EXÁMENES DE LA POLÍTICAS COMERCIALES: BENIN, BURKINA FASO Y MALÍ
28 y 30 de junio de 2004

Observaciones formuladas por la Presidenta a modo de conclusión

175pxls.gif (835 bytes)
Ver también:
Benin — Comunicado de prensa: La voluntad manifiesta de proseguir las reformas y la mayor integración en la economía mundial suscitan la esperanza de buenas perspectivas para la reducción de la pobreza

Burkina Faso — Comunicado de prensa: La liberalización del comercio y las reformas han permitido mejorar los resultados económicos, pero deben continuar

Malí — Comunicado de prensa: La liberalización del comercio y el compromiso de realizar reformas han contribuido a mejorar el entorno económico


Este segundo Examen de las Políticas Comerciales de Benin, Burkina Faso y Malí ha contribuido a que todos nosotros comprendamos mucho mejor la evolución reciente de la política comercial y las políticas conexas de estos países, así como los retos a los que se enfrentan. Nuestro debate ha sido pormenorizado y exhaustivo, estimulado por la plena y abierta participación de delegaciones de alto nivel, por las inteligentes observaciones del ponente y por las múltiples intervenciones de los Miembros.

Los Miembros han encomiado a Benin, Burkina Faso y Malí por sus esfuerzos concertados para lograr la estabilización macroeconómica y por las reformas estructurales que han emprendido durante el período objeto de examen. Han señalado que el desarrollo sostenible y la reducción de la pobreza siguen siendo un reto, al igual que los elementos del buen gobierno y ciertas desventajas estructurales. En este sentido, se alentó a Benin, Burkina Faso y Malí a seguir avanzando en sus programas de reforma, que incluyen la privatización y la diversificación de los mercados y los productos.

Los Miembros han valorado los esfuerzos realizados por Benin, Burkina Faso y Malí para simplificar sus estructuras arancelarias con la aplicación del Arancel Exterior Común (AEC) de la Unión Económica y Monetaria del África Occidental (UEMAO), que ha supuesto la reducción unilateral del nivel medio de los aranceles NMF de dos de los tres Miembros objeto de examen. Benin, Burkina Faso y Malí han confirmado su compromiso con el sistema multilateral y con la OMC. Algunos Miembros han sugerido que los países objeto de examen deberían procurar reducir la diferencia entre los tipos aplicados y los consolidados. Los Miembros también han tomado nota de la utilización de gravámenes y cargas adicionales en la frontera, así como del uso por parte de Burkina Faso y Malí de precios administrados a efectos de valoración en aduana acordados en el marco de la UEMAO, y del progreso realizado recientemente con respecto a esta cuestión.

Los Miembros han subrayado que el comercio es un instrumento para el desarrollo y han destacado la importancia del Marco Integrado y de otras iniciativas de cooperación. Benin, Burkina Faso y Malí no se benefician plenamente de su condición de Miembros de la OMC, porque sus limitaciones en materia de recursos no siempre les permiten identificar y/o aprovechar las oportunidades. Varios Miembros han indicado que, a pesar de que han contribuido directa o indirectamente a la prestación de asistencia técnica a Benin, Burkina Faso y Malí y al fomento del comercio con esos países, los progresos para integrarse en el sistema multilateral de comercio han sido lentos. Muchos Miembros han subrayado su compromiso de continuar prestando asistencia técnica relacionada con el comercio a Benin, Burkina Faso y Malí.

Los Miembros han tomado nota de la dependencia de Benin, Burkina Faso y Malí del algodón y de otros productos agrícolas. Han formulado varias preguntas a este respecto recordando lo sucedido recientemente en relación con el algodón en el marco de la OMC; algunos han dicho que eran favorables a la eliminación progresiva de las prácticas de ayuda al algodón de ciertos países desarrollados.

Los Miembros han pedido más aclaraciones sobre lo siguiente:

  • incentivos a la inversión;

  • proceso de integración interregional;

  • renegociación de las consolidaciones arancelarias;

  • reglamentación antidumping y política de competencia;

  • obstáculos técnicos al comercio;

  • empresas comerciales del Estado;

  • prácticas y perspectivas de la contratación pública;

  • derechos de propiedad intelectual;

  • cuestiones en materia de servicios financieros, de telecomunicaciones, de energía, de transporte y de turismo.

Los Miembros han agradecido las respuestas proporcionadas por las delegaciones de Benin, Burkina Faso y Malí, y han dicho que esperan con interés recibir las demás respuestas y aclaraciones.

En conclusión, creo que este Examen nos ha permitido entender mejor y más plenamente los progresos hechos por Benin, Burkina Faso y Malí desde que se realizó su primer examen, así como los desafíos en materia de desarrollo a los que tendrán que hacer frente en el futuro. La impresionante participación de las delegaciones en esta reunión, el número de preguntas formuladas y el dinamismo del debate indican la importancia que los Miembros atribuyen a este Examen de las Políticas Comerciales. Aliento a Benin, Burkina Faso y Malí a que prosigan la aplicación de sus programas de reforma, con miras a mejorar la transparencia, la previsibilidad y la credibilidad de sus regímenes comerciales, así como la adhesión a los principios de la OMC. Pero permítanme situar esto en su contexto. Benin, Burkina Faso y Malí tienen verdaderas limitaciones en materia de recursos: necesitan asistencia técnica de la OMC y de otras organizaciones pertinentes; los informes de la Secretaría han identificado bien sus necesidades y debemos procurar que sean atendidas. Además, los interlocutores comerciales pueden ayudar velando por que sus mercados estén abiertos a los productos procedentes de Benin, Burkina Faso y Malí y estudiando nuevas formas de ayudar a estos países a cumplir sus objetivos de desarrollo.