OMC: NOTICIAS 2013

CONSEJO GENERAL

> Resumen de la reunión del Consejo General


MÁS INFORMACIÓN:

ACTAS:

Informe del Presidente del Comité de Negociaciones Comerciales

Quisiera hoy tomar cierta distancia para poder tener una visión global de los elementos que integrarán el conjunto de resultados inmediatos de la Novena Conferencia Ministerial.

El punto de partida para esta reflexión es el mandato que recibimos de los Ministros en la Octava Conferencia Ministerial. Dicho mandato incluía varias decisiones y una serie de orientaciones políticas que nos sirven de guía en nuestro camino hacia Bali.

Algunas de ellas, como la de reforzar, racionalizar y hacer operativas las directrices sobre la adhesión de los PMA, ya se han hecho realidad, lo que constituye un signo importante de compromiso y de voluntad política y nos sirve de guía para los trabajos futuros.

En la Octava Conferencia Ministerial se pidió también que se revitalizara el Programa de Trabajo sobre el Comercio Electrónico, que se elaborase un informe sobre los progresos realizados en el Programa de Trabajo sobre las Pequeñas Economías, que se hicieran recomendaciones relativas a las reclamaciones no basadas en una infracción y las reclamaciones en casos en que existe otra situación en el ámbito de los ADPIC y que se realizase una labor específica en el CCD; todo ello se está llevando adelante en los órganos competentes.

En la reunión informal del CNC celebrada el viernes pasado nos centramos en aquellos elementos del PDD que se están elaborando para que puedan formar parte de los resultados inmediatos en Bali: la facilitación del comercio, la agricultura y las cuestiones relacionadas con el desarrollo y los PMA. De ese debate podríamos todos extraer una conclusión clara: "o se corre más rápido, o no se llegará a la línea de meta de Bali". Por eso quiero alentarlos -como hice la semana pasada- a aumentar su participación, escucharse mutuamente y acelerar la labor en todos los frentes.

También dije que era urgente examinar la cuestión de la prórroga del período de transición para los PMA previsto en el párrafo 1 del artículo 66 del Acuerdo sobre los ADPIC, dado que la fecha límite de julio se aproximaba rápidamente.

La ayuda para el comercio es otra esfera que ha de añadirse al conjunto de resultados inmediatos para la Novena Conferencia Ministerial. Los preparativos del Cuarto Examen Global de la Ayuda para el Comercio, que tendrá lugar los días 8 a 10 de julio, avanzan a buen ritmo. Nuestra labor de vigilancia nos está permitiendo obtener información abundante y única sobre el modo en que los países en desarrollo, y en particular los PMA, tratan de conectarse a las cadenas de valor, y sobre cómo apoyan los donantes este proceso.

Lo que hace que la labor de este año sea única es la información facilitada por el sector privado. Hasta el momento se han recibido más de 600 respuestas, y la cuenta sigue. Lo que más llama la atención es la amplitud geográfica. Las respuestas proceden de más de 120 países y territorios, que van desde Antigua hasta Zimbabwe. Pero aún faltan algunas, en particular las de algunos países asociados que respondieron en 2011. El plazo termina a finales de este mes, por lo que los insto a que envíen su respuesta. Y quisiera advertirlos de que tal vez se encuentren con que su gobierno no ha respondido, pero el sector privado sí.

Toda esta información nos proporciona la base para un rico debate en el Cuarto Examen Global. Distribuiré una nota informativa sobre los preparativos del examen antes de la próxima reunión del CCD dedicada a la ayuda para el comercio, que tendrá lugar el 13 de marzo.

El Examen Global constituye un chequeo riguroso de la iniciativa de Ayuda para el Comercio. Brinda la oportunidad de debatir cómo podemos poner el comercio al servicio del desarrollo y es la ocasión de reorientar nuestros esfuerzos a fin de apoyar a los países que siguen estando al margen del sistema de comercio. Estos temas son directamente pertinentes a la Conferencia Ministerial de Bali. Confío plenamente en que el examen de julio siente las bases de un programa de trabajo sólido que se pueda llevar adelante en la Novena Conferencia Ministerial.

Con respecto a otros ámbitos -y varias delegaciones se refirieron a esto en la reunión del CNC- también podría haber margen para obtener un resultado positivo en otras esferas de negociación, como la del ATI, en la que se están celebrando debates técnicos con miras a ampliar la cobertura de productos del Acuerdo y el número de participantes en el mismo, o la de la contratación pública, en la que los trabajos se centran actualmente en la entrada en vigor del Acuerdo revisado.

Así pues, en conclusión, tenemos el mapa y el calendario para llegar a Bali. Todos sabemos que para conseguirlo se necesitará un arduo trabajo, francas negociaciones y una gran dosis de buena voluntad. Disponemos de tan sólo 20 semanas de trabajo antes de la pausa estival, por lo que debemos acelerar la labor en todas las esferas para poder conseguirlo. La reunión del CNC del 11 de abril nos brindará la próxima oportunidad de evaluar los progresos realizados en el PDD, tanto en las distintas esferas como horizontalmente, y les pido que utilicen el tiempo que resta hasta entonces de manera productiva y con la mente puesta en los resultados.

Para terminar, quisiera decir asimismo que el Grupo de Reflexión sobre el Futuro del Comercio, cuya creación anuncié en la Octava Conferencia Ministerial, publicará su informe a primeros de abril.

 

Servicio de noticias RSS

> Si tiene problemas para visualizar esta página,
sírvase ponerse en contacto con webmaster@wto.org, y proporcionar detalles sobre el sistema operativo y el navegador que está utilizando.