EXÁMENES DE LA POLÍTICAS COMERCIALES: PARAGUAY
27 y 29 de abril de 2005

Observaciones formuladas por el Presidente a modo de conclusión

175pxls.gif (835 bytes)
Ver también:
Comunicado de prensa: La estabilidad del régimen comercial y de inversiones, fundamental para lograr un crecimiento sostenido


Este segundo Examen de las Políticas Comerciales del Paraguay nos ha permitido comprender mejor las políticas comerciales y relacionadas con el comercio de este país, así como los retos a los que se enfrenta. Como ha indicado nuestro ponente, el Embajador Saborío, la parte más importante del Examen de las Políticas Comerciales es el diálogo interno que requiere entre los departamentos gubernamentales y otras partes interesadas. También ha señalado que los informes del país objeto de examen y de la Secretaría son importantes documentos de referencia para todos los Miembros; doy las gracias a la delegación del Paraguay y a la Secretaría por el excelente trabajo realizado.

Esta reunión ha servido para propiciar la transparencia y llevar a cabo un provechoso intercambio de información. Esto fue posible en buena parte gracias a la participación personal del Ministro Bergen, los Viceministros Ramírez y Segovia, y el Embajador Gauto, así como al excelente trabajo del resto de la delegación paraguaya. El firme apoyo de las autoridades del Paraguay a todo el proceso de examen demuestra la importancia que atribuye este país al sistema multilateral de comercio. Doy también las gracias al Embajador Saborío y a los Miembros por sus agudas intervenciones, que han contribuido de manera positiva al desarrollo de nuestros trabajos.

Los Miembros han destacado la reanudación del crecimiento económico en el Paraguay, tras años de estancamiento debido en parte a las conmociones externas. El comercio, que desempeña una función clave en la economía, ha sido esencial para la recuperación. Se ha alentado al Paraguay a consolidar las políticas macroeconómicas que han propiciado el crecimiento, y realizar nuevas reformas para modernizar el sector público, y fortalecer sus instituciones.
Los Miembros han elogiado al Paraguay por su activa participación en la OMC y por su contribución al Programa de Doha para el Desarrollo, y han tomado nota de sus esfuerzos en favor de las economías de países sin litoral. Varios Miembros han planteado la cuestión de la relación entre los compromisos asumidos por el Paraguay en el marco de la OMC y en el marco del MERCOSUR.

Los Miembros han puesto de manifiesto las modestas cifras del Paraguay en materia de inversiones, así como la suspensión del proceso de privatización. Se ha sugerido que, para potenciar las inversiones, hacía falta una mayor previsibilidad y transparencia en el régimen de inversiones. A este respecto, unos mayores compromisos en el marco del AGCS por parte del Paraguay podrían desempeñar una importante función.

Los Miembros han coincidido en que el Paraguay había adoptado medidas significativas para modernizar y simplificar su régimen comercial. Desde 1997 se han reducido sus aranceles aplicados, aunque el promedio global de los aranceles sobre los productos agropecuarios sigue siendo más elevado que el de otros productos. Se han planteado preguntas sobre otras medidas que afectan a las importaciones, como por ejemplo las cargas no arancelarias, y sobre la notificación y transparencia de los reglamentos técnicos y las prescripciones sanitarias y fitosanitarias. Se ha cuestionado la utilización durante el período objeto de examen de impuestos y controles a la exportación.

Se han planteado preguntas sobre los programas de incentivos aplicados por el Paraguay, como los de los regímenes automotriz y de la maquila, y sobre la ausencia de notificaciones a la OMC relacionadas con las subvenciones o las MIC. Los Miembros han observado que la promulgación de una nueva legislación en materia de contratación pública ha aportado una mayor transparencia y previsibilidad en las compras públicas. Los Miembros también han tomado nota de las medidas adoptadas por el Paraguay para fortalecer la protección de los derechos de propiedad intelectual, y le han animado a que siga realizando estos esfuerzos.

Los Miembros creen que el Paraguay debería continuar con la reforma de su sector de los servicios. Los Miembros han solicitado aclaraciones, y el Paraguay las ha facilitado, sobre los cambios previstos en la legislación relativa a los bancos públicos, el trato concedido a los inversionistas extranjeros en el sector bancario y el desarrollo del sector de las telecomunicaciones. Se ha señalado que los costos del Paraguay relativos al transporte internacional figuran entre los más altos del hemisferio occidental, y se alienta a este país a que considere la posibilidad de abrir el sector para posibilitar una mayor competencia.

Agradezco a la delegación paraguaya las respuestas escritas que han proporcionado a las preguntas de los Miembros.

En conclusión, celebro los esfuerzos que está realizando el Paraguay para fortalecer sus instituciones y utilizar el comercio como catalizador del crecimiento, y le animo a que refuerce sus compromisos multilaterales para dar una mayor previsibilidad a su régimen comercial y de inversiones. Al mismo tiempo, invito a los Miembros a que examinen los obstáculos al comercio y las distorsiones del mercado que afectan a las exportaciones del Paraguay. Con estas observaciones finalizo el Examen de las Políticas Comerciales del Paraguay.