EXÁMENES DE LA POLÍTICAS COMERCIALES: REPÚBLICA DE GUINEA
12 y 14 de octubre de 2005

Observaciones formuladas por el Presidente a modo de conclusión

175pxls.gif (835 bytes)
Ver también:
Comunicado de prensa: Ha mejorado el régimen de comercio, pero la gobernanza y la diversificación del comercio siguen planteando un gran desafío


Este segundo Examen de las Políticas Comerciales de la República de Guinea nos ha permitido analizar la evolución económica y comercial del país en el curso de los seis últimos años y comprender mejor los considerables desafíos a los que tiene que hacer frente. La delegación de Guinea, encabezada por la Excma. Sra. Dra. Hadja Djènè Saran Camara, Ministra de Comercio, Industria y Pequeñas y Medianas Empresas, nos ha prestado una gran ayuda a este respecto. Doy también las gracias por su contribución muy positiva al Sr. Farhane, así como a todos los países Miembros que han hecho que este Examen sea un éxito.

Teniendo en cuenta la difícil situación económica, social y regional a la que el país se enfrenta, los Miembros han felicitado a Guinea por los esfuerzos que ha realizado para reforzar su marco jurídico y reglamentario y por su política encaminada a reducir la pobreza. Las nuevas políticas monetaria y fiscal deberían contribuir a controlar la inflación y a restablecer la estabilidad macroeconómica necesaria para la reanudación del crecimiento y al apoyo de la comunidad internacional. Los Miembros también han tomado nota de la liberalización del tipo de cambio. Algunos participantes han subrayado que una nueva ley sobre la corrupción debería mejorar la gobernanza, lo cual, hay que recordarlo, constituye un importante desafío.

En materia de reglamentación comercial, los Miembros han apreciado las reformas que han conducido a la unificación de los gravámenes aduaneros y la eliminación de los procedimientos de inspección previa a la expedición, así como los esfuerzos por mejorar la transparencia en la contratación pública. No obstante, se aplican numerosos derechos que están por encima de los tipos consolidados y en determinados sectores son frecuentes las exenciones arancelarias. Varios participantes se han interesado por la aplicación del Acuerdo sobre Valoración en Aduana, mientras que algunos de ellos han preguntado de qué manera prevé Guinea luchar contra las importaciones masivas de productos objeto de piratería.

En el plano sectorial, los Miembros han destacado la riqueza de recursos naturales y el gran potencial económico con que cuenta Guinea y han constatado que varios sectores, como la agricultura, la minería, el turismo y el transporte, ofrecen posibilidades de crecimiento económico. Los Miembros han animado a Guinea a contraer nuevos compromisos en el ámbito de la OMC, sobre todo para hacer más previsible su marco legislativo y de esa forma estimular las inversiones.

Los Miembros han acogido con satisfacción las respuestas facilitadas por la delegación de Guinea y han manifestado que esperan con interés recibir informaciones complementarias. Numerosos participantes han evocado la importancia de facilitar apoyo técnico, financiero y material a Guinea.

En conclusión, esta reunión ha permitido a los Miembros manifestar su apoyo a Guinea en la difícil situación económica y social por la que atraviesa. Las opiniones que hemos intercambiado nos han convencido de que Guinea prosigue con valentía el camino de las reformas, consciente de que la apertura y la transparencia del marco comercial es la mejor manera de estimular los intercambios comerciales y con ello sostener el crecimiento duradero de la economía. Me sumo sin reservas a los Miembros que han animado a Guinea a continuar con sus reformas macroeconómicas y comerciales e invito a los Miembros a que apoyen a Guinea en este proceso, garantizándole a la vez ayuda y un mejor acceso a sus mercados para los productos y los proveedores de servicios guineos.