Topics handled by WTO committees and agreements
Cuestiones abarcadas por los Comités y Acuerdos de la OMC

EXÁMENES DE LA POLÍTICAS COMERCIALES: SEGUNDO COMUNICADO DE PRENSA Y CONCLUSIONES DEL PRESIDENTE

COMUNICADO DE PRENSA
PRENSA/TPRB/191
17 de abril de 2002
México: abril de 2002

El Órgano de Examen de las Políticas Comerciales de la Organización Mundial del Comercio (OMC) llevó a cabo su tercer Examen de las Políticas Comerciales de México los días 15 y 16 de abril de 2002. Adjunto figura el texto de las observaciones formuladas por el Presidente a modo de conclusión, donde se reseñan los puntos más destacados que se plantearon durante los debates.

175pxls.gif (835 bytes)

Ver también:

primer comunicado de prensa
>
Resumen del informe de la Secretaría
>
Resumen del informe del Gobierno


ÓRGANO DE EXAMEN DE LAS POLITICAS COMERCIALES: MÉXICO
EVALUCIÓN DEL OEPC

El Órgano de Examen de las Políticas Comerciales de la Organización Mundial del Comercio (OMC) llevó a cabo su tercer Examen de las Políticas Comerciales de México los días 15 y 16 de abril de 2002. Adjunto figura el texto de las observaciones formuladas por el Presidente a modo de conclusión, donde se reseñan los puntos más destacados que se plantearon durante los debates.

Este tipo de exámenes permite al OEPC realizar a intervalos regulares una evaluación colectiva de todas las políticas y prácticas comerciales de cada país Miembro, para seguir de cerca las tendencias y acontecimientos importantes que puedan tener repercusiones en el sistema mundial de comercio.

El examen se basa en dos informes, uno de la Secretaría de la OMC y otro del Gobierno objeto de examen, en los que se consideran todos los aspectos de las políticas comerciales del país de que se trate, entre ellos sus leyes y reglamentos nacionales, el marco institucional, los acuerdos bilaterales y regionales y otros acuerdos preferenciales, las necesidades económicas más generales y el entorno exterior. Más adelante se publicará la documentación completa del Examen de las Políticas Comerciales de México, que comprenderá, además de esos dos informes, un acta del debate y el resumen del Presidente. Esa documentación podrá solicitarse a la Secretaría de la OMC, Centro William Rappard, 154 rue de Lausanne, 1211 Ginebra 21.

Desde diciembre de 1989 se han llevado a cabo los siguientes exámenes: Argentina (1992 y 1999), Australia (1989, 1994 y 1998), Austria (1992), Bahrein (2000), Bangladesh (1992 y 2000), Benin (1997), Bolivia (1993 y 1999), Botswana (1998), Brasil (1992, 1996 y 2000), Brunei Darussalam (2001), Burkina Faso (1998), Camerún (1995 y 2001), Canadá (1990, 1992, 1994, 1996, 1998 y 2000), Chile (1991 y 1997), Chipre (1997), Colombia (1990 y 1996), Comunidades Europeas (1991, 1993, 1995, 1997 y 2000), Corea, Rep. de (1992, 1996 y 2000), Costa Rica (1995 y 2001), Côte d'Ivoire (1995), Egipto (1992 y 1999), El Salvador (1996), Estados Unidos (1989, 1992, 1994, 1996, 1999 y 2001), Fiji (1997), Filipinas (1993 y 1999), Finlandia (1992), Gabón (2001), Ghana (1992 y 2001), Guatemala (2002), Guinea (1999), Hong Kong (1990, 1994 y 1998), Hungría (1991 y 1998), India (1993 y 1998), Indonesia (1991, 1994 y 1998), Islandia (1994 y 2000), Israel (1994 y 1999), Islas Salomón (1998), Jamaica (1998), Japón (1990, 1992, 1995, 1998 y 2000), Kenya (1993 y 2000), Lesotho (1998), Macao (1994 y 2001), Madagascar (2001), Malasia (1993, 1997 y 2001), Malawi (2002), Malí (1998), Marruecos (1989 y 1996), Mauricio (1995 y 2001), México (1993, 1997 y 2002), Mozambique (2001), Namibia (1998), Nicaragua (1999), Nigeria (1991 y 1998), Noruega (1991, 1996 y 2000), Nueva Zelandia (1990 y 1996), OECO (2001), Pakistán (1995 y 2002), Papua Nueva Guinea (1999), Paraguay (1997), Perú (1994 y 2000), Polonia (1993 y 2000), República Checa (1996 y 2001), República Dominicana (1996), República Eslovaca (1995 y 2001), Rumania (1992 y 1999), Senegal (1994), Singapur (1992, 1996 y 2000), Sri Lanka (1995), Sudáfrica (1993 y 1998), Suecia (1990 y 1994), Suiza (1991, 1996 y 2000 (junto con Liechtenstein)), Swazilandia (1998), Tailandia (1991, 1995 y 1999), Tanzanía (2000), Togo (1999), Trinidad y Tabago (1998), Túnez (1994), Turquía (1994 y 1998), Uganda (1995 y 2001), Uruguay (1992 y 1998), Venezuela (1996), Zambia (1996) y Zimbabwe (1994).

  
  
ÓRGANO DE EXAMEN DE LAS POLÍTICAS COMERCIALES: MÉXICO
OBSERVACIONES FORMULADAS POR EL PRESIDENTE A MODO DE CONCLUSIÓN
volver al principio

El tercer Examen de las Políticas Comerciales de México ha sido excelente, una introducción magnífica para mi año de Presidencia. El examen ha sido completo y exhaustivo y ha proporcionado mucha materia de reflexión acerca de las cuestiones comerciales. Nuestro diálogo ha permitido conocer mejor las políticas y prácticas comerciales de México, debido en gran medida a la plena participación del Viceministro Villalobos y de su delegación y a la intervención de numerosos Miembros. Sin duda se trata de una buena indicación de lo que este Órgano puede lograr y logrará sin duda durante los próximos meses.

Los Miembros felicitaron a México por sus resultados económicos en los últimos años. Los esfuerzos de liberalización del comercio y las inversiones de México han sido elementos clave en su progreso y perspectivas económicas y han dado lugar a considerables aumentos de las corrientes tanto comerciales como de inversión. Por consiguiente, se ha intensificado la integración de México en la economía mundial, lo que lo convierte en un interlocutor económico cada vez más importante.

Los Miembros también elogiaron a México por su activa participación en el sistema multilateral de comercio, le felicitaron por su firme apoyo a la puesta en marcha del Programa de Doha para el Desarrollo y mostraron satisfacción por su ofrecimiento de acoger la Quinta Conferencia Ministerial de la OMC.

Al mismo tiempo, los Miembros señalaron que gran parte de la liberalización reciente de México se ha producido en el marco de acuerdos preferenciales. Varios Miembros, que mantienen acuerdos preferenciales con México, mencionaron los efectos positivos que esos acuerdos tienen en el comercio con México y en las inversiones en ese país. No obstante, también se puso de relieve que, en general, la reducción de obstáculos arancelarios en virtud de acuerdos preferenciales no ha ido acompañada de mejoras similares para los interlocutores que reciben trato NMF. Esto era un motivo de preocupación para varios Miembros, quienes alentaron a México a colmar esa insuficiencia.

La disminución de los aranceles preferenciales aplicados contrasta notablemente con el aumento de 3 puntos porcentuales del arancel medio NMF desde su anterior examen. Al observar que la medida se había anunciado como de carácter temporal, y que los interlocutores preferenciales no han resultado afectados, los Miembros pidieron detalles sobre la eliminación progresiva del aumento. También se pusieron en cuestión otros incrementos arancelarios recientes, sobre todo los que afectan a los productos siderúrgicos.

Los Miembros elogiaron distintas iniciativas adoptadas por México para racionalizar en numerosas esferas administrativas y aumentar su transparencia, pero también estaban preocupados por los procedimientos y prácticas aduaneros de México. En concreto, se solicitaron aclaraciones sobre el mecanismo de referencia de precios introducido para combatir la subfacturación, sobre los procedimientos de concesión de licencias de importación y sobre las normas de origen no preferenciales. Aunque ha mejorado la transparencia en la utilización de normas técnicas y reglamentos sanitarios y fitosanitarios, se expresaron algunas inquietudes con respecto a las medidas que afectan a determinados productos.

Algunos Miembros señalaron la utilización por parte de México de medidas antidumping, que si bien se habían reducido en número seguían siendo numerosas, y alentaron a México a tratar de lograr mayor transparencia en esta esfera mediante la armonización de su legislación especial con las normas multilaterales. Varios Miembros también alentaron a México a que suscribiera el Acuerdo sobre Contratación Pública de la OMC y señalaron que las normas de contratación de México favorecían a los proveedores nacionales y a diversos proveedores procedentes de interlocutores preferenciales.

En cuanto a las políticas sectoriales, se formularon algunas preguntas acerca de la ayuda que se presta a la industria azucarera y sobre los planes para proseguir su privatización. Los Miembros se mostraron interesados en los avances en el sector de la energía, los servicios de transporte aéreo y marítimo y los servicios de telecomunicaciones, en particular en lo que respecta a la participación extranjera, la competencia y la liberalización. Algunos Miembros consideraron que era conveniente seguir abriendo estas actividades a la inversión privada, teniendo en cuenta la experiencia positiva de México con la liberalización en otros sectores.

Los Miembros también pidieron explicaciones adicionales sobre determinadas cuestiones, entre las que figuran las siguientes:

  • los tipos consolidados y la diferencia entre éstos y los aranceles aplicados;
  • los contingentes arancelarios que se mantienen para los productos agropecuarios;
  • la compatibilidad de los regímenes especiales de importación (con inclusión de la maquila y el PITEX) con las normas de la OMC;
  • las prescripciones en materia de contenido nacional en la industria del automóvil; y
  • la protección de los derechos de propiedad intelectual.

La delegación de México respondió oralmente y por escrito a las preguntas formuladas durante el examen y se comprometió a responder por escrito lo antes posible a algunas cuestiones técnicas pendientes. Las respuestas facilitadas fueron una gran aportación a esta reunión y los Miembros manifiestamente las apreciaron.

En conclusión, creo que este examen nos ha permitido valorar directamente los logros de México desde su anterior examen de 1996, así como los desafíos que le esperan en el futuro. Muchos Miembros consideran ahora que México es un ejemplo excelente de las ventajas de la liberalización del comercio y las inversiones, pese a la existencia de diversos problemas cíclicos y estructurales. No obstante, el modelo de liberalización de México suscita importantes interrogantes para todos los Miembros de la OMC acerca de la relación entre los esfuerzos en el marco preferencial y los realizados en régimen NMF, interrogantes que sin duda tendremos que abordar dentro del Programa de Doha para el Desarrollo.

El propio México hace frente a un desafío adicional que consiste en compaginar el número cada vez mayor de acuerdos preferenciales vigentes y en curso de negociación, con los numerosos elementos de un programa multilateral evolutivo. Además, es posible que el hecho de tratar cuestiones como la propiedad y la competencia en sectores críticos, como el de los transportes, la electricidad, los hidrocarburos y el azúcar, contribuya a mejorar el perfil de crecimiento. La excelente participación de México en el presente examen es un buen augurio en cuanto a su capacidad para superar esos desafíos, en beneficio de su pueblo y de sus interlocutores comerciales.