Topics handled by WTO committees and agreements
Cuestiones abarcadas por los Comités y Acuerdos de la OMC

EXÁMENES DE LA POLÍTICAS COMERCIALES: SEGUNDO COMUNICADO DE PRENSA Y CONCLUSIONES DEL PRESIDENTE

COMUNICADO DE PRENSA
PRENSA/TPRB/181
5 de diciembre de 2001
Malasia: Diciembre de 2001

El Órgano de Examen de las Políticas Comerciales de la Organización Mundial del Comercio (OMC) llevó a cabo su tercer Examen de las Políticas Comerciales de Malasia los días 3 y 5 de diciembre de 2001. Adjunto figura el texto de las observaciones del Presidente a modo de conclusión, donde se reseñan los puntos más destacados que se plantearon durante los debates.

175pxls.gif (835 bytes)

Ver también:

primer comunicado de prensa
>
Resumen del informe de la Secretaría
>
Resumen del informe del Gobierno


ÓRGANO DE EXAMEN DE LAS POLITICAS COMERCIALES: MALASIA
EVALUCIÓN DEL OEPC

Este tipo de exámenes permite al OEPC realizar a intervalos regulares una evaluación colectiva de todas las políticas y prácticas comerciales de cada país Miembro, para seguir de cerca las tendencias y acontecimientos importantes que puedan tener repercusiones en el sistema mundial de comercio.

El examen se basa en dos informes, uno de la Secretaría de la OMC y otro del Gobierno objeto de examen, en los que se consideran todos los aspectos de las políticas comerciales del país de que se trate, entre ellos sus leyes y reglamentos nacionales, el marco institucional, los acuerdos bilaterales y regionales y otros acuerdos preferenciales, las necesidades económicas más generales y el entorno exterior. Más adelante se publicará la documentación completa del examen de las políticas comerciales de Malasia, que comprenderá, además de esos dos informes, un acta del debate y el resumen del Presidente. Esa documentación podrá solicitarse a la Secretaría de la OMC, Centro William Rappard, 154 rue de Lausanne, 1211 Ginebra 21.

Desde diciembre de 1989 se han llevado a cabo los siguientes exámenes: Argentina (1992 y 1999), Australia (1989, 1994 y 1998), Austria (1992), Bahrein (2000), Bangladesh (1992 y 2000), Benin (1997), Bolivia (1993 y 1999), Botswana (1998), Brasil (1992, 1996 y 2000), Brunei Darussalam (2001), Burkina Faso (1998), Camerún (1995 y 2001), Canadá (1990, 1992, 1994, 1996, 1998 y 2000), Chile (1991 y 1997), Chipre (1997), Colombia (1990 y 1996), Comunidades Europeas (1991, 1993, 1995, 1997 y 2000), Corea, Rep. de (1992, 1996 y 2000), Costa Rica (1995 y 2001), Côte d'Ivoire (1995), Egipto (1992 y 1999), El Salvador (1996), Estados Unidos (1989, 1992, 1994, 1996, 1999 y 2001), Fiji (1997), Filipinas (1993 y 1999), Finlandia (1992), Gabón (2001), Ghana (1992 y 2001), Guinea (1999), Hong Kong (1990, 1994 y 1998), Hungría (1991 y 1998), India (1993 y 1998), Indonesia (1991, 1994 y 1998), Islandia (1994 y 2000), Israel (1994 y 1999), Islas Salomón (1998), Jamaica (1998), Japón (1990, 1992, 1995, 1998 y 2000), Kenya (1993 y 2000), Lesotho (1998), Macao (1994 y 2001), Madagascar (2001), Malasia (1993 y 1997 y 2001), Malí (1998), Marruecos (1989 y 1996), Mauricio (1995 y 2001), México (1993 y 1997), Mozambique (2001), Namibia (1998), Nicaragua (1999), Nigeria (1991 y 1998), Noruega (1991, 1996 y 2000), Nueva Zelandia (1990 y 1996), OECO (2001), Pakistán (1995), Papua Nueva Guinea (1999), Paraguay (1997), Perú (1994 y 2000), Polonia (1993 y 2000), República Checa (1996 y 2001), República Dominicana (1996), República Eslovaca (1995 y 2001), Rumania (1992 y 1999), Senegal (1994), Singapur (1992, 1996 y 2000), Sri Lanka (1995), Sudáfrica (1993 y 1998), Suecia (1990 y 1994), Suiza (1991, 1996 y 2000 (junto con Liechtenstein)), Swazilandia (1998), Tailandia (1991, 1995 y 1999), Tanzanía (2000), Togo (1999), Trinidad y Tabago (1998), Túnez (1994), Turquía (1994 y 1998), Uganda (1995), Uruguay (1992 y 1998), Venezuela (1996), Zambia (1996) y Zimbabwe (1994).

  
  
ÓRGANO DE EXAMEN DE LAS POLÍTICAS COMERCIALES: MALASIA
OBSERVACIONES FORMULADAS POR EL PRESIDENTE A MODO DE CONCLUSIÓN
Volver al principio

En el presente examen de Malasia por el OEPC, el intercambio de opiniones ha sido franco y muy informativo, estimulado tanto por la participación plena y abierta de la delegación de Malasia como por la intervención activa de los Miembros en los debates. Este intercambio ha permitido a los Miembros profundizar mucho más la comprensión de la política comercial y las políticas relacionadas con el comercio de Malasia y, por ende, evaluarlas mejor en forma colectiva. Considero que ha resultado un tercer examen de las políticas, prácticas y medidas comerciales de Malasia sumamente fructífero.

Los Miembros han acogido con beneplácito y han quedado impresionados por el rápido crecimiento de Malasia y su notablemente rápida y vigorosa recuperación tras la crisis financiera asiática de 1997. Han atribuido esos resultados económicos impresionantes a las políticas macroeconómicas sólidas, las reformas estructurales, en particular por lo que se refiere a las empresas y al sector financiero, y al crecimiento rápido de las exportaciones. Algunos Miembros se han interrogado acerca de la oportunidad y la eficacia de las medidas de control cambiario y de capitales aplicadas por Malasia a raíz de la crisis asiática y la paridad del ringitt con el dólar de los Estados Unidos, medidas que consideraba apropiadas para estabilizar los mercados y suscitar la confianza. Los Miembros han manifestado la esperanza de que las medidas de liberalización “temporales” introducidas durante el período de revisión se convertirían en “permanentes”. También han solicitado a Malasia si estimaba necesario diversificar sus exportaciones, la mitad de las cuales eran aproximadamente del sector electrónico.

Los Miembros han felicitado a Malasia por el firme apoyo y su compromiso en favor del sistema comercial multilateral y han manifestado su esperanza de que participase activamente en el Programa de Doha para el Desarrollo. Con respecto a la liberalización del comercio emprendido por Malasia en los foros regionales, particularmente la ASEAN, algunos Miembros han notado que la disparidad existente entre los tipos NMF y los tipos arancelarios preferenciales aplicados a las importaciones originarias de los países de la ASEAN era una causa potencial de desviación del comercio, aunque a juicio de Malasia no se producía tal desviación realmente.

Los Miembros se han mostrado satisfechos por la relativa apertura de Malasia a los intercambios y a la inversión extranjera directa, así como por sus continuos esfuerzos de liberalización en esos ámbitos. En particular, los Miembros felicitaron a Malasia por sus esfuerzos encaminados a reducir los derechos de aduana, a simplificar la estructura arancelaria y a suprimir todas las prescripciones relativas al contenido local (con excepción de las aplicadas al sector de los vehículos automóviles). Al mismo tiempo, se han mostrado preocupados por el hecho de que la tercera parte de las líneas arancelarias de Malasia no estaban consolidadas, y por la creciente disparidad entre los tipos consolidados y los tipos NMF aplicados, lo que había permitido a Malasia aumentar la protección arancelaria para determinados productos, aumentando así el promedio simple de los aranceles NMF durante el período objeto de examen. Malasia señaló que esta creciente disparidad entre las tasas consolidadas y las tasas NMF aplicadas era la consecuencia de las reducciones arancelarias unilaterales y que había disminuido la media arancelaria ponderada para las importaciones. Otros Miembros han estimado que esa brecha daba a los países en desarrollo una cierta flexibilidad para proceder a la liberalización del comercio y a otras reformas económicas. Los Miembros también han exhortado a Malasia a reducir el ámbito de aplicación de su régimen de licencias no automáticas. Se ha observado que las empresas públicas seguían desempeñando un papel importante en la economía malasia y que las autoridades quizás necesitasen adoptar medidas encaminadas a garantizar condiciones favorables a la competencia en los sectores en que predominan estas empresas. Algunos Miembros alentaron a Malasia a que se adhiriese al Acuerdo sobre Contratación Pública.

Con respecto a las cuestiones sectoriales, los Miembros han hecho notar la diferencia entre el sector de la electrónica y el de los vehículos automóviles, en materia de apertura y de resultados económicos. La rama de la electrónica, mucho más abierta, había arrojado resultados muy superiores a los del sector de vehículos automóviles, protegido por aranceles elevados y medidas no arancelarias, incluidas las licencias de importación. Los Miembros han exhortado a Malasia a suprimir las prescripciones en materia de contenido local para los vehículos automóviles. Además, los Miembros han alentado a Malasia a continuar la liberalización del sector de los servicios, especialmente los servicios financieros y las telecomunicaciones.

Asimismo, los Miembros han solicitado aclaraciones adicionales sobre lo siguiente:

  • la posibilidad de concluir un acuerdo de libre comercio entre la ASEAN y China;

  • la eficacia de los acuerdos de garantía de las inversiones;

  • una mayor utilización de los derechos de importación ad valorem;

  • las medidas que afectan a las exportaciones;

  • progresos adicionales en materia de política de competencia;

  • la transparencia de la contratación pública;

  • la observancia de los derechos de propiedad intelectual;

  • las normas y las licencias relativas a diversos productos agrícolas; y

  • el reconocimiento de las calificaciones en los servicios de educación y los servicios jurídicos.

Los Miembros han expresado su satisfacción por las respuestas facilitadas por la delegación de Malasia durante la reunión y esperaban con interés las respuestas ulteriores a determinadas preguntas.

Como conclusión, este examen ha permitido a los Miembros comprender mucho mejor la política comercial y las políticas relacionadas con el comercio de Malasia, así como el papel que desempeñan estas políticas para fomentar el desarrollo económico del país y ayudarlo a superar las crisis, como la crisis financiera de Asia. La recuperación de Malasia parece haber sido favorecida por la adhesión de los Miembros a los principios del sistema comercial multilateral y, por ende, por su voluntad de mantener sus economías abiertas a las exportaciones malasias. Los Miembros han alentado a Malasia a diversificar y liberalizar más aún su economía. En este contexto espero, al igual que los Miembros, que Malasia seguirá participando en los futuros esfuerzos de liberalización del sistema multilateral de comercio.