OMC: NOTICIAS 2011

PROPIEDAD INTELECTUAL: INDICACIONES GEOGRÁFICAS

NOTA:
ESTE ARTÍCULO ESTÁ DESTINADO A AYUDAR AL PÚBLICO A ENTENDER LO QUE SUCEDE EN LA OMC. SI BIEN SE HA HECHO TODO LO POSIBLE POR QUE EL CONTENIDO SEA EXACTO, ÉSTE NO PREJUZGA LOS PUNTOS DE VISTA DE LOS GOBIERNOS MIEMBROS.

  

VER TAMBIÉN:
> la propiedad intelectual (ADPIC)
> las indicaciones geográficas
> todas las cuestiones sobre los ADPIC
> noticias sobre los ADPIC

A las secciones sobre “notificación” y “registro” se han añadido las de “efectos/consecuencias jurídicas del registro” —uno de los temas más controvertidos de las conversaciones, como se refleja en las observaciones formuladas en esta reunión— y “tasas y costos”.  Las dos últimas esferas se ocuparán del trato especial para los países menos adelantados y los países en desarrollo, y de la “participación”.

El proyecto se está elaborando por partes en el marco de un pequeño grupo de redacción que representa los distintos puntos de vista, y consta de unas siete páginas.  Como anteriormente, se ha estructurado íntegramente sobre la base de las propuestas de los Miembros, y sus diversas opiniones figuran como opciones entre corchetes.

Durante la semana se efectuaron “pequeñas enmiendas” en la anterior sección sobre “registro”, dijo el Embajador de Zambia, Darlington Mwape, actual Presidente de las negociaciones que llevan celebrándose 13 años.  Sin embargo, quedan aún numerosos corchetes, por lo que el Presidente manifestó que pondría el texto a disposición de todos los Miembros para que efectuaran sus aportaciones al proyecto “una vez que hubiera suficientes elementos de fondo sobre la mesa”.

La existencia de un texto único —y no documentos contrapuestos— es de fundamental importancia para que los negociadores puedan reducir sus diferencias de manera más práctica.

“Llegar a un acuerdo sobre aquello en lo que no se está de acuerdo es estar ya a mitad de camino para llegar a un acuerdo sobre aquello en lo que se está de acuerdo”, dijo el Embajador Mwape.

El proceso de redacción “sigue siendo frágil y delicado”, añadió.  Exhortó a los Miembros a “dar más tiempo a este proceso para que pueda estabilizarse”.  (Más adelante figura un extracto de su informe oral.)

 

Observaciones: efectos jurídicos

El tema principal examinado en la reunión fue la propuesta de la UE relativa a los efectos jurídicos:  es decir, si un país registra un término, ello constituiría una prueba prima facie de que el término se ajusta a la definición de indicación geográfica establecida en el Acuerdo de la OMC sobre los ADPIC —salvo que se presente “prueba en contrario”—.

La principal diferencia se relacionaba con la importancia de esta prueba “prima facie”, es decir, a primera vista;  o prueba preliminar, anterior a la realización de nuevas investigaciones:  a saber, si podía crear obligaciones en los sistemas jurídicos de otros países (“extraterritorialidad”), desplazar la carga de la prueba, que correspondía al propietario, para determinar si un término cumplía las condiciones para ser considerado una indicación geográfica, y crear gastos onerosos.

Los miembros del grupo de la “propuesta conjunta” (Australia, Canadá, Chile, Estados Unidos, México, Japón, Sudáfrica y Nueva Zelandia) manifestaron que el texto propuesto por la UE, con el apoyo de Suiza, confirmaba su opinión de que así sería efectivamente.

La UE y Suiza negaron que el sistema fuera extraterritorial ya que los países aún podrían utilizar sus propios sistemas jurídicos para decidir si debían proteger el término.  Se respetarían los derechos consagrados en el Acuerdo sobre los ADPIC, dijo Suiza.  La UE instó a los Miembros a examinar el modo en que se aplicaría el enfoque en sus propios sistemas, aduciendo que se demostraría así que los temores en relación con los costos no estaban justificados.

 

El objetivo de 2011

Las indicaciones geográficas son topónimos (o palabras asociadas a un lugar) que se utilizan para identificar productos a los que se atribuye determinada calidad, reputación u otra característica por el hecho de proceder de ese lugar.  Las negociaciones sobre el registro multilateral propuesto para los vinos y las bebidas espirituosas comenzaron en 1997, de conformidad con el párrafo 4 del artículo 23 del Acuerdo de la OMC sobre los Aspectos de los Derechos de Propiedad Intelectual relacionados con el Comercio (ADPIC), y fueron incluidas en la Ronda de Doha al comienzo de ésta, en 2001.

Las seis principales esferas que han de abarcarse son las siguientes:

  • notificación –por ejemplo, cómo se notificaría un término y qué Miembro lo haría (también se relaciona con la “participación”)—;
  • registro –por ejemplo, cómo se gestionaría el sistema y cuál sería la función de la Secretaría de la OMC—;
  • efectos/consecuencias jurídicos del registro, en particular compromisos u obligaciones que entrañaría para los Miembros el registro de un término (también se relaciona con la “participación”);
  • tasas y costos –incluida la cuestión de a quién incumbirían estas cargas—;
  • trato especial para los países en desarrollo (oficialmente, “trato especial y diferenciado”);
  • participación –si el sistema es totalmente voluntario o si el registro de un término tendría repercusiones para todos los Miembros de la OMC—.

Según el Embajador Mwape los efectos o consecuencias jurídicos, y la participación, son las más difíciles de las seis esferas.

 

A CONTINUACIÓN (podría modificarse):

  • Proseguir la negociación y la redacción paso por paso, 24 y 25 de febrero.
  • Reunión formal de todos los Miembros:  3 de marzo (después de la reunión ordinaria del Consejo de los ADPIC, martes y miércoles 1º y 2 de marzo).
  • Consultas informales:  4 de marzo.
Reuniones formales antes o después de las reuniones ordinarias del Consejo de los ADPIC:  martes y miércoles 7 y 8 de junio, y martes y miércoles 25 y 26 de octubre.

Presidente: Embajador Darlington Mwape de Zambia

 

EXTRACTO DEL INFORME DEL PRESIDENTE
11 de febrero de 2011

Como es habitual, la finalidad de esta reunión es informar a todos los Miembros sobre los progresos alcanzados en las consultas celebradas durante la semana, para asegurar la transparencia y la no exclusión.

De conformidad con lo previsto en el programa de trabajo distribuido en diciembre de 2010, celebré consultas en grupo los días martes y miércoles de esta semana con algunos patrocinadores de las propuestas presentadas, a saber, la propuesta conjunta, la propuesta que figura en el documento TN/C/W/52 y la propuesta de Hong Kong, China.

Antes de informar sobre los progresos de la semana, permítanme poner en conocimiento de los Miembros las observaciones de carácter general que he formulado en anteriores reuniones de participación abierta:

  • sobre la organización de las reuniones,
  • sobre la metodología que aplicamos,
  • sobre la composición del grupo de redacción, y
  • sobre nuestro mandato de elaborar el texto.

Esas observaciones pueden consultarse en el sitio Web de la OMC, como parte de la sección noticias.  No es mi intención repetir ahora esas observaciones, pero quisiera asegurarles que siguen siendo aplicables y válidas en todo sentido.

Quisiera reiterar, sin embargo, que este proceso no debería impedir a los Miembros debatir, coordinar o elaborar textos entre ellos y, sobre esa base, presentar en mis consultas las propuestas acordadas.  De hecho, este proceso se vería enormemente facilitado si eso sucediera no sólo dentro de los campos existentes, sino también entre las dos posiciones del debate, y animo a los Miembros y coordinadores de los grupos a crear y utilizar esa oportunidad cuando sea posible.

Permítanme ahora informarles brevemente de los progresos realizados en el grupo de redacción esta semana.  Como estaba previsto, el grupo de redacción comenzó el reexamen de la sección sobre registro del proyecto de texto compuesto, para determinar qué otras partes del texto podrían perfeccionarse.  Tras efectuar pequeñas enmiendas, el grupo pasó a examinar el proyecto de texto compuesto relativo a los dos siguientes elementos de mi lista, elaborada sobre la base de las propuestas de texto presentadas por los Miembros antes de que venciera el plazo del 2 de febrero que anuncié en la última reunión de participación abierta.  En el examen del elemento de efectos y consecuencias jurídicos del registro —que, como ustedes saben, es una de las esferas principales en las que subsisten diferencias fundamentales— los Miembros tuvieron un intercambio pormenorizado de opiniones sobre el funcionamiento exacto del sistema propuesto por los distintos grupos.  Tuve la impresión de que en esas deliberaciones fue muy evidente el valor de examinar el funcionamiento del Registro sobre la base de propuestas de texto.  Los Miembros pudieron establecer sus distintos puntos de vista e interpretaciones en relación con determinadas partes del texto, y aunque no todo ese proceso de reflexión se refleja en el actual documento, creo que las diferencias están empezando a cristalizarse en torno a una serie de fórmulas identificables.  Como ustedes saben –llegar a un acuerdo sobre aquello en lo que no se está de acuerdo es estar ya a mitad de camino para llegar a un acuerdo sobre aquello en lo que se está de acuerdo—.  En ese sentido, considero que la labor del grupo de redacción en relación con ese elemento ha sido constructiva, por lo que mantengo mi actitud optimista en cuanto a nuestro itinerario hacia el logro de los resultados que deberíamos alcanzar en relación con un Registro Multilateral de Indicaciones Geográficas para Vinos y Bebidas Espirituosas.

Los Miembros también sostuvieron un debate pormenorizado sobre el elemento de las tasas y costos, que ha aportado más claridad sobre la pertinencia de esta parte y su interdependencia con otras partes del texto.

Quisiera agradecer nuevamente a todas las delegaciones sus constantes esfuerzos por que nos centráramos en nuestra importante tarea de elaboración del texto, y por los diferentes grados de flexibilidad de que han dado muestra para resolver situaciones difíciles durante el proceso.  La situación de la labor del grupo de redacción se refleja en el documento que se ha puesto a disposición en la sala de la manera habitual.

Con respecto al documento del grupo de redacción, permítanme recordar una vez más los dos importantes puntos de principio de esta Organización, que se aplican en particular a la labor realizada por el grupo esta semana:

  • Primero, este texto compuesto emana exclusivamente de los propios Miembros, no del Presidente.
  • Segundo, este texto compuesto representa un trabajo en curso y se presenta sin perjuicio de las posiciones de los Miembros respecto del resultado global de las negociaciones.  Los Miembros trabajan en el entendimiento de que nada está acordado hasta que todo esté acordado y de que los Miembros podrán volver a tratar cualquier cuestión del texto en todo momento.

Quisiera rogar una vez más a todos los Miembros que —dado que este proceso sigue siendo frágil y delicado— le den un poco de tiempo para que se estabilice.  Aquellos de ustedes que ven el documento hoy por primera vez deberían tomarse tiempo, no sólo para asimilar su contenido actual, sino también para reflexionar sobre la medida en que puede hacer avanzar las negociaciones.  Sigo pidiéndoles su indulgencia y comprensión por el hecho de que la labor de redacción prosiga en consultas en grupo, que es la práctica habitual en todos los grupos de negociación de la OMC.  Naturalmente, en las negociaciones de la OMC también se sigue la práctica de presentar un texto para que hagan sugerencias de redacción todos los Miembros una vez que haya suficientes elementos de fondo sobre la mesa, y pueden confiar en que mantendré reuniones de redacción de participación abierta cuando considere que se han realizado progresos suficientes para que esas reuniones sean constructivas.  Entretanto, mi intención es utilizar las reuniones ordinarias de participación abierta para informar a los Miembros de la situación de los trabajos realizados en las consultas en grupo.  Huelga decir que mi puerta permanece siempre abierta si desean abordar conmigo sus inquietudes a nivel bilateral.

Ahora, de cara al futuro, permítanme enunciar las “normas viales” para la próxima reunión, tal como lo he hecho en otras reuniones de participación abierta:

  • Sobre la base de las propuestas de texto que hayan presentado los Miembros antes de que venza el plazo fijado, se preparará un proyecto de texto compuesto con los elementos que vayan a abordarse por primera vez en la próxima reunión.  El propósito de esta práctica es que el grupo de redacción ahorre tiempo, porque luego podrá comenzar a trabajar directamente con el proyecto de texto compuesto.  Huelga decir que, naturalmente, los Miembros podrán seguir haciendo observaciones y propuestas después de ese plazo;  sin embargo, éstas constarán como modificaciones en el texto compuesto.  Eso significa que, una vez que una parte del proyecto de texto compuesto se haya debatido en el grupo de redacción, las nuevas propuestas de texto sobre esa parte no serán recogidas por la Secretaría, sino que deberá hacerlo el grupo de redacción.
  • En cuanto a los plazos, con miras a hacer que el proceso siga avanzado y a la luz del escaso tiempo del que disponemos antes de la reunión formal el 3 de marzo, sugiero lo siguiente.  Se elaborará un proyecto de texto compuesto para los próximos dos elementos, a saber, Trato Especial y Diferenciado y Participación, así como el texto del preámbulo, sobre la base de las propuestas que las delegaciones envíen a más tardar el viernes 18 de febrero de 2011, antes del cierre de las oficinas (hora de Ginebra).

Permítanme reiterar que los plazos se fijan para animar a las delegaciones a presentar textos antes de las reuniones del grupo de redacción, pero no excluyen la presentación posterior de nuevas propuestas de texto u observaciones.  Sin embargo, sí suponen el hecho de que las delegaciones no pueden negarse a abordar el elemento de que se trate simplemente porque no se haya presentado texto antes de que venciera el plazo.  Pueden formular sus propuestas en cualquiera de las reuniones del grupo de redacción.

De conformidad con mi fax de 13 de diciembre de 2010 sobre el programa de trabajo, la próxima ronda de reuniones del grupo de redacción está prevista para los días 24 y 25 de febrero.  Se tiene previsto celebrar una reunión formal de Consejo de los ADPIC en Sesión Extraordinaria el 3 de marzo, seguida de consultas informales el 4 de marzo.

 

Propuestas actuales

Actualmente hay tres alternativas sobre la mesa:

  • La Propuesta conjunta TN/IP/W/10/Rev.2 presentada por la Argentina, Australia, el Canadá, Chile, Costa Rica, el Ecuador, El Salvador, Estados Unidos, Guatemala, Honduras, el Japón, México, Nicaragua, Nueva Zelandia, el Paraguay, la República Dominicana, la República de Corea, Sudáfrica y el Taipei Chino. Esta propuesta considera el registro como una base de datos. Los Miembros decidirían si participan o no en el registro. Las autoridades competentes en materia de propiedad intelectual de los Miembros participantes consultarían la base de datos al considerar la posibilidad de proteger marcas de fábrica o de comercio o indicaciones geográficas en sus países.
     
  • El documento TN/C/W/52, de 19 de julio de 2008, presentado por más de 100 Miembros de la OMC, incluye una versión modificada y simplificada de la propuesta inicial de la UE para el registro multilateral. Actualmente adopta la forma de “modalidades” propuestas o de proyecto del resultado final, cuyos detalles se negociarán más tarde. Descrita como una transacción negociada entre los patrocinadores, la propuesta contempla un sistema aplicable a todos los Miembros, aunque los Miembros podrían decidir si registran o no sus indicaciones geográficas.

    Todos los Miembros habrían de tener “en cuenta” el registro de un término y considerarlo como una prueba “prima facie” (a primera vista o preliminar, antes de que se investigue más detenidamente) de que el término se ajusta a la definición de indicación geográfica. Los demás procedimientos para ese término dentro de cada país se tramitarían íntegramente dentro del sistema jurídico interno del país. Entre ellos figuran la confirmación de que el término es una indicación geográfica idónea, posibles impugnaciones y si está sujeto a excepciones, por ejemplo porque el término es genérico.

    (Anteriormente la UE había propuesto que si se registra un término la presunción —la expresión jurídica es “presunción irrefutable”— sería que debería protegerse en todos los Miembros de la OMC salvo en los que impugnaran el término con éxito.)

    Quienes no están de acuerdo con esta propuesta se oponen también al vínculo con otras dos cuestiones de propiedad intelectual: “extender” a todos los productos el nivel de protección mayor que se concede actualmente a los vinos y bebidas espirituosas; y exigir a los solicitantes de patentes que divulguen el origen del material genético y los conocimientos tradicionales conexos empleados en sus invenciones.
     
  • TN/IP/W/8 de Hong Kong, China: el registro de un término crearía una prueba preliminar (“prima facie”) —que sería refutable— sobre la titularidad del término, su protección en el país de origen, etc., pero únicamente en los países que decidan participar en el sistema. Hong Kong, China propone también un período inicial de cuatro años para este sistema, seguido de un examen.

Véase también Grupos en las negociaciones sobre los ADPIC

DICHO LLANAMENTE

• indicaciones geográficas: nombres de lugares (o términos relacionados con el nombre de un lugar) utilizados para identificar productos (por ejemplo, “Champagne”, “Tequila” o “Roquefort”) que tienen una cualidad, reputación u otra característica particular debido a su procedencia de esos lugares.
  

• modalidades: modos o métodos de proceder. En las negociaciones celebradas en el marco del Programa de Doha para el Desarrollo, se trata de los planes de trabajo elaborados para alcanzar un acuerdo final, por ejemplo, sobre la manera de reducir los aranceles y recortar las subvenciones y las ayudas a la agricultura, y sobre las flexibilidades para abordar distintas sensibilidades. Una vez que se hayan acordado las modalidades, los países podrán aplicar las fórmulas a los aranceles respecto de miles de productos y a varios programas de ayuda.
 

• reuniones específicas: reuniones de los consejos y comités de la OMC que se centran únicamente en las negociaciones en el marco del Programa de Doha para el Desarrollo.
 

• ADPIC: aspectos de los derechos de propiedad intelectual relacionados con el comercio.

> Más definiciones: glosario

Servicio de noticias RSS

> Si tiene problemas para visualizar esta página,
sírvase ponerse en contacto con webmaster@wto.org, y proporcionar detalles sobre el sistema operativo y el navegador que está utilizando.