EXAMEN GLOBAL 2019 DE LA AYUDA PARA EL COMERCIO

Diapositivas

Más información

  

En la sesión plenaria que se celebró en la tarde del 4 de julio, los oradores se centraron en el modo de gestionar la transición de los países que han dejado de tener la condición de PMA y de garantizar que se siga prestando apoyo a sus esfuerzos de desarrollo.  Los representantes de algunos de los "graduados" más vulnerables , entre los que figuran Estados sin litoral y pequeños Estados insulares, subrayaron la importancia de asegurar una transición fluida ya que se enfrentan a nuevos retos en materia de desarrollo, como el cambio climático y la degradación del medio ambiente.  

Cuarenta y siete países están actualmente clasificados como países menos adelantados, designación que también reconoce la OMC, sobre la base de determinados indicadores económicos establecidos por las Naciones Unidas. Tan solo 5 países han dejado de tener la condición de PMA desde 1971, pero se espera que 12 países lo hagan en los próximos años: Angola, Bhután, Santo Tomé y Príncipe, las Islas Salomón y Vanuatu son los primeros de la lista.  Si bien la pérdida de la condición de PMA representa una evolución positiva y demuestra un aumento de la importancia económica, también supone una mayor dificultad para garantizar el acceso de los países en cuestión a la asistencia y la financiación para el desarrollo y, en el contexto de la OMC, la pérdida de las flexibilidades reservadas a los PMA Miembros.

Fekitamoeloa Katoa Utoikamanu, Alto Representante de las Naciones Unidas para los Países Menos Adelantados, los Países en Desarrollo sin Litoral y los Pequeños Estados Insulares en Desarrollo, describió la pérdida de la condición de PMA como un "salto gigantesco en un largo viaje". El principal reto consiste en asegurar que la transición sea sostenible y que no se pierdan las ganancias que ha costado tanto obtener.  Convendría establecer planes nacionales de transición para abordar la eliminación progresiva de las medidas internacionales de apoyo y hacer frente al mismo tiempo a los desafíos que plantea un contexto en rápida evolución. 

Atarake Nataara, Ministro de Comercio de Kiribati, señaló que las dos fuentes de ingresos de las que depende su país -las exportaciones de coco y las licencias de pesca- son vulnerables desde un punto de vista económico y medioambiental.  Será necesario mantener el apoyo procedente de fuentes como el Marco Integrado mejorado para mitigar los riesgos que conllevan estas posibles perturbaciones.  Kedar Bahadur Adhikari, Secretario del Ministerio de Industria, Comercio y Suministros de Nepal, indicó que la graduación de su país se había pospuesto tras el devastador terremoto que azotó al país en abril de 2015 y obstaculizó el crecimiento económico. Dijo que se necesitaría un apoyo continuo durante el proceso para garantizar una transición fluida y un ajuste ante la pérdida de beneficios. 

La Sra. Utoikamanu afirmó que, tras reflexionar, los asociados para el desarrollo se habían dado cuenta de que el recorte abrupto de asistencia para los países que dejan de tener la condición de PMA era una mala decisión, y que habían estado buscando la mejor manera de seguir apoyando a estos países.  Dijo que, mientras tanto, la ONU revisaría los criterios de reclasificación durante los próximos años con el fin de tener más en cuenta las cuestiones emergentes.

Ayuda para el Comercio y medio ambiente

Se dedicaron varias sesiones a la cuestión de cómo las iniciativas de Ayuda para el Comercio pueden promover una mayor sostenibilidad en la práctica del comercio. En la sesión titulada "Ayuda para el Comercio: un medio para reforzar la resiliencia al clima" los oradores destacaron cómo se puede canalizar la asistencia para ayudar a las economías vulnerables a seguircomerciando a pesar de los riesgos que plantea el cambio climático.

La Embajadora Mere Falemaka de la Delegación Permanente del Foro de las Islas del Pacífico ante la OMC afirmó que, por ejemplo, la creciente frecuencia con que se producen catástrofes naturales amenaza con debilitar aún más la capacidad de las pequeñas naciones insulares para comerciar de manera competitiva. El Embajador Eloi Laourou, de Benin, hablando de la experiencia de su país con los programas de Ayuda para el Comercio, dijo que las iniciativas de investigación agrícola destinadas a la adaptación al cambio climático y la financiación de fuentes de energía más limpias para la producción de algodón son algunas de las medidas prometedoras que ya se están aplicando. Madelaine Tuininga, Jefa de la Unidad de Comercio y Sostenibilidad en la Dirección General de Comercio de la Comisión Europea, subrayó que el fortalecimiento del crecimiento económico y la lucha contra el cambio climático no solo son compatibles sino que además se pueden reforzar mutuamente.

En la sesión titulada "Promoción de energías asequibles y renovables para todos", los oradores solicitaron fondos de la Ayuda para el Comercio para explotar fuentes de energía más ecológicas. Francisco Boshell, de la Agencia Internacional de Energías Renovables, dijo que existe un sólido argumento comercial a favor de la energía renovable ya que el precio de la energía solar y de las eólicas terrestres ha caído un 77% y un 35% respectivamente entre 2010 y 2018. Safiya Aliyu, Directora General de la empresa Sosai Renewable Energies, observó que en el marco de un proyecto llevado a cabo en Nigeria gracias a la ayuda recibida se han instalado lámparas y paneles solares y cocinas que emiten menos dióxido de carbono en beneficio de los residentes y las pequeñas empresas de las comunidades remotas.

En la sesión "Empoderar a las mujeres en el comercio, la innovación y la economía verde" los oradores señalaron que las iniciativas comerciales respetuosas con el medio ambiente tienen el beneficio añadido de aumentar la participación de las mujeres en la economía mundial. Yihong Li, de la delegación de China ante la OMC, indicó que un tercio de las tecnologías respetuosas con el medio ambiente destinadas a ser objeto de reducción arancelaria en el marco del Acuerdo sobre Bienes Ambientales están asociadas con sectores que cuentan con tasas elevadas de empleo y participación femenina, como el sector de la electrónica.

Anoush der Boghossian, Coordinadora para las Cuestiones de Comercio y Género de la OMC, dijo que varios proyectos realizados en Malí, Indonesia, Costa Rica y Vanuatu, relacionados con la producción de manteca de karité, la producción camaronera y la actividad turística, han logrado combinar con éxito los objetivos en materia de medio ambiente y de género. La Consejera de la División de Comercio y Medio Ambiente de la OMC, Ludivine Tamiotti, añadió que la OMC, y por supuesto la Ayuda para el Comercio, pueden lograr mejores resultados mediante la ampliación del acceso a los mercados, la creación de capacidad y la promoción del diálogo sobre políticas en relación con esta cuestión.

Compartir


Compartir


Fotos
Galería de fotos Ver diapositivas 3yodía




Galería de fotos Ver diapositivas 2o día

Si tiene problemas para visualizar esta página,
sírvase ponerse en contacto con webmaster@wto.org, y proporcionar detalles sobre el sistema operativo y el navegador que está utilizando.