EXÁMENES DE LA POLÍTICAS COMERCIALES: BULGARIA
15 y 17 de octubre 2003

Observaciones formuladas por la Presidenta a modo de conclusión

175pxls.gif (835 bytes)
Ver también:
Comunicado de prensa : Una mayor consolidación de las reformas aumentaría los beneficios


Este Examen de las Políticas Comerciales nos ha permitido a todos comprender y apreciar mejor las políticas y prácticas comerciales de Bulgaria. Nuestro diálogo ha sido exhaustivo, positivo y amplio, estimulado por la plena y abierta participación de la delegación búlgara de alto nivel, encabezada por el Viceministro Radoslav Bozadzhiev.

Los Miembros han elogiado a Bulgaria por sus significativas reformas macroeconómicas y estructurales instauradas desde su crisis económica de 1996. El ingreso en la OMC y el objetivo de adhesión a la UE han contribuido al proceso. Las reformas aplicadas incluyen la liberalización del comercio y de la inversión, la privatización y la introducción de nueva legislación en materia de quiebras y política de competencia, así como en otras esferas relacionadas con el comercio. Éstas han contribuido a los elevados coeficientes de crecimiento económico registrados en los últimos cinco años. No obstante, quedan por abordar los problemas de la pobreza generalizada y los elevados niveles de desempleo y la proporción de la actividad económica en la "economía gris", aunque hay signos recientes de mejora en los indicadores sociales. Los Miembros han alentado a Bulgaria a que continúe consolidando sus reformas.

Se reconoció la activa participación de Bulgaria en el sistema multilateral de comercio desde su adhesión a la OMC en 1996. Se han consolidado todas las líneas arancelarias y el promedio de los tipos NMF aplicados ha bajado del 17,6 por ciento en 1997 al 11,2 por ciento en 2003. Bulgaria ha contraído asimismo compromisos en el marco del AGCS que abarcan una amplia gama de sectores y modos de suministro. Además, la liberalización autónoma de las mercancías y los servicios ha trascendido los compromisos de Bulgaria en el marco de la OMC. Sin embargo, algunos Miembros, observando que sigue habiendo un margen considerable entre los tipos arancelarios consolidados y los aplicados, han declarado que la reducción de este margen aumentaría la previsibilidad del régimen arancelario. Además, algunos Miembros han señalado que aún se siguen aplicando aranceles elevados a determinados productos.

La liberalización del comercio regional, incluido el objetivo de adhesión a la UE, ha contribuido al desarrollo económico de Bulgaria. Algunos Miembros opinan que, dado el nivel de desarrollo de Bulgaria y los niveles importantes de liberalización arancelaria ya emprendida, es inapropiado que Bulgaria siga reduciendo sus tipos arancelarios NMF aplicados. Otros alentaron a Bulgaria a que redujese el margen entre los tipos NMF y preferenciales, a fin de obtener resultados óptimos en relación con la creación neta de comercio.

Se han encomiado las reformas legislativas de Bulgaria en materia de administración aduanera, medidas comerciales especiales, contratación pública, requisitos técnicos y requisitos sanitarios y fitosanitarios, y derechos de propiedad intelectual. Se han planteado cuestiones relativas a la necesidad de una aplicación e instauración efectivas de estas reformas.

En relación con las cuestiones sectoriales, se ha elogiado la restitución de tierras agrícolas a los antiguos propietarios, pero la estructura resultante de pequeñas tierras divididas, y la falta de capital complementario suficiente para la inversión, se han considerado como obstáculos al desarrollo del sector y la reducción de la pobreza. También se ha fomentado la continuación de las reformas de privatización en los sectores energético y de los servicios.

Los Miembros han pedido además aclaraciones sobre las siguientes cuestiones:

  • los progresos realizados en el marco del programa de reforma judicial;

  • la utilización de los contingentes arancelarios;

  • las disposiciones aduaneras y relativas a la facilitación del comercio;

  • las disposiciones en materia de impuestos internos;

  • la aplicación de los recursos comerciales;

  • los procedimientos de contratación pública;

  • los procedimientos y las directrices en materia de inversiones extranjeras directas;

  • las medidas de reglamentación para los productos biotecnológicos;

  • la liberalización de los precios energéticos y las ayudas estatales al sector energético;

  • diversas cuestiones relativas a la propiedad intelectual, con inclusión de preguntas sobre la observancia;

  • el comercio de servicios no consolidados y la ronda actual de negociaciones;

  • las cuestiones relativas al sector de los servicios, en particular los servicios financieros y de telecomunicaciones.

Los Miembros expresaron su agradecimiento por las respuestas orales y escritas proporcionadas por la delegación búlgara a estas cuestiones.

Para concluir, considero que el Órgano de Examen de las Políticas Comerciales aprecia sumamente los esfuerzos de reforma emprendidos por Bulgaria y sus positivos efectos hasta la fecha. Espero que Bulgaria considere el proceso de examen de las políticas comerciales le haya parecido provechoso. Bulgaria participa activamente en el Programa de Doha para el Desarrollo y los Miembros lo animan a que continúe trabajando de manera constructiva en el seno del sistema multilateral del comercio.