EXÁMENES DE LA POLÍTICAS COMERCIALES: MONGOLIA
15 y 17 de marzo de 2005

Observaciones formuladas por el Presidente a modo de conclusión

175pxls.gif (835 bytes)
Ver también:
Comunicado de prensa: Las reformas tempranas orientadas al mercado favorecieron la transición a un crecimiento económico estable


Este primer Examen de las Políticas Comerciales de Mongolia nos ha permitido comprender mejor las políticas comerciales y relacionadas con el comercio de este país, así como los retos a los que se enfrenta. El excelente informe preparado por Mongolia ha proporcionado un marco para la reflexión y el intercambio internos, y el Informe completo que ha elaborado la Secretaría ha brindado un valioso instrumento tanto para una mayor reflexión interna como para la transparencia en el seno de la OMC. El debate que hemos mantenido se ha visto estimulado por la plena y abierta participación de la delegación de alto nivel de Mongolia, liderada por el Excmo. Sr. Sukhbaatar BATBOLD, Ministro de Industria y Comercio, así como por las perspicaces observaciones del ponente y las numerosas y atinadas intervenciones de los Miembros.


Los Miembros han elogiado a Mongolia por los enormes progresos que ha realizado en su transición de una economía de planificación centralizada a una economía de mercado; esto ha dado lugar a un crecimiento importante, en especial desde 2002, año a partir del cual se registró una verdadera recuperación del sector agropecuario y un auge del sector de los servicios. Asimismo, los Miembros han tomado nota de que la todavía limitada base de producción de Mongolia hace que el país sea vulnerable a las conmociones externas y han instado a Mongolia a que prosiga su proceso de reforma orientada al mercado (por ejemplo, que continúe la liberalización del comercio de servicios), con miras a aumentar la competitividad.

Los Miembros han celebrado la activa participación de Mongolia en el sistema multilateral de comercio, incluido su apoyo al Programa de Doha para el Desarrollo, en particular con respecto a la agricultura y la facilitación del comercio; esta última esfera podría verse confrontada a dificultades debido a que Mongolia es un país sin litoral. Los Miembros han expresado su reconocimiento por las medidas adoptadas por Mongolia con el fin de liberalizar su régimen de comercio e inversión; en la actualidad la mayoría de las importaciones entran en Mongolia en régimen de franquicia arancelaria, o se les aplica un arancel uniforme del 5 por ciento. Muchos Miembros han instado a Mongolia a que reduzca la diferencia entre los tipos arancelarios NMF aplicados y los consolidados, para aumentar la previsibilidad, mientras que otros estiman que esta diferencia es compatible con el actual nivel de desarrollo de Mongolia. Los Miembros han alentado a Mongolia a eliminar sus derechos de exportación, que podrían estar induciendo al contrabando. Los Miembros han instado a Mongolia a hacer extensivo el trato nacional a las importaciones de algunos productos sujetas a impuestos especiales de consumo y a eliminar los incentivos fiscales basados en los resultados de exportación que otorga a las empresas con inversión extranjera.

Los Miembros también han manifestado su reconocimiento por las medidas que ha adoptado Mongolia para privatizar sus empresas estatales. Algunos Miembros han alentado a Mongolia a instaurar un régimen de contratación pública más abierto, y también a seguir armonizando sus normas y reglamentos técnicos con las normas internacionales; algunos Miembros han puesto en duda la transparencia de sus reglamentos técnicos. Se han acogido con satisfacción las medidas encaminadas a fortalecer las normas sobre propiedad intelectual y su observancia. Los Miembros han formulado preguntas acerca de los factores que desincentivan la inversión extranjera directa (IED) en Mongolia; a su juicio, la adopción de medidas adicionales para asegurar la previsibilidad y la transparencia de los regímenes de comercio e inversión crearía un entorno más favorable a las inversiones.

En relación con las cuestiones sectoriales, los Miembros han acogido con beneplácito las reformas llevadas a cabo en los sectores de la agricultura, de la explotación de minas y de los servicios, en particular en los servicios financieros y las telecomunicaciones. Han juzgado que la reforma de esos sectores debe continuar con objeto de atraer más IED.

Los Miembros han agradecido las respuestas orales y escritas que ha dado la delegación de Mongolia a sus preguntas y han manifestado interés en recibir respuestas adicionales por escrito con la mayor brevedad.

Se ha concluido así satisfactoriamente el primer Examen de las Políticas Comerciales de Mongolia. Los Miembros han mostrado un genuino interés en las políticas comerciales y relacionadas con el comercio de Mongolia. En este contexto, deseo alentar a Mongolia a seguir apoyando el sistema multilateral de comercio. Espero también que Mongolia tome en serio las inquietudes expresadas por los Miembros, y que continúe su proceso de reforma. Al mismo tiempo, invito a los Miembros a ayudar a Mongolia prestando la asistencia técnica adecuada, inclusive en materia de creación de capacidad, y a abrir más sus mercados a las exportaciones de Mongolia.