Topics handled by WTO committees and agreements
Cuestiones abarcadas por los Comités y Acuerdos de la OMC

EXÁMENES DE LA POLÍTICAS COMERCIALES: SEGUNDO COMUNICADO DE PRENSA Y CONCLUSIONES DEL PRESIDENTE

COMUNICADO DE PRENSA
PRENSA/TPRB/167
7 de junio de 2001

Miembros de la OMC en la Organización de Estados del Caribe Oriental — (OECO): junio de 2001

El Órgano de Examen de las Políticas Comerciales (OEPC) de la Organización Mundial del Comercio (OMC) llevó a cabo su primer examen de los Miembros de la OMC integrantes de la Organización de los Estados del Caribe Oriental (OECO) los días 5 y 7 de junio de 2001. Adjunto figura el texto de las observaciones formuladas por el Presidente a modo de conclusión, en la que se reseñan los puntos más destacados que se plantearon durante el debate.

175pxls.gif (835 bytes)

Ver también:

primer comunicado de prensa
>
Resumen del informe de la Secretaría
>
Resumen del informe del Gobierno


ÓRGANO DE EXAMEN DE LAS POLITICAS COMERCIALES: MIEMBROS DE LA OMC EN LA OECO
EVALUCIÓN DEL OEPC

Este tipo de exámenes permite al OEPC realizar a intervalos regulares una evaluación colectiva de todas las políticas y prácticas comerciales de cada país Miembro, para seguir de cerca las tendencias y acontecimientos importantes que puedan tener repercusiones en el sistema mundial de comercio.

El examen se basa en dos informes, uno de la Secretaría de la OMC y otro del Gobierno objeto de examen, en los que se consideran todos los aspectos de las políticas comerciales del país de que se trate, entre ellos sus leyes y reglamentos nacionales, el marco institucional, los acuerdos bilaterales y regionales y otros acuerdos preferenciales, las necesidades económicas más generales y el entorno exterior. Oportunamente se publicará la documentación completa de las políticas comerciales de la Organización de los Estados del Caribe Oriental, que contendrá, además de esos dos informes, un acta del debate y el resumen del Presidente. Esa documentación podrá solicitarse en la Secretaría de la OMC, Centro William Rappard, 154 rue de Lausanne, 1211 Ginebra 21.

Desde diciembre de 1989 se han llevado a cabo los siguientes exámenes: Argentina (1992 y 1999), Australia (1989, 1994 y 1998), Austria (1992), Bahrein (2000), Bangladesh (1992 y 2000), Benin (1997), Bolivia (1993 y 1999), Botswana (1998), Brasil (1992, 1996 y 2000), Brunei Darussalam (2001), Burkina Faso (1998), Camerún (1995), Canadá (1990, 1992, 1994, 1996, 1998 y 2000), Chile (1991 y 1997), Chipre (1997), Colombia (1990 y 1996), Comunidades Europeas (1991, 1993, 1995, 1997 y 2000), Corea, Rep. de (1992, 1996 y 2000), Costa Rica (1995 y 2001), Côte d'Ivoire (1995), Egipto (1992 y 1999), El Salvador (1996), Estados Unidos (1989, 1992, 1994, 1996 y 1999), Fiji (1997), Filipinas (1993), Finlandia (1992), Ghana (1992 y 2001), Guinea (1999), Hong Kong (1990, 1994 y 1998), Hungría (1991 y 1998), India (1993 y 1998), Indonesia (1991, 1994 y 1998), Islandia (1994 y 2000), Israel (1994 y 1999), Islas Salomón (1998), Jamaica (1998), Japón (1990, 1992, 1995, 1998 y 2000), Kenya (1993 y 2000), Lesotho (1998), Macao, China (1994 y 2001), Madagascar (2001), Malasia (1993 y 1997), Malí (1998), Marruecos (1989 y 1996), Mauricio (1995), México (1993 y 1997), Miembros de la OMC integrantes de la OECO (2001), Namibia (1998), Nicaragua (1999), Nigeria (1991 y 1998), Noruega (1991, 1996 y 2000), Nueva Zelandia (1990 y 1996), Pakistán (1995), Papua Nueva Guinea (1999), Paraguay (1997), Perú (1994 y 2000), Polonia (1993), República Checa (1996), República Dominicana (1996), República Eslovaca (1995), Rumania (1992 y 1999), Senegal (1994), Singapur (1992, 1996 y 2000), Sri Lanka (1995), Sudáfrica (1993 y 1998), Suecia (1990 y 1994), Suiza (1991, 1996 y 2000 (junto con Liechtenstein)), Swazilandia (1998), Tailandia (1991, 1995 y 1999), Tanzanía (2000), Togo (1999), Trinidad y Tabago (1998), Túnez (1994), Turquía (1994 y 1998), Uganda (1995), Uruguay (1992 y 1998), Venezuela (1996), Zambia (1996) y Zimbabwe (1994).

  
  
ÓRGANO DE EXAMEN DE LAS POLÍTICAS COMERCIALES: MIEMBROS DE LA OMC EN LA OECO
OBSERVACIONES FORMULADAS POR EL PRESIDENTE A MODO DE CONCLUSIÓN
Volver al principio

Durante dos días, hemos debatido de manera franca y constructiva acerca de las políticas y prácticas comerciales de los Miembros de la OMC integrantes de la OECO. Colectiva e individualmente, estos Miembros hicieron exposiciones elocuentes de los problemas especiales que afrontan debido a su reducida superficie y población, las deseconomías de escala, los altos costos sociales y de infraestructura y la vulnerabilidad a las crisis exteriores. De resultas de ello, y a pesar del número de Miembros que asistieron a la reunión, tengo la certeza de que todos los Miembros de la OMC comprenderán mejor los problemas y dificultades de estas economías y sin duda les prestarán una mayor atención. Los Miembros señalaron que, incluso con tales dificultades, los países Miembros de la OMC integrantes de la OECO habían tenido una vigorosa gestión económica en años recientes. No obstante, los Miembros objeto del examen mencionaron el número, todavía notable, de personas que viven en la pobreza y la apremiante necesidad de combatir ese problema.

Muchos Miembros de la OMC atribuyeron buena parte de los logros económicos globales de los Miembros de la OMC integrantes de la OECO a la apertura general de su economía y su tradicional participación en el comercio internacional, una mano de obra estable y bien instruida y el buen funcionamiento de las instituciones. Los Miembros de la OMC instaron a esos países a que perseveraran en la diversificación de sus economías, en particular para reducir su vulnerabilidad. Algunos Miembros de la OMC estimaron que perseverar en el desarrollo del sector de los servicios brindará las mejores oportunidades de crecimiento; otros, en cambio, consideraron que la agricultura era y debía seguir siendo un sector clave de esas economías.

Los miembros de este Órgano reconocieron los esfuerzos realizados por los Miembros de la OMC integrantes de la OECO por seguir liberalizando sus economías, en particular mediante reducciones arancelarias en el marco de su participación en la CARICOM. Sin embargo, se expresaron preocupaciones con respecto a la persistencia de las restricciones cuantitativas, la amplitud de requisitos de licencias de importación y la utilización de medidas de salvaguardia. Los Miembros tomaron nota también de que, si bien se habían reducido, los aranceles eran todavía relativamente altos, si bien interpretaron que ello obedecía principalmente al propósito de obtener rentas; algunos Miembros sugirieron que más podría convenir establecer una estructura arancelaria más simplificada. Algunos Miembros sugirieron también otras fuentes de rentas; un Miembro propuso que se adoptara un impuesto sobre el valor añadido, cuya viabilidad ya estaban estudiando los países de la OECO. Asimismo, los Miembros invitaron a los Miembros de la OMC integrantes de la OECO a que redujeran los tipos de sus consolidaciones arancelarias a los actualmente aplicados para mejorar, así, la previsibilidad de sus regímenes de importación.

Los Miembros acogieron con beneplácito los esfuerzos y progresos realizados por los Miembros de la OMC integrantes de la OECO para cumplir sus obligaciones en materia de notificaciones a la OMC y para poner su legislación nacional en armonía con los Acuerdos de la OMC. Algunos Miembros también instaron a los países objeto del examen a que mejoraran sus compromisos en la OMC en materia de servicios, de modo de ponerlos en nivel comparable con sus prácticas actuales, que eran relativamente liberales. Se manifestó preocupación por los efectos económicos negativos de que en otros foros se les calificara de paraísos fiscales.

El presente Examen ha revelado hasta qué punto la exigüidad de recursos humanos limita la observancia de las normas de la OMC. A este respecto, creo que el presente examen ha servido para ayudar a los Miembros de la OMC integrantes de la OECO a realizar sus propios exámenes internos de las políticas y prácticas comerciales que aplican y de los recursos de que disponen para llevarlas a la práctica. Aunque como consecuencia de ese proceso se pudieran encontrar medios y arbitrios para utilizar más eficientemente esos recursos, incluso mediante las iniciativas en curso con miras a una mayor cooperación regional, la conclusión ineludible es que, en las circunstancias actuales, los países objeto del examen necesitan el apoyo de la comunidad internacional para participar de manera más eficaz en el sistema multilateral de comercio. En consecuencia, los Miembros se manifestaron ampliamente en favor de que se prestara más asistencia técnica a los Miembros de la OMC integrantes de la OECO. Espero que los trabajos realizados en el contexto del presente examen para determinar las necesidades de estos países en relación con el comercio puedan culminar en unas medidas concretas para atender a esas necesidades, incluso mediante una presencia permanente en Ginebra.

Varios Miembros acogieron con interés la solicitud de los Miembros de la OMC integrantes de la OECO de que se les reconociera un trato especial, sustentado en el principio del trato especial y diferenciado que la OMC otorgaba a los países en desarrollo. Aunque tomaron nota del problema que la erosión de los márgenes preferenciales planteaba a los Miembros de la OMC integrantes de la OECO, algunos Miembros se manifestaron a favor de eximir prontamente de las normas de la OMC al Acuerdo de Cotonou.

También se formularon preguntas concretas a los Miembros de la OMC integrantes de la OECO acerca de los siguientes temas:

  • el cumplimiento de los requisitos de la OMC en materia de notificación;
  • las mejoras en cuanto a valoración en aduana y administración aduanera;
  • los procedimientos para la tramitación de licencias de importación;
  • el recurso a las limitaciones cuantitativas;
  • la administración de los controles de precios;
  • la consolidación de los "demás derechos y cargas" en la OMC;
  • las actividades de ayuda a la exportación y fomento de las exportaciones;
  • la armonización de las normas y los organismos de normalización;
  • la función de las juntas de productos básicos;
  • la transparencia en la contratación pública;
  • la protección de los derechos de propiedad intelectual;
  • los regímenes de incentivos a la inversión y su alcance; y
  • la legislación, las condiciones de acceso y los incentivos en determinados sectores de servicios.

Aparte de las preguntas dirigidas al grupo de Miembros de la OMC integrantes de la OECO, se hicieron preguntas específicas a cada uno de ellos, incluidas las siguientes:

  • a Antigua y Barbuda, acerca de los regímenes de incentivos, las zonas francas comerciales, las importaciones de vehículos reacondicionados, las telecomunicaciones y el funcionamiento del Registro Internacional de Buques;
  • a Dominica, también sobre los regímenes de incentivos;
  • a Granada, sobre las consolidaciones arancelarias y la aplicación del impuesto general sobre el consumo;
  • a Saint Kitts y Nevis, sobre normas de etiquetado y el funcionamiento del Registro Internacional de Buques;
  • a Santa Lucía, sobre las limitaciones a las inversiones en ciertos sectores; y
  • a San Vicente y las Granadinas, sobre los incentivos a las actividades turísticas distintas de la hotelería.

Los Miembros apreciaron las respuestas y explicaciones orales y escritas que proporcionaron las delegaciones de los Miembros de la OMC integrantes de la OECO.

Quedamos a la espera de recibir respuestas a las preguntas que siguen pendientes.

En conclusión, estimo que el presente Examen ha satisfecho ampliamente su objetivo principal de evaluar colectivamente las políticas y prácticas comerciales de los Miembros de la OMC integrantes de la OECO, en particular en el contexto de sus necesidades y objetivos de desarrollo, así como del entorno exterior. Los Miembros objeto del examen reafirmaron su pleno compromiso con el sistema multilateral de comercio, testimoniándolo firmemente la presencia de los seis Ministros. Sin embargo, también se nos hicieron ver los problemas y dificultades que impiden que estos Miembros participen más plenamente en el sistema. Abordar esas cuestiones podría ser importante para que los Miembros de la OMC integrantes de la OECO participaran más cabalmente en el sistema multilateral de comercio; ello no sólo ayudaría a los Miembros objeto del examen a sacar más provecho de las oportunidades que brinda el comercio para fomentar el crecimiento y el desarrollo, sino que también sería beneficioso y provechoso para todo el sistema. A este respecto, estoy convencido de que la OMC es el mejor foro para la participación de estos Miembros en condición de interlocutores en pie de igualdad con economías más grandes en el mercado mundial.

175pxls.gif (835 bytes)
Nota:

Los Miembros de la OMC en la OECO son: Antigua y Barbuda, Dominica, Granada, Saint Kitts y Nevis, Santa Lucía y San Vicente y las Granadinas.