EXÁMENES DE LA POLÍTICAS COMERCIALES: TÚNEZ
5 y 7 de octubre de 2005

Observaciones formuladas por el Presidente a modo de conclusión

175pxls.gif (835 bytes)
Ver también:
Comunicado de prensa: El régimen comercial necesita una mayor liberalización
Comunicado de prensa: L’OMC encourage la Tunisie à poursuivre ses réformes


Este segundo Examen de las Políticas Comerciales de Túnez nos ha arrojado luz sobre sus resultados económicos y comerciales desde su primer examen, realizado en 1994. Nuestros debates se han visto facilitados por la participación activa y abierta de la delegación de Túnez, encabezada por el Excmo. Sr. Ministro Mondher Zenaidi, las perspicaces observaciones de la ponente y las enriquecedoras intervenciones de los Miembros.

Los Miembros han felicitado a Túnez por sus buenos resultados económicos y sus progresos en materia de mejora del nivel de vida, debidos en gran parte a sus reformas macroeconómicas acometidas durante el último decenio. Varios Miembros han preguntado por los acuerdos regionales y bilaterales concluidos por Túnez, así como por el lugar que ocupan la política comercial y el sistema multilateral de comercio en su estrategia de desarrollo sostenible y reducción del desempleo. Teniendo en cuenta la reglamentación de la economía tunecina, los Miembros han opinado que son necesarias reformas suplementarias, destinadas a liberalizar el régimen comercial y cambiario, eliminar el dualismo entre el sector de exportación y el sector nacional y reducir la presencia del Estado, para dinamizar la economía y reducir el desempleo.

Algunos Miembros han encomiado a Túnez por sus recientes esfuerzos en materia de facilitación de los intercambios y desmantelamiento de las restricciones cuantitativas a la importación. Sin embargo, los procedimientos de despacho de aduana siguen siendo prolongados y las inspecciones técnicas complejas. Varios Miembros han invitado a Túnez a mejorar sus aranceles consolidados multilaterales, reduciendo al mismo tiempo los derechos NMF aplicados (promedio del 32 por ciento al 67 por ciento en el caso de los productos agropecuarios), que en algunos casos son superiores a los consolidados. También se ha mencionado la necesidad de una racionalización de los múltiples incentivos (entre ellos a la inversión, la producción y sobre todo la exportación), así como de los impuestos internos elevados.

Se han solicitado aclaraciones sobre las perspectivas de diversificación del sector manufacturero, teniendo en cuenta la creciente competencia en el principal sector de exportación, a saber, los textiles y el vestido. Varios Miembros han opinado que una mayor apertura del sector de los servicios (telecomunicaciones, servicios postales y servicios financieros), por ejemplo a través del refuerzo de los compromisos de Túnez en el marco del AGCS, harían que la economía fuese más atractiva para los inversores extranjeros y permitirían a Túnez explotar mejor sus ventajas comparativas en sectores como el turismo, los servicios prestados a las empresas y los servicios de salud y bienestar. Se han solicitado igualmente aclaraciones sobre las medidas relativas al contenido de elementos de origen nacional (industrias farmacéuticas y automóviles), la revisión del Código de Aduanas de 1955, la contratación pública y la protección de la propiedad intelectual.

Los Miembros se han congratulado de las respuestas detalladas de la delegación tunecina a las diversas preguntas formuladas.

En conclusión, esta reunión ha permitido apreciar las reformas económicas introducidas por Túnez y debatir las reformas suplementarias que puedan ayudar a la desreglamentación de la economía en general y a la racionalización del régimen comercial en particular. Unas reformas comerciales más amplias deberían permitir a Túnez adherirse mejor a los principios de la OMC, desmantelar el dualismo presente en el seno de su economía y explotar mejor sus ventajas comparativas. Aplicadas al mismo tiempo que la reducción de la intervención del Estado en las actividades económicas, estas reformas reducirán los costos de producción y revitalizarán la economía tunecina. Por otra parte, una mejora de sus compromisos multilaterales debería hacer más transparente y previsible su régimen comercial. Invito a los Miembros a apoyar a Túnez en este proceso, garantizándole un mejor acceso a sus mercados.