Topics handled by WTO committees and agreements
Cuestiones abarcadas por los Comités y Acuerdos de la OMC

EXÁMENES DE LA POLÍTICAS COMERCIALES: SEGUNDO COMUNICADO DE PRENSA Y CONCLUSIONES DEL PRESIDENTE

COMUNICADO DE PRENSA
PRENSA/TPRB/175
19 de octubre de 2001
República Checa: octubre de 2001

El Órgano de Examen de las Políticas Comerciales de la Organización Mundial del Comercio (OMC) llevó a cabo su segundo Examen de las Políticas Comerciales de la República Checa los días 17 y 19 de octubre de 2001. Adjunto figura el texto de las observaciones del Presidente a modo de conclusión, donde se reseñan los puntos más destacados que se plantearon durante los debates.

175pxls.gif (835 bytes)

Ver también:

primer comunicado de prensa
>
Resumen del informe de la Secretaría
>
Resumen del informe del Gobierno


ÓRGANO DE EXAMEN DE LAS POLITICAS COMERCIALES: REPÚBLICA CHECA
EVALUCIÓN DEL OEPC

Este tipo de exámenes permite al OEPC realizar a intervalos regulares una evaluación colectiva de todas las políticas y prácticas comerciales de cada país Miembro, para seguir de cerca las tendencias y acontecimientos importantes que puedan tener repercusiones en el sistema mundial de comercio.

El examen se basa en dos informes, uno de la Secretaría de la OMC y otro del Gobierno objeto de examen, en los que se consideran todos los aspectos de las políticas comerciales del país de que se trate, entre ellos sus leyes y reglamentos nacionales, el marco institucional, los acuerdos bilaterales y regionales y otros acuerdos preferenciales, las necesidades económicas más generales y el entorno exterior. Más adelante se publicará la documentación completa del examen de las políticas comerciales de la República Checa, que comprenderá, además de esos dos informes, un acta del debate y el resumen del Presidente. Esa documentación podrá solicitarse a la Secretaría de la OMC, Centro William Rappard, 154 rue de Lausanne, 1211 Ginebra 21.

Desde diciembre de 1989 se han llevado a cabo los siguientes exámenes: Argentina (1992 y 1999), Australia (1989, 1994 y 1998), Austria (1992), Bahrein (2000), Bangladesh (1992 y 2000), Benin (1997), Bolivia (1993 y 1999), Botswana (1998), Brasil (1992, 1996 y 2000), Brunei Darussalam (2001), Burkina Faso (1998), Camerún (1995 y 2001), Canadá (1990, 1992, 1994, 1996, 1998 y 2000), Chile (1991 y 1997), Chipre (1997), Colombia (1990 y 1996), Comunidades Europeas (1991, 1993, 1995, 1997 y 2000), Corea, Rep. de (1992, 1996 y 2000), Costa Rica (1995 y 2001), Côte d'Ivoire (1995), Egipto (1992 y 1999), El Salvador (1996), Estados Unidos (1989, 1992, 1994, 1996, 1999 y 2001), Fiji (1997), Filipinas (1993 y 1999), Finlandia (1992), Gabón (2001), Ghana (1992 y 2001), Guinea (1999), Hong Kong (1990, 1994 y 1998), Hungría (1991 y 1998), India (1993 y 1998), Indonesia (1991, 1994 y 1998), Islandia (1994 y 2000), Israel (1994 y 1999), Islas Salomón (1998), Jamaica (1998), Japón (1990, 1992, 1995, 1998 y 2000), Kenya (1993 y 2000), Lesotho (1998), Macao (1994 y 2001), Madagascar (2001), Malasia (1993 y 1997), Malí (1998), Marruecos (1989 y 1996), Mauricio (1995), México (1993 y 1997), Mozambique (2001), Namibia (1998), Nicaragua (1999), Nigeria (1991 y 1998), Noruega (1991, 1996 y 2000), Nueva Zelandia (1990 y 1996), OECO (2001), Pakistán (1995), Papua Nueva Guinea (1999), Paraguay (1997), Perú (1994 y 2000), Polonia (1993 y 2000), República Checa (1996 y 2001), República Dominicana (1996), República Eslovaca (1995), Rumania (1992 y 1999), Senegal (1994), Singapur (1992, 1996 y 2000), Sri Lanka (1995), Sudáfrica (1993 y 1998), Suecia (1990 y 1994), Suiza (1991, 1996 y 2000 (junto con Liechtenstein)), Swazilandia (1998), Tailandia (1991, 1995 y 1999), Tanzanía (2000), Togo (1999), Trinidad y Tabago (1998), Túnez (1994), Turquía (1994 y 1998), Uganda (1995), Uruguay (1992 y 1998), Venezuela (1996), Zambia (1996) y Zimbabwe (1994).

  
  
ÓRGANO DE EXAMEN DE LAS POLÍTICAS COMERCIALES: REPÚBLICA CHECA
OBSERVACIONES FORMULADAS POR EL PRESIDENTE A MODO DE CONCLUSIÓN
Volver al principio

Este segundo examen de las políticas y prácticas comerciales de la República Checa se ha llevado a cabo con éxito. Gracias al debate abierto e informativo sostenido con la delegación checa, todos hemos podido comprender mejor las políticas y las prácticas comerciales o relacionadas con el comercio que están en vigor, y apreciar más cabalmente su repercusión en el sistema multilateral de comercio. Hemos tenido un diálogo muy fructífero sobre la reciente reforma económica de la República Checa y el papel que cumplió en la misma la liberalización del comercio. La mayoría de los Miembros han considerado que la economía checa es una economía de mercado que funciona. Los Miembros pudieron obtener informaciones útiles sobre las modificaciones recientes y planificadas de las medidas comerciales, en particular con respecto a las negociaciones en curso para la adhesión a la Unión Europea.

Los Miembros felicitaron al Gobierno de la República Checa por el constante apoyo y el activo papel desempeñado en la OMC. La República Checa ha contraído importantes compromisos en el sistema multilateral, y los ha ampliado desde el examen anterior de sus políticas comerciales realizado en 1996. Los Miembros apreciaron positivamente la voluntad de la República Checa de aplicar políticas liberales en materia de comercio y de inversión. Numerosos Miembros también acogieron con satisfacción el apoyo manifestado por la República Checa en favor de la iniciación de un programa de negociación ampliado en la Cuarta Conferencia Ministerial.

Todas las delegaciones acogieron con beneplácito la recuperación económica de la República Checa, sustentada en cambios estructurales, que abarcan tanto reformas internas como la liberalización del comercio y la inversión. Algunos Miembros señalaron que la situación fiscal era frágil y que su deterioro adicional podría plantear una amenaza para la estabilidad macroeconómica. Los Miembros han apreciado los esfuerzos realizados por la República Checa para adaptar su entorno institucional y económico a los requisitos de una economía de mercado moderna. Los Miembros han reconocido los notables resultados del proceso de transición checo, incluida la privatización en curso de las empresas públicas, que han contribuido significativamente a atraer la inversión extranjera. Los Miembros observaron la importancia atribuida por las autoridades a la promoción de la inversión y a los planes conexos con miras a llevar adelante la reestructuración y la privatización.

Numerosos Miembros han observado que los preparativos para la adhesión a la UE han contribuido a apoyar más firmemente el proceso de reforma. En ese sentido, formularon comentarios favorables sobre el hecho de que la adhesión a la UE haya sido una meta prioritaria para la República Checa, que podría dar la oportunidad de proseguir la reforma, en forma simultánea a la creciente armonización de sus políticas con los requisitos de la UE. Algunos Miembros han manifestado su preocupación por la repercusión de esa adhesión en las oportunidades comerciales de los países no miembros de la UE, en particular, con respecto a los productos agrícolas. Se ha tomado nota del número relativamente importante de acuerdos comerciales preferenciales de que es parte la República Checa, así como de que ello contribuía a que una parte limitada de su comercio se realizase en una base NMF. Los Miembros se han felicitado de las estrechas relaciones económicas y comerciales de la República Checa con la República Eslovaca, reconociendo empero que ello no implicaba la adopción de posiciones exteriores comunes en todos los ámbitos. Los Miembros también han tomado nota de la determinación de la República Checa de lograr que sus objetivos comerciales regionales sean compatibles con su participación en el sistema comercial multilateral y con sus ambiciones en esta esfera.

Los Miembros han reconocido la transparencia y previsibilidad del régimen arancelario checo, así como el nivel relativamente bajo de sus tipos medios. No obstante, algunos Miembros han observado que los tipos preferenciales checos se encontraban muy por debajo de los niveles NMF. Los Miembros han invitado a la República Checa a que redujese la disparidad existente entre los derechos preferenciales y los derechos NMF. Asimismo han formulado comentarios sobre las amplias disparidades arancelarias, incluidas las crestas arancelarias, la progresividad arancelaria y la utilización de concesiones y exenciones. Se han destacado asimismo las ventajas que supondría la simplificación de la estructura arancelaria mediante la reducción del elevado número de tipos NMF y preferenciales diferentes. Los Miembros han acogido con satisfacción el hecho de que sólo existiesen relativamente pocos obstáculos no arancelarios.

Por lo que se refiere a las políticas sectoriales, los Miembros se centraron principalmente en los sectores agropecuario y de servicios. Algunos han observado que el promedio arancelario aplicado al sector agropecuario era relativamente elevado en comparación con el aplicado a los productos no agrícolas. Se solicitaron aclaraciones acerca del sistema existente de ayuda al sector agropecuario. Algunos Miembros han preguntado la evolución prevista de las políticas agropecuarias, en particular habida cuenta de las perspectivas de adhesión a la UE. Los Miembros se han felicitado del aumento, en los últimos años, de la competencia en el sector bancario, y se han referido a medidas para mejorar la eficacia de este sector. Se solicitó información sobre los planes previstos para continuar la privatización del sector de las telecomunicaciones.

También se solicitaron detalles adicionales sobre una serie de cuestiones concretas, y en particular:

  • procedimientos aduaneros;

  • licencias de importación no automáticas;

  • normas y reglamentos técnicos, y procedimientos de determinación de la conformidad;

  • medidas especiales;

  • contratación pública;

  • política de exportación y asistencia;

  • zonas de libre comercio;

  • protección de los derechos de propiedad intelectual y su observancia;

  • régimen de inversión e incentivos;

  • sistema general de la ayuda estatal, incluida la ayuda otorgada específicamente a las regiones económicamente desfavorecidas;

  • reestructuración de las empresas públicas y otros proyectos de privatización;

  • legislación y práctica en materia de quiebras;

  • sistema de tribunales de comercio y transparencia del marco jurídico; y

  • experiencia adquirida en materia de asistencia técnica en el contexto de las economías en transición.

La delegación Checa proporcionó respuestas escritas y orales a las preguntas formuladas y se comprometió a enviar respuestas más detalladas sobre algunas de las mismas. Estas respuestas han permitido aclarar y comprender mejor las medidas comerciales y de política comercial de la República Checa actualmente en vigor.

Como conclusión, considero que podemos todos felicitar a la República Checa por sus constantes esfuerzos para liberalizar su economía y a integrarla más en el sistema multilateral, proceso que ya está bien avanzado. Los Miembros han apreciado en grado sumo la satisfactoria transformación de la economía de la República Checa, así como el éxito con el que ha superado la recesión del período 1997-1999. Las actuales políticas han redundado en el establecimiento de un régimen comercial transparente, previsible y abierto que ha demostrado ser un importante factor para impulsar el aumento del comercio y la inversión, y sostener el crecimiento del PIB. Los Miembros han alentado a la República Checa a perseverar por ese camino, a preservar su interés activo en el sistema multilateral de comercio y a consolidar sus medidas de liberalización regionales en el marco multilateral. Ello sería positivo no solamente para el interés económico a largo plazo de la República Checa, sino también para el sistema multilateral de comercio en su conjunto. La República Checa, que es un país relativamente pequeño y dependiente de los mercados de exportación, mucho se puede beneficiar de una plena participación en el sistema multilateral de comercio.