OMC: NOTICIAS 2010

COMITÉ DE NEGOCIACIONES COMERCIALES

> Programa de Doha para el desarrollo
> Comité de Negociaciones Comerciales

Como se indica en el fax que les envié el 7 de julio, he pensado que sería útil examinar en esta reunión las últimas novedades que ha habido en el PDD y ver juntos la situación en que nos encontramos y la dirección que tomaremos en otoño.

En primer lugar, permítanme que les informe de mis actividades y reuniones más recientes, incluida la reunión de Sala Verde de ayer por la tarde, antes de que procedamos a intercambiar opiniones sobre la labor y las próximas etapas de las negociaciones.

Como ustedes saben, recientemente asistí a la reunión de Jefes de Estado y de Gobierno del G-20 celebrada en Toronto. En el fax que les envié el 29 de junio les hice un resumen inicial de mi mensaje a los dirigentes y de mis impresiones sobre los debates que tuvieron lugar en Toronto. Asimismo, adjunté la reseña de la situación actual de las negociaciones que había preparado para dicha Cumbre de dirigentes.

El mensaje que transmití a los ministros y dirigentes en Toronto fue sencillo: i) el crecimiento es necesario para crear empleo sin ejercer más presión sobre los presupuestos nacionales y el comercio ofrece esta posibilidad; y ii) la conclusión de la Ronda de Doha tiene que formar parte integrante de la estrategia coordinada del G-20 para ir hacia adelante.

A lo largo de las últimas semanas, todos hemos observado la atención que suscita la situación de la Ronda en muchos otros foros en todo el mundo. Por ejemplo, en las cumbres que han celebrado recientemente los Jefes de Gobierno de la Comunidad del Caribe y los Jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Africana, se ha subrayado la importancia crucial que tiene el PDD para sus respectivos miembros. Estos dirigentes han expresado preocupación por la lentitud con que se avanza en las negociaciones y nos han instado a llegar a una conclusión lo antes posible. Este interés constante en el PDD nos recuerda con fuerza que un fracaso de la presente Ronda tendría un impacto negativo directo y tangible en gran número de nuestros Miembros.

En general, lo que se desprende claramente de esos debates es que todos desean llevar las negociaciones del PDD a una conclusión equilibrada y ambiciosa lo antes posible, de conformidad con su mandato y valiéndose de los progresos ya realizados. Al mismo tiempo, pienso que conviene señalar la realidad que afrontamos, a saber, que sigue habiendo discrepancias sobre el nivel adecuado de ambición y sobre el equilibrio adecuado en las contribuciones de los Miembros.

Aquí, en Ginebra, trabajamos aplicando el enfoque “cóctel” acordado durante el balance de marzo. Tenemos todos los ingredientes -grupos reducidos de geometría variable, contactos bilaterales y mis propias consultas- y estamos tratando de combinarlos. Estos ingredientes necesitan espacio y tiempo. No obstante, su finalidad es estimular el proceso multilateral, en el que se tienen que incorporar. En todos los contactos que he mantenido recientemente, ha quedado muy claro que todo el mundo destaca el carácter fundamental y primordial del proceso multilateral, o sea, de los Grupos de Negociación y el CNC.
Tras algunos meses de estancamiento en las negociaciones, tengo la impresión de que se empiezan a ver los primeros indicios de una nueva dinámica. Esta nueva dinámica se apoya en los debates que mantienen algunos de ustedes sobre diferentes temas en diferentes configuraciones. Estoy convencido de la utilidad de estas tentativas.

Sin duda es demasiado pronto para decir si esta nueva dinámica tiene bases sólidas y puede extenderse a todos los temas del programa de negociación que todavía no han llegado a su madurez. También es demasiado pronto para ver cómo procederán ustedes a hacer concesiones recíprocas horizontales en las diferentes esferas. No obstante, pienso que, si este proceso es tan prometedor como parece en un principio, los Miembros tendrán que estar preparados, cuando llegue el momento, para empezar a probar “qué pasaría si”.

El objetivo de este proceso es llegar al nivel de ambición y equilibrio que todos ustedes buscan. Esto, a su vez, significa que el próximo otoño tendrán que acelerar sus trabajos profundizando y ampliando sus debates. Mi opinión es que deberían tratar de aprovechar la nueva dinámica y extender esos debates en grupos pequeños a todas las esferas, e insisto una vez más en que todos estos esfuerzos, por muy prometedores que sean, deben converger en los Grupos de Negociación, y pienso que en torno a mediados de octubre sería un buen momento para evaluar los progresos.

Quisiera ahora referirme a cada una de las esferas de negociación a fin de informarles brevemente sobre la situación actual y darles una idea del proceso que prevén los presidentes de los Grupos de Negociación para los trabajos después de la pausa estival.

En primer lugar, los trabajos en la esfera de la agricultura siguen discurriendo por dos vías paralelas: los modelos de presentación de datos y las cuestiones que están entre corchetes o con anotaciones en el proyecto de modalidades. En cuanto a los modelos y la labor conexa sobre los datos de base, se ha iniciado la etapa 2, que se centra en los proyectos de modelos efectivamente propuestos para el proceso de consignación en listas, y los Miembros están participando activamente; ahora se han presentado “hojas de ruta” para elaborar proyectos de modelos para la ayuda interna, el acceso a los mercados y el apoyo a la exportación. También se ha avanzado en cuanto a los datos de base y su verificación. Por lo que se refiere a las modalidades, el Presidente ha seguido manteniendo consultas, también en la esfera del MSE en la que todavía se están debatiendo algunas cuestiones técnicas, sobre la base de comunicaciones de los Miembros.

A comienzos del otoño el Presidente volverá a convocar reuniones informales de participación abierta sobre los modelos y los datos de base. Además, mantendrá consultas sobre las cuestiones que están entre corchetes o con anotaciones en el proyecto de modalidades y, como de costumbre, sigue estando disponible para los “confesionarios” sobre las ambigüedades técnicas que pueda haber en el proyecto de modalidades.

En lo que respecta al AMNA, el Grupo de Negociación se reunió durante la semana del 12 de julio para examinar los obstáculos no arancelarios. Las delegaciones presentaron un número importante de contribuciones, lo que permitió mantener debates de fondo. En resumen, se acogió favorablemente una propuesta sobre el mecanismo horizontal presentada por cuatro Miembros (denominados defensores de la posición intermedia), con la que se trataba de acercar las distintas posiciones sobre la función de los Comités de la OMC. Creo que los Miembros reconocieron que esta comunicación era una contribución constructiva. Con respecto a la remanufactura, la atención se centró en la definición de productos remanufacturados, una cuestión fundamental para muchos Miembros que ha suscitado numerosas observaciones y preguntas. En cuanto a dos de las propuestas relacionadas con los obstáculos técnicos al comercio (productos electrónicos y automóviles), sigue habiendo divergencias sobre la forma de lograr determinados objetivos. En este contexto, se abordó también detalladamente la cuestión transversal de las normas internacionales, sobre la base de dos contribuciones. Por lo que respecta a los productos químicos, los Miembros están todavía en la fase de preguntas y respuestas, pero pienso que en la próxima reunión se examinarán más a fondo las dos propuestas que se han presentado.

En general parece que, en los debates sobre los obstáculos no arancelarios, los Miembros siguen en una fase de aprendizaje en algunas esferas y progresivamente van conociendo mejor las diversas propuestas y sus repercusiones. En otras palabras, se avanza a un ritmo que, aunque pueda considerarse lento, es sostenido y hay empeño por parte de los Miembros.

Por lo que se refiere a los trabajos futuros, la próxima semana del AMNA está prevista para la semana del 20 de septiembre y se centrará en los obstáculos no arancelarios. El Presidente ha pedido a los Miembros que hagan todo lo posible para distribuir sus contribuciones con bastante antelación a esa reunión. Esto no sólo ayudará a sus colegas a prepararse mejor, sino que también ayudará al Presidente a organizar mejor los trabajos de la semana.

En cuanto a los servicios, en las últimas semanas las delegaciones han hecho una labor útil. Aunque en las negociaciones basadas en peticiones y ofertas no ha habido mucha actividad, los trabajos han avanzado en otras esferas. En relación con la aplicación de las modalidades relativas a los PMA, el Grupo de los PMA ha presentado una nueva versión del proyecto de texto que ha sido examinada en el Consejo en Sesión Extraordinaria. En este texto se exponen las posiciones de los PMA sobre varias cuestiones fundamentales, como el alcance, la duración, las normas de origen y los posibles beneficiarios. El Presidente proseguirá las consultas sobre el proyecto después de la pausa estival.

En lo referente a la elaboración de normas, han proseguido los trabajos técnicos relativos a la reglamentación nacional, sobre la base del texto anotado del Presidente y de las propuestas presentadas por los Miembros, así como de contribuciones de la Secretaría. Los últimos debates han puesto de manifiesto una voluntad de centrarse en la resolución de algunas de las cuestiones pendientes y el deseo de los Miembros de ir hacia adelante. El Presidente seguirá organizando debates similares sobre la base de un programa de trabajo que ha propuesto al Grupo.

También han proseguido los trabajos técnicos sobre las medidas de salvaguardia urgentes, las subvenciones y la contratación pública. Otros trabajos más específicos están previstos para después del verano.

Por lo que respecta a las normas, la semana pasada el Grupo de Negociación eligió a un nuevo Presidente, el Embajador Dennis Francis, de Trinidad y Tabago, a quien deseo mucho éxito en sus nuevas funciones. El Presidente ha iniciado su labor celebrando una sesión plenaria informal sobre el camino a seguir e intensas consultas bilaterales con unas 20 delegaciones o grupos que solicitaron entrevistarse con él. Después de escuchar las opiniones de las delegaciones, ha decidido intensificar los trabajos del Grupo en otoño, con una reunión sobre las subvenciones a la pesca durante la semana del 4 de octubre y otra sobre medidas antidumping y subvenciones horizontales coincidiendo con las reuniones que celebrarán los Comités que se ocupan de las normas en la primera semana de noviembre.

Con respecto a la facilitación del comercio, los trabajos han continuado con una reunión de negociación durante la tercera semana de julio. Los Miembros concluyeron su segundo examen de las propuestas relacionadas con el artículo X del GATT y empezaron a ocuparse del artículo VIII del GATT. También abordaron varios aspectos del pilar del trato especial y diferenciado.

Está previsto que, tras la pausa estival, las negociaciones sigan adelante con reuniones adicionales en octubre y noviembre/diciembre. Las delegaciones examinarán los elementos pendientes del proyecto de texto refundido con miras a depurar la redacción y reducir el número de corchetes. Se prestará atención particularmente a la sección dedicada al trato especial y diferenciado por tratarse de una esfera que suscita especial preocupación.

Por lo que se refiere a la esfera del comercio y medio ambiente, el CCMA en Sesión Extraordinaria se reunió informalmente los días 30 de junio y 1º de julio. Se examinaron varias comunicaciones en el marco del apartado iii) del párrafo 31 relativas, entre otras cosas, al “universo” de bienes ambientales que revisten interés y a la cuestión del trato especial y diferenciado. Estas nuevas comunicaciones han infundido ímpetu al debate sobre esta parte del mandato. En la próxima reunión del Comité en Sesión Extraordinaria, que tendrá lugar en septiembre, los Miembros tendrán que empezar a revisar lo que está sobre la mesa. Además, parece haber interés en que se aborden determinadas cuestiones técnicas relativas a la identificación de los bienes ambientales. En cuanto a los obstáculos no arancelarios y a las cuestiones relacionadas con el desarrollo, harán falta nuevas propuestas encaminadas a un resultado específico para que el Comité pueda avanzar en estos aspectos.

Con respecto al apartado i) del párrafo 31, el Presidente celebrará debates específicos sobre bloques de cuestiones extraídas de las propuestas de los Miembros para aclararlas y concretarlas con miras a las negociaciones basadas en textos previstas en el programa de trabajo. Estos debates tendrán lugar en septiembre.

En las negociaciones sobre el establecimiento de un sistema multilateral de notificación y registro de las indicaciones geográficas de vinos y bebidas espirituosas, el Consejo de los ADPIC en Sesión Extraordinaria celebrará su próxima reunión formal el 28 de octubre. Se prevé que las delegaciones prosigan los debates fácticos de carácter técnico iniciados en la reunión de junio sobre las dos preguntas adicionales que planteó el Presidente acerca de las consecuencias/efectos jurídicos del registro. Permítanme recordarles que en la primera de ellas se pregunta cómo actúan ahora las autoridades nacionales encargadas de las marcas de fábrica o de comercio y de las indicaciones geográficas y cómo esa actuación puede verse afectada por las distintas maneras de “tener en cuenta” la información contenida en el registro de las indicaciones geográficas de vinos y bebidas espirituosas. La segunda pregunta adicional se refiere a la manera en que las autoridades nacionales tratan actualmente la fundamentación de las alegaciones sobre el carácter genérico de un término en los procedimientos de registro y de protección. Antes de la reunión formal, durante la semana del 11 al 15 de octubre, el Presidente celebrará una ronda de consultas informales que irán seguidas de una reunión informal de participación abierta, como es habitual.

Con respecto al programa de trabajo sobre trato especial y diferenciado, el Presidente sigue celebrando consultas tanto en grupos pequeños como en reuniones de participación abierta sobre los elementos del Mecanismo de Vigilancia y las propuestas relativas a acuerdos específicos.

En cuanto al Mecanismo de Vigilancia, el debate se ha centrado en el perfeccionamiento de sus elementos y se ha basado en el documento no oficial del Presidente de fecha 30 de abril de 2010. Aunque las posiciones acerca de algunas cuestiones siguen estando distanciadas, los Miembros han trabajado de manera constructiva y el Presidente proseguirá sus consultas después de la pausa estival. De igual modo, los debates sobre las propuestas relativas a acuerdos específicos proceden sobre la base del último texto presentado por el Presidente como anexo a sus informes al Consejo General y al CNC. También en este caso el Presidente tiene la intención de proseguir sus consultas para salvar las divergencias.

Por último, en la esfera de la solución de diferencias, después de la pausa estival el Presidente tiene la intención de organizar una serie de semanas de negociaciones sobre el ESD, en las que se seguirá combinando consultas informales en grupos de geometría variable en función del tema que se discuta y reuniones informales del OSD en Sesión Extraordinaria para garantizar una total transparencia y la inclusión de todos los Miembros. La primera semana de negociaciones sobre el ESD después del verano empezará el 20 de septiembre. Se retomarán aspectos pendientes de la secuencia y el cumplimiento efectivo y se abordará también una tercera cuestión, que el Presidente anunciará en breve.

En cuanto a las consultas que vengo celebrando sobre las dos cuestiones relativas a la aplicación en la esfera de los ADPIC, es decir, la cuestión de la extensión de las indicaciones geográficas y la relación entre el Acuerdo sobre los ADPIC y el CDB en mi calidad de Director General y no de Presidente del CNC, mi intención es seguir analizando con los Miembros la mejor manera de proceder, y los mantendré informados al respecto.

En cuanto a la labor que nos espera después de la pausa estival y los retos que se nos plantean en el último trimestre de 2010, todos los grupos de negociación tienen planes de trabajo o los están estableciendo.

Cuando vuelvan descansados en septiembre, tendremos que empezar a transformar esos planes en verdaderos progresos, trabajando con mayor empeño. Como he dicho antes, tenemos todos los ingredientes del cóctel. La música de fondo tiene un ritmo más trepidante. Ahora tenemos que pasar de remover el cóctel a agitarlo con fuerza, verticalmente y horizontalmente.

Servicio de noticias RSS

> Si tiene problemas para visualizar esta página,
sírvase ponerse en contacto con webmaster@wto.org, y proporcionar detalles sobre el sistema operativo y el navegador que está utilizando.