macao, China, aparte de los vinculados con los compromisos asumidos en la Ronda Uruguay. Una de las principales innovaciones relacionadas con éstos, ha sido el fortalecimiento de la protección concedida a los derechos de propiedad intelectual.

El alto grado de apertura de la economía en lo que se refiere al comercio de mercancías se pone de manifiesto en la entrada en franquicia aduanera de todas las importaciones de Macao, China. Aunque sólo el 23 por ciento de las líneas arancelarias ha sido consolidadas, todos los aranceles consolidados son nulos; además, el carácter de puerto franco que tiene Macao, China con arreglo a la Ley Fundamental parece excluir aumentos de tipos en las líneas arancelarias no consolidadas. Si bien el impuesto sobre el consumo se percibe por igual sobre los productos manufacturados en el Territorio e importados, recae de manera desproporcionada en las importaciones, porque existe poca o ninguna producción local de las mercancías sujetas al impuesto. Los obstáculos no arancelarios al comercio son pocos; en general, se trata de medidas encaminadas a proteger la seguridad, la salud pública y el medio ambiente (incluidas las especies en peligro). La reciente inclusión de equipo y material utilizado para la fabricación de discos ópticos en la lista de las importaciones que requieren autorización previa es una de varias medidas encaminadas a combatir las infracciones de los derechos de propiedad intelectual. Macao, China carece de un instrumento legal que proteja a sus productores de las prácticas de comercio exterior percibidas como desleales, ya sean operaciones de dumping o subvenciones a la exportación.

Aparte de las licencias de exportación, no existen prácticamente controles gubernamentales sobre las exportaciones, salvo los mantenidos de conformidad con las sanciones adoptadas por las Naciones Unidas y con los convenios internacionales. Con arreglo al sistema de contingentes mantenido desde hace largo tiempo en el marco del Acuerdo sobre los Textiles y el Vestido de la OMC, la RAEM restringe sus exportaciones de textiles y prendas de vestir a ciertos mercados. La asignación por las autoridades del derecho a exportar tiende a favorecer intereses muy enraizados. La RAEM no concede ninguna asistencia a las exportaciones, aparte de incentivos fiscales, que no se conceden específicamente a sectores determinados.

Aunque Macao, China también mantiene un régimen abierto de inversión extranjera, con pocas restricciones para las inversiones procedentes del exterior o destinadas al exterior, en algunos servicios esenciales se impide, en la práctica tanto la inversión interior como la extranjera, debido a que el Gobierno concede derechos exclusivos a determinadas empresas, en forma de concesiones.

Si bien Macao, China no ha introducido ningún cambio importante en su legislación sobre contratación pública desde 1994, ha adoptado medidas para simplificar los procedimientos y aumentar la transparencia a fin de atraer mayor número de ofertas. Las adquisiciones de bienes y servicios extranjeros que rebasan un umbral determinado sólo son aprobadas si no existe un proveedor local. Al mismo tiempo, se alienta el empleo del trabajo local en todas las actividades de contratación pública. Macao, China no es parte en el Acuerdo sobre Contratación Pública, pero proyecta participar más activamente en el Grupo de Trabajo sobre la Transparencia de la Contratación Pública.

Macao, China introdujo en 1999 nuevas leyes relativas a los derechos de propiedad intelectual, encaminadas, en particular, a asegurar el cumplimiento del Acuerdo sobre los ADPIC. Estas nuevas leyes establecen un marco jurídico integral para la protección de esos derechos. Además, las autoridades han mostrado su determinación de imponer más eficazmente la observancia de estas leyes. No obstante, parecen seguir existiendo lagunas; por ejemplo, existe cierta duda de que las sanciones realmente impuestas sean suficientes para lograr una disuasión eficaz.

El sistema impositivo interno de la RAEM se caracteriza por un bajo nivel global de imposición en relación con el PIB (13 por ciento) y un recurso relativamente importante a los impuestos directos, en especial los derivados del juego. La mayoría de los impuestos directos, en particular los que gravan los beneficios empresariales y las remuneraciones de los empleos, se aplican con tipos bajos, lo que contribuye a que el Territorio sea atractivo para los inversores interiores y extranjeros. No obstante, el sistema impositivo se utiliza al mismo tiempo como principal instrumento de la política industrial, y se ofrecen diversos incentivos fiscales a proyectos que, entre otras cosas, fomentan la diversificación industrial, alientan las exportaciones a nuevos mercados, contribuyen al progreso tecnológico, aumentan el valor añadido y crean fuentes de trabajo. También se suministran subvenciones reembolsables o no reembolsables, incluidas subvenciones de intereses. Además, dado que en la RAEM el 95 por ciento de toda la tierra es de propiedad estatal, el sistema aparentemente complejo (y quizás discrecional) de arrendamiento de las tierras públicas constituye un posible instrumento de política económica.

Confiado en los efectos disciplinarios de los mercados abiertos, Macao, China no tiene un instrumento legal separado de defensa de la competencia; no obstante, el Código de Comercio de 1999 establece algunos principios generales relativos a la competencia, a fin de salvaguardar la libertad económica y combatir las prácticas comerciales que afectan a aquélla. Si bien la apertura al comercio que caracteriza a la economía de Macao, China ha fomentado indudablemente la competencia en lo que a las mercancías se refiere, ésta parece ser algo insuficiente en varias actividades de servicios.

Cuestiones sectoriales

Macao, China es en gran medida una economía basada en los servicios: éstos representaron el 90 por ciento del PIB y el 69 por ciento del empleo en 1998. La proporción que corresponde a los servicios en el conjunto de la economía ha venido aumentando, y las autoridades prevén que esta tendencia se mantendrá debido a las inversiones en infraestructura (el nuevo aeropuerto internacional y la mejora de las instalaciones portuarias) que facilitan el acceso a Macao, China, así como a la prosecución de los esfuerzos encaminados a elevar la calidad y aumentar la diversidad de los servicios relacionados con el turismo, base de su economía. Los servicios comunitarios y sociales por sí solos, incluido el juego y los casinos representaron casi el 47 por ciento del PIB (y más del 28 por ciento del empleo). En cambio, el sector industrial (manufacturas y construcción) representa alrededor del 13 por ciento del PIB y proporciona aproximadamente el 31 por ciento de todos los empleos, lo que parece indicar que la productividad del trabajo en este sector es relativamente baja. La contribución de la agricultura y la pesca al PIB y al empleo es insignificante.

La apertura de la economía de Macao, China al comercio exterior de productos agropecuarios y sobre todo, de manufacturas, ha contribuido indudablemente a la competencia en los mercados interiores de mercancías, en ausencia de una ley general de defensa de la competencia. Aunque existen pocos obstáculos formales para la inversión directa extranjera en sí misma que dificulten el establecimiento de empresas extranjeras proveedoras de servicios, la competencia en varios mercados de servicios podría sin embargo mejorarse. Servicios esenciales, tales como los de electricidad, abastecimiento de agua, telecomunicaciones y transportes son suministrados actualmente por compañías privadas que gozan de derechos exclusivos en virtud de concesiones estatales. Los servicios vinculados con el juego, otro importante subsector, siguen constituyendo un monopolio privado desde 1961, aunque está previsto que esta particular concesión expirará en 2001. La consiguiente limitación de la competencia en estos y otros servicios permite a los proveedores cobrar elevados precios, no sólo a los consumidores, sino también a las empresas para las cuales servicios tales como la energía, las telecomunicaciones y el transporte, por ejemplo, constituyen insumos comerciales importantes. Es probable que el costo indebidamente elevado de tales insumos reduzca la competitividad de tales empresas y tienda a disuadirlas de operar en Macao, China, dificultándose así el desarrollo económico del Territorio. Las autoridades señalan que existen iniciativas en curso encaminadas a aumentar la competencia en ciertos servicios, en particular las telecomunicaciones y el juego.

Dado que los compromisos contraídos hasta ahora por la RAEM en el marco del AGCS están circunscritos principalmente a los servicios financieros, nuevos compromisos relativos a otros servicios podrían también fomentar el desarrollo económico de Macao, China, al contribuir a los esfuerzos del Gobierno encaminados a diversificar la economía, especialmente reduciendo la importancia relativa del juego para aumentar la de otros servicios. Aunque el Gobierno ha anunciado planes encaminados a liberalizar de manera unilateral ciertas actividades de telecomunicaciones, la formulación de compromisos adicionales en el marco del AGCS en éstos y otros campos tendería a aumentar la transparencia y previsibilidad del régimen de comercio e inversiones del Territorio e impulsar el proceso de liberalización en el sector de los servicios, lo que sería muy beneficioso para la economía de la RAEM en su conjunto.

Perspectivas

El Gobierno prevé un crecimiento del 2,4 por ciento en el año 2000, considerablemente inferior al de vecinos de Macao, como China continental y Hong Kong, China. No obstante, existen algunas señales positivas de recuperación económica, en particular en el campo del turismo, dado que el número de viajeros que visitaron el Territorio entre enero y septiembre de 2000 fue un 24,3 por ciento mayor que el registrado durante el mismo período del año anterior, y en el de las exportaciones, que aumentaron alrededor del 17 por ciento en los primeros ocho meses de 2000. En el primer trimestre de 2000, sin embargo, persistía la debilidad del subsector inmobiliario. A fin de aliviar el elevado desempleo, el Gobierno, entre otras cosas, está impulsando más obras públicas de infraestructura, reduciendo los contingentes de trabajadores extranjeros y proporcionando cursos adicionales de formación para el empleo y de readaptación profesional.

La continuación del proceso de recuperación de varias economías del Asia Sudoriental, de donde proviene la mayoría de los turistas que visitan Macao, China, y el crecimiento experimentado en los últimos tiempos en Estados Unidos y la Unión Europea, adonde están destinadas la mayoría de las exportaciones de prendas de vestir de la RAEM, también constituyen buenos augurios para la recuperación económica. Estos factores se añaden a la gradual reactivación de los gastos de consumo y de la actividad empresarial en la RAEM. Por otro lado, queda por ver si los elevados tipos de interés reales que se aplican en Macao, China y el alto nivel del tipo de cambio efectivo real, relacionado con aquéllos, obstaculizarán esa recuperación.

  
  
Informe del Gobierno Volver al principio

ÓRGANO DE EXAMEN DE LAS POLÍTICAS COMERCIALES
MACAO, CHINA
Informe del Gobierno — Parte IV

Entorno comercial

El hecho de que Macao, China sea uno de los territorios aduaneros independientes más pequeños de la OMC, con una superficie de solo 23,8 km² y una población de alrededor de 450.000 habitantes, impone límites tanto al Gobierno como a los agentes económicos locales. Por consiguiente, la adopción de una política económica y comercial de laissez-faire, liderada por las fuerzas del mercado, demostró ser el único medio para que Macao, China pudiera alcanzar sus objetivos de desarrollo económico.

Esencialmente, la principal preocupación de la RAEM fue suministrar un marco reglamentario que facilitara la actividad de los agentes económicos pero que al mismo tiempo cumpliera con las obligaciones internacionales de la RAEM y mantuviera un elevado nivel de confianza entre la comunidad internacional. Por consiguiente, con una administración pública relativamente reducida, la RAEM ha procurado establecer el mínimo nivel necesario de reglamentación, ofreciendo al mismo tiempo garantías jurídicas que facilitaran las actividades de los agentes económicos.

Tradicionalmente, el comercio de mercancías de Macao depende de la exportación de productos manufacturados, en particular prendas de vestir y textiles. Las exportaciones de esos productos representaban aproximadamente el 85 por ciento del total de mercancías exportadas. Las exportaciones no textiles, a saber, calzado, juguetes, aparatos electrónicos y otros productos constituyeron el 7,3 por ciento de las ventas totales al extranjero en 1999. Los principales mercados de exportación de la RAEM son los Estados Unidos de América y la Unión Europea, que adquirieron respectivamente el 46,9 por ciento y el 30,2 por ciento del total de mercancías exportadas en 1999. La Región Administrativa Especial de Hong Kong y la República Popular China son también destinatarios habituales de las exportaciones de la RAEM y captaron respectivamente el 6,8 por ciento y el 9,2 por ciento de las exportaciones totales en ese mismo año. Las reexportaciones, que forman parte de las exportaciones y representaron el 14,4 por ciento de las exportaciones totales en 1999, registraron un pronunciado aumento en ese año; sus principales destinatarios fueron la República Popular China y la Región Administrativa Especial de Hong Kong, que acumularon más de las cuatro quintas partes del total de reexportaciones. Se exportaron principalmente textiles y productos conexos.

Dado que los principales artículos de exportación de Macao son productos textiles y prendas de vestir, el grueso de las mercancías importadas está compuesto por materias primas y productos semimanufacturados, que representaron alrededor del 48 por ciento del total de los productos importados en 1999. Se importaron además maquinaria y equipos de transporte, productos agrícolas y bienes de consumo. En su mayoría, las importaciones se adquieren de economías vecinas de Asia y el Pacífico. La República Popular China mantuvo, y de hecho mejoró, su posición de principal interlocutor en materia de importaciones, con una cuota del 35,6 por ciento (+3 por ciento), mientras que la de la Región Administrativa Especial de Hong Kong registró en 1999 una pronunciada baja del 5,6 por ciento, con lo que las importaciones de ese origen representaron el 18,1 por ciento del total.

Habida cuenta de la importancia del comercio de mercancías para la economía de Macao, durante el período que se examina el Gobierno adoptó una serie de medidas prácticas tendentes a facilitar el comercio. Aparte de los productos sujetos a la obtención de licencias, las importaciones y exportaciones pueden ser despachadas de aduana mediante la presentación de una simple declaración de importación o exportación. La Policía Marítima y de Aduanas de Macao trabaja actualmente en la informatización de los trámites de despacho de aduana en todos los puntos de entrada en frontera, con objeto de facilitar la circulación de mercancías. El Gobierno decidió también instalar el sistema de intercambio electrónico de datos (IED). Ello permitirá tramitar electrónicamente las solicitudes y concesiones de licencias, lo que incrementará la eficiencia y la eficacia de los procedimientos de aduana, así como la exactitud de los datos sobre importación. El proyecto IED fue lanzado en septiembre de 1998. Una vez que esté totalmente instalado, el sistema IED permitirá tramitar toda la documentación relativa al comercio exterior. Desde septiembre de 2000 se tramitan mediante el sistema IED las licencias de exportación de productos sujetos a contingentes textiles. Por último, corresponde observar que en 2001 la RAEM establecerá un servicio de aduanas, habiéndose ya designado un Comisionado para el sector.

Con respecto al comercio de invisibles, la exportación de servicios de la RAEM registró una declinación media anual del 0,3 por ciento en los últimos seis años, como consecuencia de la disminución de los ingresos generados por el turismo. Las importaciones de servicios experimentaron un aumento medio anual del 7,8 por ciento, debido al incremento del consumo de los residentes de Macao, China en sus viajes al extranjero y de los servicios extranjeros costeados por la compañía aérea local. Pero, a pesar de los resultados de este sector, el excedente de la balanza comercial de servicios se mantuvo y ascendió a 16.054 millones de patacas en 1999.

Entorno en materia de inversiones

Durante el primer año del establecimiento de la RAEM el Gobierno no escatimó esfuerzos por mantener un entorno libre, justo y abierto para las inversiones, a fin de acelerar la recuperación económica. Los efectos positivos de esa política se pusieron ya de manifiesto en el primer semestre de 2000, cuando se registró un aumento importante de las exportaciones y del número de visitantes a la RAEM. A fin de alcanzar los objetivos establecidos por el Gobierno, a saber, convertir a la RAEM en un centro regional de servicios y un portal hacia China, las autoridades adoptaron una serie de medidas para mejorar el entorno comercial y fomentar la diversificación de la industria y las exportaciones. Corresponde citar entre dichas medidas los incentivos a la inversión, diversas exenciones impositivas y subvenciones a los tipos de interés aplicados a los préstamos bancarios en patacas para la compra o el arrendamiento de nuevos equipos, así como para la adquisición, la construcción o el arrendamiento de edificios industriales. Se considera que la concesión de tierras públicas podría ser un útil vector para el desarrollo de proyectos beneficiosos para el medio ambiente y estimularían el crecimiento económico y la diversificación. Además, se ha creado un organismo público, el Instituto de Promoción de las Inversiones y el Comercio de Macao, a fin de suministrar asistencia (por ejemplo, a través de un “servicio centralizado”) a los inversores locales y extranjeros en la realización de sus proyectos de inversión.