Topics handled by WTO committees and agreements
Cuestiones abarcadas por los Comités y Acuerdos de la OMC

EXÁMENES DE LA POLÍTICAS COMERCIALES: MALDIVAS
15 y 17 de enero de 2003

Observaciones formuladas por la Presidenta a modo de conclusión

175pxls.gif (835 bytes)
Ver también:
Comunicado de prensa: Continued structural reforms could improve economy's efficiency


Este primer Examen ha contribuido a que los Miembros comprendan mucho mejor el régimen de comercio de Maldivas. Las observaciones positivas y constructivas formuladas durante este Examen por los Miembros y el ponente, junto con las respuestas de la delegación de Maldivas, han facilitado un estudio colectivo de las políticas y medidas comerciales de Maldivas que, en mi opinión, ha sido sumamente positivo.

Los Miembros han felicitado a Maldivas por su crecimiento extraordinario y por haber conseguido mejorar el nivel de vida general. La inflación y el desempleo son relativamente bajos, y el constante crecimiento desde 1980 ha propulsado a Maldivas a la categoría de países de ingreso mediano bajo con una renta per cápita superior a 2.000 dólares EE.UU. Esto se ha logrado a pesar de las dificultades económicas y de desarrollo a que se enfrenta Maldivas, pequeña economía insular en desarrollo. Entre esas dificultades figuran la limitada base de producción que depende en gran medida del turismo y de la pesca, su vulnerabilidad a los acontecimientos externos y una pequeña población dispersa en muchas islas. Los Miembros han respaldado los ambiciosos planes de Maldivas en favor de una economía más diversificada orientada a la exportación y han pedido aclaraciones acerca del objetivo de hacer de Maldivas un “núcleo para el libre comercio regional” en 2020.

Los Miembros han apoyado vivamente las políticas comerciales y económicas de Maldivas, y su empeño en cumplir las obligaciones dimanantes de los Acuerdos de la OMC. Se han dado cuenta del gran esfuerzo que ello representa para las capacidades administrativas de Maldivas que ya se utilizan al máximo y han exhortado a Maldivas a que prosiga en su empeño. Los Miembros han instado a Maldivas a que promulgue legislación por la que se dé aplicación a los Acuerdos de la OMC y a normas revisadas en materia de comercio e inversión. Los Miembros han estimado que la gestión de la macroeconomía ha sido correcta, aunque es necesario ocuparse de las recientes presiones fiscales. Las autoridades están considerando la posibilidad de introducir un sistema de impuestos directos eficaz para ampliar la base impositiva interna y reducir así la gran dependencia de los ingresos en concepto de aranceles; al disminuir las presiones fiscales, esta reforma podría también permitir nuevas reducciones arancelarias.

Si bien los Miembros han estimado que los regímenes de comercio y de inversión de Maldivas son relativamente abiertos, es preciso mejorar la transparencia. Los aranceles son el principal instrumento de política comercial. Los Miembros han instado a Maldivas a que rectifique rápidamente los casos en que los tipos aplicados superan los niveles consolidados, y reduzca la considerable diferencia que existe entre los derechos aplicados y los tipos consolidados. Hay pocos obstáculos no arancelarios; se aplican principalmente procedimientos de trámite de licencias automáticas de importación y sólo están sujetas a contingentes las importaciones de arroz, harina y azúcar.

Los Miembros han acogido con satisfacción los esfuerzos para privatizar y reestructurar las empresas de propiedad estatal con el fin de aumentar la eficiencia e intensificar la participación del sector privado. Han alentado la desregulación de los servicios básicos, en particular, la intención de poner término al monopolio de telecomunicaciones básicas en 2008, para mejorar la eficacia de la economía.

La pérdida de la condición de PMA es un importante reto para Maldivas. Los Miembros comprenden la repercusión que esto podría tener en sus resultados económicos, especialmente porque Maldivas dejaría de beneficiarse de las importantes preferencias arancelarias que concede la Unión Europea para las exportaciones de pescado. Varios Miembros han coincidido con Maldivas en que la repentina supresión de este trato preferencial a raíz de la pérdida de la condición de PMA podría retrasar su desarrollo, y han estimado que, de producirse esa pérdida, aparte de los niveles de ingresos habría que considerar otros factores, entre ellos el hecho de que alrededor del 40 por ciento de la población aún vive por debajo del mínimo vital y la vulnerabilidad frente a las perturbaciones externas.

Por lo que se refiere a las cuestiones sectoriales, los Miembros han tomado nota de los recientes esfuerzos para poner término al monopolio de la exportación de atún y han pedido más información acerca de los problemas en materia de política general que se plantean en el sector pesquero, incluido el actual sistema de concesión de licencias de exportación de pescado. Aunque se ha ampliado la duración del período de arrendamiento para complejos turísticos insulares, las condiciones aplicables al nuevo arrendamiento de 50 años son bastante restrictivas.

Los Miembros también han pedido aclaraciones sobre algunas cuestiones concretas, como las enumeradas a continuación:

  • reformas fiscales, incluida una mayor dependencia de los impuestos sobre el consumo;
  • prescripciones en materia de inversiones extranjeras, incluida la legislación revisada propuesta, y los incentivos a la inversión;
  • iniciativas comerciales regionales, incluida la formación de la SAFTA;
  • beneficios derivados de los arreglos preferenciales unilaterales;
  • aprobación de legislación compatible con la OMC en la esfera de la propiedad intelectual;
  • medidas sanitarias y fitosanitarias;
  • contratación pública;
  • licencias de importación;
  • valoración en aduana y utilización de precios mínimos;
  • planes para introducir legislación en materia de medidas comerciales especiales; y
  • necesidades de asistencia técnica

Los Miembros han agradecido las respuestas orales y escritas facilitadas por la delegación de Maldivas y esperan recibir respuestas escritas a las preguntas pendientes.

Hemos llegado así al término del Examen de Maldivas. En él se han puesto de relieve el compromiso de las autoridades de Maldivas con la OMC y sus esfuerzos para mantener una economía relativamente abierta, a pesar de los problemas de desarrollo con que se enfrenta. Deseo alentar a Maldivas a que prosiga esos esfuerzos, y a que centre su atención en la reforma de la política interna para abordar las limitaciones relacionadas con la oferta que frenan la diversificación de la economía y aumentan su vulnerabilidad a los acontecimientos externos. También deseo instar a los Miembros a que desempeñen el papel que les corresponde concediendo a Maldivas de un acceso más amplio y no discriminatorio a sus mercados y prestando asistencia técnica suficiente con objetivos bien definidos para que puedan integrarse plenamente en el sistema multilateral de comercio.