OMC: NOTICIAS 2014

CONSEJO GENERAL

> Resumen de la reunión del Consejo General


MÁS INFORMACIÓN:

ACTAS:

Desde la reunión de marzo del Consejo General, el CNC celebró el 7 de abril su 34ª reunión formal. En ella pudimos escuchar a todos los Presidentes de los Grupos de Negociación que nos informaron sobre las consultas que habían estado celebrando y su plan de trabajo para las próximas semanas. Todos los Miembros tuvieron la oportunidad de expresar sus opiniones y preocupaciones sobre el camino a seguir. Creo que mantuvimos un intercambio de opiniones muy útil. Mi declaración se ha distribuido a las delegaciones con la signatura JOB/TNC/38. Además, en el documento TN/C/M/34 figura el acta completa de la reunión.

Como recordarán, en esa reunión propuse que entráramos en una nueva fase de nuestros trabajos, centrada en resolver los problemas que habíamos expuesto, ver cuáles eran los errores que se habían cometido y proponer posibles soluciones. Por ello, pedí a los Presidentes que ampliaran aun más sus contactos con ustedes y entablaran conversaciones cada vez más específicas. También les pedí a ustedes que se prepararan, que intercambiaran opiniones, que fueran creativos, que compartieran ideas y, sobre todo, que fueran francos y sinceros unos con otros. Hoy les informaré brevemente sobre lo que ha ocurrido en esta nueva fase desde la reunión del CNC de abril.

Desde que tuvo lugar esa reunión he seguido celebrando consultas. He escuchado a los Miembros y he hablado con los Presidentes de los Grupos de Negociación. El mes pasado visité varios países, entre ellos Kenya y Uganda, que cumplen un papel crucial como coordinadores del Grupo ACP y el Grupo de los PMA, respectivamente. Y asistí a la reunión de la OCDE que tuvo lugar la semana pasada en París, donde también participé en una reunión ministerial informal convocada por el Gobierno australiano.

En todos esos foros me ha complacido la reacción de los Miembros. Los mensajes que recibo siguen siendo positivos. Los Miembros siguen centrados en nuestras dos prioridades: aplicar el paquete de Bali; y cumplir el plazo de diciembre para la elaboración de un programa de trabajo que permita concluir el PDD.

Con respecto al primer punto, he escuchado con satisfacción los informes de los progresos que ha hecho el Comité Preparatorio sobre Facilitación del Comercio, incluida la reciente finalización del examen jurídico. El Embajador Conejos dará cuenta de todo ello en el marco del punto 2 del orden del día. Ahora podemos centrarnos más en el proyecto de Protocolo y, por supuesto, en la necesidad de ayudar a los países en desarrollo a que cumplan sus objetivos de aplicación. A este respecto, he recalcado la necesidad de que los donantes y los organismos internacionales, incluidos el Banco Mundial y la UNCTAD, den prioridad a esa importante labor.

Por supuesto, también debemos seguir centrando nuestra atención en la aplicación oportuna y completa de las otras nueve Decisiones del paquete de Bali sobre la agricultura, el desarrollo y las cuestiones relativas a los PMA. Confío en que los Miembros más directamente concernidos promuevan esas cuestiones en los órganos subsidiarios pertinentes, o incluso aquí, en el Consejo General.

En cuanto al programa de trabajo, observo con agrado el espíritu positivo y la determinación de seguir haciendo progresos.

Creo que los Miembros siguen suscribiendo los parámetros que han ayudado a enmarcar los debates hasta la fecha, en particular los siguientes:

  • mantener el desarrollo como pilar central de nuestros esfuerzos;
  • centrarnos en lo que es factible;
  • y tener una actitud abierta.

Además, creo que se reconoce ampliamente la necesidad de abordar rápidamente las cuestiones centrales de la agricultura, el AMNA y los servicios y de hacerlo de forma integrada. Todos sabemos que la Ronda no abarca sólo esas tres esferas, pero creo que tenemos que avanzar rápidamente en esas cuestiones para que haya alguna posibilidad de hacer progresos en otras.

En lo que respecta a la agricultura, el Presidente del Comité de Agricultura en Sesión Extraordinaria ha seguido celebrando consultas con diversos Miembros, incluidos coordinadores de Grupos. En ellas se ha puesto de manifiesto una disposición general a trabajar constructivamente. Se ha comenzado a identificar preocupaciones fundamentales, pero sigue habiendo una necesidad urgente de intensificar y profundizar la participación de las delegaciones y pasar a considerar posibles enfoques para resolver las esferas controvertidas.

Aun respetando las diferentes opiniones sobre el estatuto de los proyectos existentes, el Presidente ha instado a las delegaciones a que procedan sin prejuicios, a fin de que al menos podamos estudiar perspectivas diferentes de estas cuestiones y ver a dónde nos lleva ese ejercicio. Suscribo ese llamamiento. De otro modo, hacer progresos será sumamente difícil.

Con respecto al AMNA, desde la última reunión del CNC, el Presidente ha mantenido varias reuniones con Miembros y coordinadores de Grupos y tiene intención de proseguir esas consultas. El objetivo de las consultas era profundizar más en el examen de la pregunta que había formulado el Presidente, a saber: “¿Cómo y en qué circunstancias pueden los Miembros contribuir al logro de un resultado significativo en relación con el AMNA, teniendo en cuenta las experiencias anteriores, la situación actual y los instrumentos disponibles?”.

En la esfera de los servicios, el Presidente del Consejo del Comercio de Servicios en Sesión Extraordinaria ha seguido celebrando consultas con las delegaciones.

En conjunto, las señales que ha recibido de los Miembros siguen siendo las mismas:

  • disposición a participar,
  • nivel de ambición acorde con el de otros pilares del acceso a los mercados,
  • equilibrio entre los diversos temas relativos a los servicios,
  • y la importancia de la dimensión de desarrollo.

El Presidente considera que hay una necesidad urgente de acelerar el proceso de pasar de los principios a los elementos específicos del programa de trabajo. Seguirá haciendo esfuerzos en esa dirección.

Voy a referirme también brevemente a la esfera de las normas, ya que en el momento de la reunión del CNC de abril era la única esfera en la que aun no se había celebrado una reunión abierta. En la semana dedicada a las normas a finales de abril, aprovechando la presencia en Ginebra de funcionarios de las capitales, el Presidente mantuvo una segunda ronda de consultas con Miembros y grupos de Miembros en relación con el camino a seguir. Este viernes tendrá lugar una reunión informal abierta en la que el Presidente informará sobre esas consultas e invitará a las delegaciones a intercambiar opiniones, si así lo desean.

En las demás esferas, los Presidentes están celebrando consultas o siguen a disposición de las delegaciones para celebrar nuevas consultas, más centradas.

Además, un elemento común en las conversaciones que he mantenido, así como en las que han mantenido los Presidentes, ha sido la cuestión de cómo aprovechar el trabajo que se ha hecho hasta ahora, en particular según se refleja en los textos de 2008. Aunque en el pasado no pudimos ponernos de acuerdo sobre esos textos, y es evidente que ahora tampoco podemos hacerlo, creo que los Miembros sí están de acuerdo en que ofrecen una orientación importante sobre la manera de avanzar.

 Sin embargo, a mi juicio aun no está claro hasta qué punto esos textos pueden ayudarnos a tender los puentes que necesitamos para salvar algunas diferencias cruciales en cuanto al nivel de ambición y la estructura de las negociaciones en esferas en las que la convergencia se nos ha escapado una y otra vez.

Mirando el lado positivo, permítanme señalar dos cosas.

En primer lugar, no podíamos esperar que llegáramos mucho más lejos de donde estamos ahora. Estas incertidumbres son naturales; veremos con más claridad el camino a seguir a medida que profundicemos en nuestro diálogo y entremos en una conversación más centrada y más detallada sobre las cuestiones de fondo.

En segundo lugar, hemos aprendido mucho de las situaciones de estancamiento en que nos hemos encontrado en el pasado. Tenemos que utilizar esa experiencia. He participado personalmente en estas negociaciones desde 2001 y si hay alguien que no quiere que todo ese trabajo se desperdicie soy yo.

Otro punto que quiero recalcar es que este es, y seguirá siendo, un proceso de acumulación progresiva. Este proceso es de ustedes. Están hablando entre ustedes, con los Presidentes, conmigo, y están saliendo a flote muchas ideas. Pero se trata sólo de eso: ideas. Puedo asegurarles que no se están elaborando resultados o enfoques precocinados.

Debemos tener una actitud completamente abierta ante cualquier enfoque que parezca prometedor. Espero que así sea en esta segunda fase de nuestras conversaciones; estaré a su disposición para facilitar su diálogo siempre que sea necesario.

Por último, creo que debemos aceptar que esta no es la Ronda que pondrá fin a todas las rondas de negociaciones. No se trata de una tarea aislada, autónoma o definitiva, sino que es parte de un proceso. Es sólo un paso en el continuo proceso de liberalización del comercio. Demos un paso que esté a nuestro alcance.

Bali tuvo éxito porque fuimos realistas. Deberíamos estar en condiciones de hacer algún progreso en la mayoría de las esferas de las negociaciones del PDD, incluso en todas ellas. Pongamos todo sobre la mesa y veamos hasta dónde podemos llegar en cada esfera de las negociaciones.

Lo esencial es que sigamos haciendo progresos, aunque los resultados no sean perfectos. Centrémonos en lo que es factible. No podemos detenernos aquí. Tenemos que aprovechar esta oportunidad y utilizar el impulso que Bali nos ha dado. Nada de lo que he visto u oído hasta ahora indica que no podamos hacerlo. Pero tendremos que redoblar nuestros esfuerzos. Tendremos que implicarnos más a fondo, y tenemos que hacerlo ya.

Prepárense para una serie de conversaciones difíciles. Yo estaré aquí para empujarlos, y para hacer preguntas difíciles, por ejemplo: en 2008 usted dijo que estaba dispuesto a hacer tal cosa, ¿sigue estándolo ahora? Usted dijo que necesitaba tal otra, ¿sigue necesitándola ahora? ¿Qué está dispuesto a poner sobre la mesa para hacer posible esta transacción? O, si quiere usted un nivel alto de ambición en la agricultura, ¿está dispuesto a ceder terreno en el AMNA o los servicios? Y a la inversa: si desea un nivel alto de ambición en el AMNA y los servicios, ¿está dispuesto a ceder terreno en la agricultura? Tienen ustedes que responder a estas preguntas.

Dentro de uno o dos meses, cuando hayamos tenido esas conversaciones, sabremos si hemos vuelto a 2008 o si tenemos algo prometedor que pueda materializarse. Mi intención es que antes de la pausa estival hayamos debatido muy seriamente sobre todas estas cuestiones.

En los próximos 10 días voy a asistir a importantes reuniones fuera de Ginebra, incluidas la reunión del APEC en China y una reunión de organismos multilaterales en Berlín. Pero cuando vuelva tenemos que estar todos preparados para trabajar intensamente en junio y julio. Estaré en Ginebra la mayor parte del tiempo, por lo que me verán constantemente y les invitaré, individualmente o en grupos, a sostener conversaciones difíciles y francas. Así pues, estén preparados: es tiempo de empezar a elaborar nuestro programa de trabajo.

Cuando vuelva a Ginebra convocaré una reunión del CNC. Hoy se ha tratado más bien de ofrecerles información; en ese momento podremos tener una conversación más profunda.

Galerie de photos

Servicio de noticias RSS

> Si tiene problemas para visualizar esta página,
sírvase ponerse en contacto con webmaster@wto.org, y proporcionar detalles sobre el sistema operativo y el navegador que está utilizando.