EXÁMENES DE LA POLÍTICAS COMERCIALES: TRINIDAD Y TABAGO
11 y 13 de mayo de 2005

Observaciones formuladas por el Presidente a modo de conclusión

175pxls.gif (835 bytes)
Ver también:
Comunicado de prensa: Crecimiento fuerte, pero para lograr objetivos ambiciosos hace falta continuar las reformas


Este segundo Examen de las Políticas Comerciales de Trinidad y Tabago ha contribuido a una mejor comprensión de su actual régimen de política comercial. La preparación del informe del país y las respuestas escritas a las preguntas formuladas por los Miembros han ofrecido una valiosa oportunidad para la evaluación interna de la política comercial. Los informes del país y de la Secretaría y el intercambio mantenido por los Miembros durante el examen han contribuido a la transparencia dentro de la OMC, proporcionado valiosos recursos documentales para todos los Miembros y ofrecido una útil materia de reflexión para Trinidad y Tabago en su esfuerzo por lograr un desarrollo continuado. La participación del Ministro Kenneth Valley, el Secretario Permanente Leacock y su delegación ha contribuido en gran medida a nuestra labor, por lo que estamos sinceramente agradecidos. También damos las gracias al ponente, el Embajador Glenne, por su excelente contribución a nuestros debates, y a los muchos Miembros que han intervenido para ayudar al éxito de este examen.

Los Miembros han encomiado a Trinidad y Tabago por sus buenos resultados económicos desde la realización de su último examen en 1998. Este éxito refleja un entorno externo favorable y, lo que es más importante, el empeño de Trinidad y Tabago en la aplicación de políticas orientadas al exterior y del principio de que el libre comercio es la opción más viable para lograr el progreso social y económico. Los Miembros también han acogido con satisfacción la creación de un fondo de estabilización para el sector de los hidrocarburos y la importancia atribuida por Trinidad y Tabago a la inversión en capital humano. Este enfoque es un buen augurio para sus esfuerzos por seguir reformando y diversificando su economía, y lograr así los ambiciosos objetivos de Visión 2020, su estrategia de desarrollo nacional.

Los Miembros han subrayado el papel positivo y activo de Trinidad y Tabago en la OMC, tanto en sus actividades ordinarias como en las negociaciones del Programa de Doha para el Desarrollo. Se ha elogiado su presentación de una oferta inicial en materia de servicios. Se ha observado la fuerte posición del país en el CARICOM, y los Miembros han acogido con satisfacción su compromiso de participar en iniciativas regionales de manera complementaria al sistema multilateral de comercio.

Los Miembros han reconocido que Trinidad y Tabago tiene un régimen comercial generalmente abierto, pero han señalado que se beneficiaría de nuevas reformas. Se ha observado que Trinidad y Tabago ha consolidado la totalidad de su arancel en la OMC y que, desde su último examen, ha reducido los recargos aplicados a las importaciones agrícolas. Se ha instado a Trinidad y Tabago a que reduzca la diferencia entre los tipos arancelarios aplicados y los consolidados, con el fin de aumentar la previsibilidad de su régimen comercial. Al parecer, algunos aranceles aplicados exceden de los tipos consolidados, y Trinidad y Tabago se ha comprometido a examinar posibles medidas para resolver esta cuestión. Al tiempo que reconocían el uso limitado que Trinidad y Tabago hace de las cargas no arancelarias sobre las importaciones, algunos Miembros han expresado preocupación con respecto al creciente empleo de medidas antidumping y a algunos aspectos de los regímenes de MSF y OTC.

Trinidad y Tabago ha facilitado información sobre su régimen de inversiones y aclarado varias cuestiones relativas a sus programas de incentivos. Los Miembros han acogido con satisfacción la reforma introducida por Trinidad y Tabago en el sistema de contratación pública y han sugerido que se lleven a cabo mejoras adicionales. Algunos Miembros han instado igualmente a Trinidad y Tabago a que establezca una legislación sobre política de competencia. Asimismo, se han formulado observaciones con respecto a la privatización y otros temas, tales como las licencias de importación, las empresas propiedad del Estado y los DPI.

Se ha felicitado a Trinidad y Tabago por su liberalización de los sectores de servicios financieros y de telecomunicaciones, pero los Miembros han observado que son necesarias más medidas, por ejemplo, para reformar el sector del transporte marítimo y fomentar la competencia en el sector de las telecomunicaciones. También se ha sugerido que Trinidad y Tabago reduzca la diferencia entre sus compromisos en el marco del AGCS y la mayor apertura real de su sector de servicios.

Esto nos lleva a la conclusión del segundo Examen de Trinidad y Tabago. Todos apreciamos los buenos resultados económicos del país, que han sido sostenidos por unas salidas políticas macroeconómicas y reformas estructurales. Me felicito de la participación activa de Trinidad y Tabago en el sistema multilateral de comercio y su compromiso con un régimen comercial abierto, sostenible y acorde con los principios y objetivos de la OMC. Invito a Trinidad y Tabago a dar mayor previsibilidad a su régimen comercial mejorando sus compromisos multilaterales en el contexto del Programa de Doha para el Desarrollo. Esto ayudará a Trinidad y Tabago a lograr sus ambiciosos objetivos de desarrollo y también a fortalecer el sistema multilateral de comercio, en el que Trinidad y Tabago ha resultado ser uno de los miembros más dinámicos.