EXÁMENES DE LA POLÍTICAS COMERCIALES: NIGERIA
11 y 13 de mayo de 2005

Observaciones formuladas por el Presidente a modo de conclusión

175pxls.gif (835 bytes)
Ver también:
Comunicado de prensa: La liberalización comercial debería mejorar los resultados macroeconómicos de Nigeria


Hemos realizado el tercer Examen de las Políticas Comerciales de Nigeria de manera franca y constructiva. Nos hemos beneficiado de la contribución de la delegación de Nigeria, dirigida por la Sra. Ogunleye, Secretaria Permanente del Ministerio Federal de Comercio, las agudas observaciones de nuestro ponente, el Dr. Alexander Gross, y las detalladas preguntas y comentarios de varios Miembros.

Los Miembros han expresado su apreciación por la activa participación de Nigeria en el sistema multilateral de comercio, con inclusión de las negociaciones en curso. Han subrayado su importante papel en la integración regional de África, principalmente a través de su pertenencia a la Comunidad Económica de los Estados del África Occidental (CEDEAO). También han elogiado a Nigeria por sus esfuerzos en pos de la plena democracia y por las medidas adoptadas para reducir la corrupción, pero han destacado la necesidad de seguir mejorando su entorno comercial.

Se han reconocido los esfuerzos de reforma macroeconómica y estructural de Nigeria, en particular mediante la Estrategia nacional de potenciación y desarrollo económico (NEEDS), y se ha hecho hincapié en la contribución de la evolución del mercado internacional del petróleo a sus resultados económicos recientes. Sin embargo, los obstáculos al comercio y el incremento de los activos extranjeros procedentes de las exportaciones de petróleo han mantenido la inflación a un nivel alto, mientras que la protección del comercio y el régimen de tipos de cambio han fomentado el comercio informal.

Los Miembros han expresado su preocupación por el aumento del nivel de protección de la economía de Nigeria desde su último Examen de las Políticas Comerciales que se realizó en 1998: se han subido los aranceles NMF para muchos productos, el número de prohibiciones de la importación se ha multiplicado por diez y, además, se imponen otros derechos y cargas a las importaciones. Estas medidas, junto con distintos planes de concesiones arancelarias y fiscales –en ocasiones sujetos a prescripciones en materia de contenido local-, complican el régimen comercial de Nigeria, mientras que la consolidación de los derechos de importación a tipos máximos reduce aún más su previsibilidad. El nivel de propiedad estatal sigue siendo elevado y se requiere la inspección previa a la expedición de las importaciones. Los Miembros han instado a Nigeria a liberalizar su régimen comercial y a poner en práctica el Acuerdo sobre Valoración en Aduana de la OMC lo que se verá facilitado por la aplicación del programa de liberalización adoptado por la CEDEAO.

Los Miembros han acogido con satisfacción los esfuerzos de reforma desplegados por Nigeria en los sectores de los servicios y la energía, y han solicitado aclaraciones sobre la continuación de las reformas. Los Miembros han formulado asimismo preguntas sobre otras cuestiones, a saber: formulación y ejecución de políticas; restricciones cuantitativas y régimen de licencias; medidas comerciales correctivas especiales; normas y otras prescripciones técnicas; contratación pública; derechos de propiedad intelectual; y medidas específicas relacionadas con la agricultura.

Los Miembros han agradecido las respuestas facilitadas por la delegación de Nigeria, y han quedado a la espera de las que se redacten por escrito.

Para concluir, entiendo que los Miembros han alentado a Nigeria a continuar sus reformas macroeconómicas, haciendo hincapié en la liberalización del comercio mediante la simplificación y la reducción de los derechos de importación, la eliminación de las prohibiciones a la importación y la adopción de medidas de facilitación del comercio y de normas y reglamentos compatibles con la OMC. Esas reformas, junto con el desmantelamiento de las limitaciones de la oferta y la mejora de los compromisos multilaterales de Nigeria en materia de mercancías y de servicios, deberían fomentar a la vez una mejor asignación de los recursos acorde con las enormes ventajas comparativas de Nigeria y la diversificación de la economía muy dependiente de los productos del petróleo. Ello debería contribuir a integrar el comercio en la estrategia de desarrollo de Nigeria y a hacer más eficaz su estrategia de lucha contra la pobreza. Los interlocutores comerciales de Nigeria podrían colaborar ofreciendo oportunidades de acceso a los mercados.