DIRECTOR GENERAL

Más información

  

Después de ofrecer una visión general de los debates que se estaban celebrando entre los Miembros en los tres pilares de la labor de la OMC (la vigilancia, la solución de diferencias y las negociaciones), el Director General, Roberto Azevêdo, dijo lo siguiente

"Es un momento importante. Las decisiones que adopten los Miembros sobre las cuestiones que he planteado hoy determinarán el futuro del sistema mundial de comercio. Por otra parte, no hacer frente a esas cuestiones también determinaría la dirección que se tome de un modo que podría ser muy negativo. Personalmente, no considero que mantener el statu quo sea una opción, pero quienes deben decidir los próximos pasos son ustedes, los Miembros. Esta es su Organización. Creo que ahora tenemos la oportunidad de fortalecerla y situarla en una senda positiva de cara al futuro. Por tanto, los insto a que se hagan oír en este debate" 

En su reseña, el Director General Azevêdo se refirió a las repercusiones de las crecientes tensiones comerciales en la expansión del comercio y el crecimiento de la economía mundial. Subrayó el hecho de que los efectos se harían sentir en todo el mundo, pero quienes se verían más negativamente afectados eran los países en desarrollo y los menos adelantados.

Azevêdo describió a grandes rasgos las esferas fundamentales del debate sobre la reforma y destacó la importancia de la participación en todas ellas. También observó que, por lo visto, aún no se habían planteado todas las cuestiones y que el debate todavía se encontraba en sus etapas iniciales. Indicó que, al parecer, los Miembros preferían no intentar formular un conjunto de reformas, porque creían que sería mejor trabajar para introducir los cambios y ajustes de manera gradual, "y obtener los resultados que se pueda, cuando se pueda".

El Director General observó que en la reunión informal participaba un grupo representativo que podía contribuir de manera considerable al proceso de entender la situación actual y pensar en el rumbo a seguir. Insistió en que la OMC tiene que ser mejor, trabajar con más rapidez e incrementar la capacidad de respuesta a los retos actuales. Hizo notar que no se pretende en ningún caso echar por la borda el sistema actual y "empezar de cero", sino que el objetivo principal es preservar el sistema y perfeccionarlo.

Compartir


Compartir


Si tiene problemas para visualizar esta página,
sírvase ponerse en contacto con webmaster@wto.org, y proporcionar detalles sobre el sistema operativo y el navegador que está utilizando.