EXÁMENES DE LA POLÍTICAS COMERCIALES: FILIPINAS
5 y 7 de julio de 2005

Observaciones formuladas por el Presidente a modo de conclusión

175pxls.gif (835 bytes)
Ver también:
Comunicado de prensa: Las perspectivas de crecimiento están vinculadas a la continuación de las reformas de liberalización del comercio


El tercer Examen de las Políticas Comerciales de Filipinas ha sido informativo y abierto, lo que ha ayudado a comprender mejor los recientes acontecimientos registrados en las políticas comerciales y relacionadas con el comercio de Filipinas y de las circunstancias internas en las que se formulan y aplican dichas políticas. La elaboración del Informe del Gobierno ha brindado una oportunidad para la deliberación y la reflexión a nivel nacional y éste, juntamente con el excelente Informe de la Secretaría, ha contribuido a la transparencia y ha permitido que los Miembros evalúen las políticas y prácticas comerciales de Filipinas. Nuestros debates se han beneficiado mucho de la participación activa de la delegación de Filipinas así como de las perspicaces observaciones del ponente y las numerosas y atinadas intervenciones de los Miembros.

Los Miembros se han felicitado de la recuperación de la economía de Filipinas tras la crisis financiera asiática. Los Miembros han acogido con satisfacción los esfuerzos de reforma desplegados por el Gobierno en particular en materia de liberalización comercial, consolidación fiscal y privatización. Los Miembros han alentado a Filipinas a proseguir su proceso de reforma y mejorar el acceso a sus mercados.

Los Miembros han celebrado el compromiso de Filipinas respecto del sistema multilateral de comercio, incluido su resuelto apoyo a las negociaciones en el marco del Programa de Doha para el Desarrollo. Los Miembros han saludado en este contexto la reciente presentación por parte de Filipinas de su oferta inicial en materia de servicios.

Los Miembros han valorado positivamente las medidas adoptadas por Filipinas con miras a una mayor liberalización de su régimen de comercio. Aunque han observado que la media de los tipos arancelarios aplicados por Filipinas es relativamente baja entre los países en desarrollo, los Miembros han expresado su preocupación por la previsibilidad de los aranceles aplicados, refiriéndose en particular al incremento de la media de los tipos arancelarios aplicados en 2004. Con objeto de aumentar la previsibilidad, los Miembros han instado a Filipinas a que reduzca la diferencia entre los tipos arancelarios NMF aplicados y los consolidados y a que consolide más líneas arancelarias. Los Miembros han exhortado asimismo a Filipinas a simplificar sus medidas no arancelarias. Congratulando a Filipinas por sus esfuerzos para fomentar la transparencia de su régimen de contratación pública, los Miembros han manifestado su inquietud ante la existencia de una fuerte preferencia por los bienes y servicios de origen nacional. Algunos Miembros han alentado a Filipinas a participar en el Acuerdo sobre Contratación Pública. Las medidas adoptadas para reforzar las normas de propiedad intelectual han sido acogidas con satisfacción; los Miembros han alentado a Filipinas a fortalecer la observancia de esas normas. Los Miembros han elogiado a Filipinas por los esfuerzos que está realizando para armonizar sus normas nacionales con las internacionales, y han apoyado la continuación de los mismos en ese sentido. Expresando además su reconocimiento por las medidas adoptadas recientemente por Filipinas para reducir los obstáculos a la entrada de inversiones extranjeras directas (IED), los Miembros han mostrado interés por los planes del Gobierno para lograr una mayor liberalización del régimen de IED. Los Miembros han pedido aclaraciones acerca de una serie de cuestiones, incluidos los trámites aduaneros, las subvenciones, las medidas de salvaguardia y el comercio y medio ambiente.

Refiriéndose a las cuestiones sectoriales, los Miembros han observado la importancia creciente de los sectores de manufacturas y servicios en la economía de Filipinas. Los Miembros han manifestado su aprecio por las reformas del sector de los servicios, en particular, los servicios financieros y de transporte. Numerosos Miembros han encarecido a Filipinas a que ratifique los protocolos Cuarto y Quinto anexos al AGCS. Algunos Miembros han hecho notar la importancia cada vez mayor de las remesas del extranjero para la economía de Filipinas y, en ese contexto, de la liberalización del Modo 4.

Los Miembros han valorado positivamente las respuestas orales y escritas de la delegación de Filipinas a sus preguntas y esperan con interés las respuestas que aún ha de facilitar.