Topics handled by WTO committees and agreements
Cuestiones abarcadas por los Comités y Acuerdos de la OMC

EXÁMENES DE LA POLÍTICAS COMERCIALES: SEGUNDO COMUNICADO DE PRENSA Y CONCLUSIONES DEL PRESIDENTE

COMUNICADO DE PRENSA
PRENSA/TPRB/179
23 de noviembre de 2001

República Eslovaca: noviembre de 2001

El Órgano de Examen de las Políticas Comerciales de la Organización Mundial del Comercio (OMC) llevó a cabo su segundo Examen de las Políticas Comerciales de la República Eslovaca los días 21 y 23 de noviembre de 2001. Adjunto figura el texto de las observaciones del Presidente a modo de conclusión, donde se reseñan los puntos más destacados que se plantearon durante los debates.

175pxls.gif (835 bytes)

Ver también:

primer comunicado de prensa
>
Resumen del informe de la Secretaría
>
Resumen del informe del Gobierno


ÓRGANO DE EXAMEN DE LAS POLITICAS COMERCIALES: REPÚBLICA ESLOVACA
EVALUCIÓN DEL OEPC

Este tipo de exámenes permite al OEPC realizar a intervalos regulares una evaluación colectiva de todas las políticas y prácticas comerciales de cada país Miembro, para seguir de cerca las tendencias y acontecimientos importantes que puedan tener repercusiones en el sistema mundial de comercio.

El examen se basa en dos informes, uno de la Secretaría de la OMC y otro del Gobierno objeto de examen, en los que se consideran todos los aspectos de las políticas comerciales del país de que se trate, entre ellos sus leyes y reglamentos nacionales, el marco institucional, los acuerdos bilaterales y regionales y otros acuerdos preferenciales, las necesidades económicas más generales y el entorno exterior. Más adelante se publicará la documentación completa del examen de las políticas comerciales de la República Eslovaca, que comprenderá, además de esos dos informes, un acta del debate y el resumen del Presidente. Esa documentación podrá solicitarse a la Secretaría de la OMC, Centro William Rappard, 154 rue de Lausanne, 1211 Ginebra 21.

Desde diciembre de 1989 se han llevado a cabo los siguientes exámenes: Argentina (1992 y 1999), Australia (1989, 1994 y 1998), Austria (1992), Bahrein (2000), Bangladesh (1992 y 2000), Benin (1997), Bolivia (1993 y 1999), Botswana (1998), Brasil (1992, 1996 y 2000), Brunei Darussalam (2001), Burkina Faso (1998), Camerún (1995 y 2001), Canadá (1990, 1992, 1994, 1996, 1998 y 2000), Chile (1991 y 1997), Chipre (1997), Colombia (1990 y 1996), Comunidades Europeas (1991, 1993, 1995, 1997 y 2000), Corea, Rep. de (1992, 1996 y 2000), Costa Rica (1995 y 2001), Côte d'Ivoire (1995), Egipto (1992 y 1999), El Salvador (1996), Estados Unidos (1989, 1992, 1994, 1996, 1999 y 2001), Fiji (1997), Filipinas (1993 y 1999), Finlandia (1992), Gabón (2001), Ghana (1992 y 2001), Guinea (1999), Hong Kong (1990, 1994 y 1998), Hungría (1991 y 1998), India (1993 y 1998), Indonesia (1991, 1994 y 1998), Islandia (1994 y 2000), Israel (1994 y 1999), Islas Salomón (1998), Jamaica (1998), Japón (1990, 1992, 1995, 1998 y 2000), Kenya (1993 y 2000), Lesotho (1998), Macao (1994 y 2001), Madagascar (2001), Malasia (1993 y 1997), Malí (1998), Marruecos (1989 y 1996), Mauricio (1995 y 2001), México (1993 y 1997), Mozambique (2001), Namibia (1998), Nicaragua (1999), Nigeria (1991 y 1998), Noruega (1991, 1996 y 2000), Nueva Zelandia (1990 y 1996), OECO (2001), Pakistán (1995), Papua Nueva Guinea (1999), Paraguay (1997), Perú (1994 y 2000), Polonia (1993 y 2000), República Checa (1996 y 2001), República Dominicana (1996), República Eslovaca (1995 y 2001), Rumania (1992 y 1999), Senegal (1994), Singapur (1992, 1996 y 2000), Sri Lanka (1995), Sudáfrica (1993 y 1998), Suecia (1990 y 1994), Suiza (1991, 1996 y 2000 (junto con Liechtenstein)), Swazilandia (1998), Tailandia (1991, 1995 y 1999), Tanzanía (2000), Togo (1999), Trinidad y Tabago (1998), Túnez (1994), Turquía (1994 y 1998), Uganda (1995), Uruguay (1992 y 1998), Venezuela (1996), Zambia (1996) y Zimbabwe (1994).

  
  
ÓRGANO DE EXAMEN DE LAS POLÍTICAS COMERCIALES: REPÚBLICA ESLOVACA
OBSERVACIONES FORMULADAS POR EL PRESIDENTE A MODO DE CONCLUSIÓN
Volver al principio

Hemos sostenido un debate abierto y muy informativo sobre las políticas y las prácticas comerciales de la República Eslovaca. Los Miembros han apreciado la oportunidad de conocer mucho más a fondo las políticas eslovacas relacionadas con el comercio, especialmente en momentos en que se realizaban reformas esenciales. La franqueza y la contribución de la delegación eslovaca facilitaron considerablemente nuestra comprensión, lo que agradezco.

Los Miembros han elogiado los notables progresos realizados por Eslovaquia para transformarse en una economía de mercado, proceso que se caracterizó principalmente por la liberalización del comercio y la inversión. Se considera que es actualmente una economía de mercado en funcionamiento, cada vez más integrada en la economía mundial. Eslovaquia ha aumentado sustancialmente sus compromisos multilaterales en la OMC durante el período objeto de examen.

Los Miembros han tomado nota de la creciente estabilización macroeconómica, incluida la consolidación fiscal, desde fines del decenio de 1990. Aunque el desempleo se mantiene en un nivel elevado, la economía comienza a recuperarse y las perspectivas son promisorias. Los Miembros han observado que pese a las dificultades económicas del pasado, el Gobierno no había recurrido a medidas proteccionistas ni a medidas comerciales correctivas, y por cierto ha cumplido nuevas etapas en la liberalización de su régimen comercial.

Se ha revitalizado la reforma estructural. Se procede actualmente a reforzar el marco legislativo e institucional de Eslovaquia, incluidas importantes modificaciones de la legislación comercial, como la relativa a los procedimientos en materia de quiebra. En general, los Miembros han estado de acuerdo en que estos resultados positivos están relacionados con los planes de adhesión de Eslovaquia a la UE, y se han referido a los logros notables conseguidos hasta el momento en el marco de esas negociaciones. Los Miembros han apoyado asimismo el programa de privatización activa y más transparente que abarca sectores clave, como el de las telecomunicaciones y el bancario.

Los Miembros han reconocido que Eslovaquia asume plenamente su función en la OMC, aunque algunos se han preguntado cómo podría equilibrar sus acuerdos regionales con sus compromisos multilaterales, y han aconsejado que la integración regional de Eslovaquia no debería hacer que dejase de lado la liberalización multilateral, incluido el sector agropecuario. Algunos Miembros manifestaron su preocupación por el posible efecto negativo de la integración regional de Eslovaquia en terceros países, observando que la mayor parte de su comercio no se efectuaba sobre una base NMF debido al número relativamente elevado de acuerdos comerciales preferenciales. Han exhortado a Eslovaquia a que prosiguiese la liberalización multilateral para reducir la disparidad entre los aranceles preferenciales y los NMF.

Los Miembros han formulado comentarios favorables sobre los aranceles de Eslovaquia que son globalmente reducidos, aunque han observado que podría mejorarse la transparencia mediante una mayor racionalización, como la que consistiría en reducir la progresividad arancelaria y suprimir las exenciones de derechos, así como los tipos estacionales más elevados aplicados a algunos productos agrícolas. Los Miembros han acogido con satisfacción que los recargos aplicados a las importaciones, mantenidos por motivos de balanza de pagos, se eliminaran a partir de 2001, conforme al plazo previsto. Asimismo, Eslovaquia tiene relativamente pocos obstáculos no arancelarios.

Varios Miembros han apreciado las especiales preocupaciones por aspectos no comerciales a que hace frente Eslovaquia en el sector agropecuario. Sin embargo, algunos Miembros han instado a Eslovaquia a que incluyese en los esfuerzos de liberalización al sector agropecuario, que se caracteriza por aranceles relativamente elevados y otras ayudas. Varias delegaciones han señalado que la ayuda de Eslovaquia al sector agropecuario, conforme a la OCDE, aumentó sustancialmente en 1996, y han cuestionado la utilización por Eslovaquia de políticas de autosuficiencia alimentaria basadas en la ayuda al sector agropecuario para lograr la seguridad alimentaria.

Los Miembros han quedado impresionados por la evolución conducente a la liberalización del sector de los servicios de Eslovaquia. Sectores clave, como el bancario, el de los seguros, las telecomunicaciones y el transporte, han sido legalizados y sometidos a una mayor competencia, incluida con respecto al extranjero. La privatización ya no excluye los monopolios de Estado en sectores sensibles. Los Miembros han alentado a Eslovaquia a que prosiguiese sus esfuerzos de privatización.

Los Miembros también han solicitado detalles adicionales sobre una serie de esferas concretas, que incluyen:

  • los esfuerzos para contener la corrupción y mejorar la gestión pública;

  • el sistema de ayudas estatales y su control;

  • la utilización de incentivos a la inversión;

  • las modificaciones de la protección de la propiedad intelectual y esfuerzos para mejorar la observancia;

  • los procedimientos de contratación pública; 

  • las normas y esfuerzos encaminados a la armonización regional e internacional, y el programa de autocertificación por los fabricantes;

  • el mejoramiento del funcionamiento de los tribunales comerciales;

  • la función de la Oficina Antimonopolio;

  • la subutilización de los contingentes arancelarios aplicados a los productos agrícolas;

  • las cuestiones relacionadas con las importaciones de alimentos de OGM; y 

  • la ampliación del alcance y beneficios del Sistema Generalizado de Preferencias (SGP).

Las respuestas escritas y orales facilitadas por la delegación eslovaca contribuyeron a esclarecer las cuestiones planteadas por los Miembros, así como a que comprendiesen mejor las actuales políticas y medidas comerciales del país. Eslovaquia también se comprometió a enviar información adicional sobre algunos asuntos.

Como conclusión, en este examen muy satisfactorio se ha puesto de relieve el proceso de liberalización que lleva actualmente adelante Eslovaquia como medio de aumentar la eficiencia económica e integrarse más en la economía mundial. La voluntad de Eslovaquia de integrarse en el sistema multilateral de comercio ha sido ampliamente reconocida. Al igual que los Miembros, aliento a la República Eslovaca a que siga aplicando esas políticas abiertas. Todos acogemos con beneplácito el firme apoyo que Eslovaquia proporciona a la OMC, así como la acción que desplegó en Doha en favor de nuevas negociaciones comerciales multilaterales. La liberalización en todos los aspectos de su economía seguirá beneficiando a Eslovaquia y contribuirá a atenuar cualquier efecto negativo de sus acuerdos comerciales regionales en otros Miembros.