DIRECTOR GENERAL ADJUNTO ALAN WM. WOLFF

Más información

  

Mensaje de vídeo para la Cumbre Virtual sobre el Embalaje 2020 organizada por Economic Times: “La ampliación del comercio: reflexionar sobre el embalaje, los productos y el planeta”
17 de septiembre de 2020

Buenas tardes.

Quiero dar las gracias a Economic Times por invitarme a exponer la labor de la OMC y la perspectiva del comercio internacional en la Cumbre Virtual sobre el Embalaje 2020.

Mis observaciones se centrarán en el siguiente tema: “La ampliación del comercio: reflexionar sobre en el embalaje, los productos y el planeta”.(1)

El comercio internacional se ha contraído. ¿Cuándo recuperaremos los niveles anteriores a la crisis?

Imaginar el comercio como parte de la recuperación económica del comercio puede parecer optimista, pero los primeros datos de que disponemos son prometedores.

En abril, observamos cómo el comercio mundial se contraía en 2020 debido a la pandemia y a los esfuerzos para combatirla; las previsiones apuntaban a una fuerte disminución, de entre el 13% en el mejor de los casos y un todavía más espantoso 32% en el peor escenario. A finales de junio, las cifras disponibles confirmaron que el comercio se había contraído efectivamente en la primera mitad del año, una caída que en el caso del comercio de mercancías fue del 18,5%. Por lo tanto, parece que por el momento hemos evitado el peor escenario.

La pandemia ha perturbado la actividad humana en todo el mundo, por lo que es importante recordar que la gente todavía necesita suministros esenciales: productos farmacéuticos, equipo médico y alimentos. Todos estos productos, así como otros productos (¡no esenciales!), se siguen embalando y comercializando, aunque con perturbaciones, tanto dentro de las fronteras como a través de ellas.

Además, el comercio digital se ha vuelto mucho más importante durante estos últimos seis meses. Buena parte de ese comercio se ha traducido en corrientes físicas de mercancías, cosas que la gente sigue queriendo comprar. Las noticias son mucho peores en el caso de los servicios, que a menudo requieren de una interacción personal.

Las empresas indias, y la industria del embalaje, necesitan estar preparadas y desempeñar su papel en la configuración de la nueva normalidad.

El comercio internacional es necesario para la recuperación de la pandemia de Covid-19

El comercio y la cooperación internacional son hoy más necesarios que nunca para la recuperación. A corto plazo, el objetivo principal ha sido, naturalmente, asegurar los suministros esenciales. A  medio y largo plazo, sin embargo, nuestra atención debe centrarse en cómo fomentar el comercio en el mundo posterior a la pandemia.

En este contexto, la industria del embalaje tiene un importante papel que desempeñar. Los usuarios finales de los productos están comprensiblemente preocupados por la salud, la higiene y la seguridad. El embalaje puede aportar algo más que un aspecto atractivo o una protección para que el producto no resulte dañado en su recorrido hasta el mercado. Los consumidores ya no se preocupan únicamente por el propio producto y sus características, sino que demandan cada vez más garantías que les permitan saber si es o no seguro.

Si la tendencia es hacia la producción de más embalajes, y no menos, podemos y debemos esperar que se formulen más reglamentos y prescripciones que tengan en cuenta las preocupaciones sanitarias (la Covid-19), ambientales y de otro tipo, o al menos reglamentos y prescripciones diferentes. Esto plantea nuevos retos y oportunidades.

Es importante mantenerse informado sobre la evolución de los requisitos reglamentarios. Los  derechos de importación y los aranceles pueden encarecer los productos y representar un obstáculo importante, pero no detendrán por completo el comercio. Por otra parte, una prohibición de importación o exportación, o la incapacidad de cumplir o demostrar la conformidad con las prescripciones reglamentarias vigentes (sobre el producto o sobre su embalaje) puede dejar un producto fuera del mercado.

¿Cómo puede pues la labor de la OMC apoyar al sector privado y a la industria del embalaje?

Hay normas e instrumentos de transparencia de la OMC que pueden ser muy útiles. También habrá una serie de consideraciones ambientales, incluida la labor reciente desarrollada en Ginebra sobre la contaminación causada por los plásticos, el comercio y la economía circular.  

Normas de la OMC y herramientas de transparencia para los productos y sus embalajes

La OMC proporciona a la industria los medios para realizar el seguimiento de un panorama normativo en rápida evolución.

En la normativa de la OMC, el Acuerdo sobre Obstáculos Técnicos al Comercio (Acuerdo OTC) de la  OMC aborda las intervenciones reglamentarias (normas, reglamentos y procedimientos de evaluación de la conformidad) que pueden afectar al comercio, y a menudo lo hacen.

En lo que respecta al embalaje, el Acuerdo OTC es pertinente porque los reglamentos no se refieren exclusivamente al producto en sí, sino que a menudo tratan sobre la forma en que se embalan o etiquetan los productos. El embalaje se menciona explícitamente en las definiciones de dos términos clave del Acuerdo OTC: reglamentos técnicos (obligatorios) y normas (voluntarias).(2)

Las disciplinas del TBT son singulares. Prevén un equilibrio entre, por un lado, el derecho de los Gobiernos a regular y perseguir objetivos de política pública como la protección del medio ambiente o la salud y la seguridad humanas y, por otro, el requisito de que la reglamentación evite obstáculos discriminatorios o innecesarios al comercio.

Permítanme ofrecerles algunos ejemplos de reglamentaciones que tienen repercusiones en el embalaje: es cada vez más común que se exija que los alimentos y bebidas envasados vayan acompañados de un etiquetado nutricional. En la India, la información al consumidor también incluye el precio máximo de venta al por menor, que debe constar junto a la fecha de caducidad habitual o la indicación “consumir preferentemente antes de …”.

En muchos países, los organismos encargados de la reglamentación han establecido advertencias reglamentarias estrictas en los envases de los productos de tabaco, con advertencias sanitarias complementadas con imágenes que muestran los riesgos para la salud. En algunas jurisdicciones es obligatorio el empaquetado genérico.

En las esferas de la salud y la vida de las personas y de los animales y vegetales o de la inocuidad de los alimentos también pueden aplicarse medidas sanitarias o fitosanitarias, que deben promulgarse y aplicarse de conformidad con el Acuerdo MSF de la OMC.

La transparencia es importante. El aviso temprano de los proyectos de medidas ayuda a evitar fricciones entre los Miembros de la OMC y fomenta la cooperación. Las notificaciones de la OMC están a disposición del público. En términos globales, el 8% de todas las medidas notificadas al Comité OTC se refieren al embalaje o al etiquetado. De las 168 notificaciones OTC presentadas por la India, el 17% están relacionadas con el embalaje y el etiquetado. Todas las partes interesadas, incluido el sector privado, pueden hacer un seguimiento en tiempo real de los productos, sectores o mercados de su interés utilizando instrumentos como el sistema de aviso ePing.(3) 

Las prácticas de trabajo del Comité de OTC de la OMC también ofrecen la posibilidad de abordar preocupaciones comerciales específicas. El sector privado puede, a través de sus Gobiernos, utilizar este y otros mecanismos para canalizar preocupaciones relativas a la transparencia, la discriminación o el carácter restrictivo del comercio de las medidas propuestas y vigentes. Los interlocutores comerciales de la India han planteado alrededor de media docena de preocupaciones de este tipo en relación con la cuestión del embalaje o el etiquetado. Algunos ejemplos recientes son la preocupación expresada por los interlocutores comerciales de la India acerca de su Proyecto de Reglamento de Normas y de Inocuidad de los Alimentos (etiquetado y presentación). Esta preocupación gira en torno al etiquetado frontal nutricional, implantado, se dice, sin tener en cuenta las normas internacionales y sin haber dado a los interlocutores comerciales un plazo apropiado para adaptarse.(4) 

El uso de normas internacionales es un pilar importante del Acuerdo OTC. Los reglamentos y normas (incluidos los relativos al embalaje) deben basarse en principio en normas internacionales. Al promover la coherencia y la armonización reglamentarias, las normas internacionales pueden ser de utilidad para el sector privado. El Comité OTC ha adoptado “seis principios” (5)que alientan a los organismos internacionales encargados de la normalización a observar este conjunto de procedimientos, todos ellos basados en la utilización de normas internacionales.  

El sector privado y la industria del embalaje pueden formar parte de la solución ayudando a mejorar las normas y a adoptar nuevas prácticas conformes con las normas vigentes de la OMC, y pueden interesarse activamente en ayudar a dar forma a las normas mediante la interacción periódica con sus Gobiernos, que participan de forma activa en las deliberaciones de la OMC y, en ocasiones, en la solución de diferencias.

Embalajes: plásticos, comercio y economía circular

Para nuestro planeta, y para un futuro mejor, necesitamos pensar en nuevas prácticas. No podemos seguir actuando como lo hemos hecho siempre. No son solo los Gobiernos los que lo exigen, sino los consumidores, cuya voz se hace oír cada vez más. 

Los debates sobre el embalaje se centran inevitablemente en los residuos plásticos. El plástico, que de alguna manera se ha convertido en el material de referencia para la industria, es versátil, duradero y barato; pero, por desgracia, también tarda a menudo mucho en degradarse, lo que genera desechos plásticos y contaminación. El Foro Económico Mundial(6), estima que cada año se producen más de 400 millones de toneladas de plástico, de las cuales solo entre un 14% y un 18% se reciclan formalmente. 

Por supuesto, hay alternativas disponibles. En la India, no es raro encontrar envases hechos de yute o fibras naturales que pueden ser tanto estéticos como ecológicos. El reciclaje también es una práctica común; por ejemplo, se fabrican bolsas de papel con periódicos viejos.

En la OMC, los Miembros han empezado a abordar las consecuencias transfronterizas de la contaminación causada por los plásticos en el Comité de Comercio y Medio Ambiente de la OMC. Se están debatiendo las medidas adoptadas para hacer frente a la contaminación causada por los plásticos y facilitar la economía circular de los plásticos a nivel mundial. Algunos Miembros están buscando apoyo para poner en marcha una iniciativa sobre los plásticos en la OMC en nuestra próxima Conferencia Ministerial (CM12), que está previsto se celebre en junio de 2021 en Kazajstán.

Muchos países ya han introducido medidas comerciales para abordar la plaga de la contaminación producida por los plásticos. Entre 2009 y 2018, los Miembros notificaron 128 medidas(7) que afectan al comercio de plásticos por motivos ambientales, la mayoría de ellas en virtud del Acuerdo OTC. Algunas consistían en prescripciones técnicas relacionadas con la gestión de desechos, los regímenes de licencias de importación para controlar los flujos comerciales, y la prohibición de los artículos de plástico de un solo uso y de las bolsas de plástico para la compra(8).  El 80% de estas medidas fueron notificadas por países en desarrollo y países menos adelantados (PMA).

Los desechos pueden generar nuevas oportunidades económicas, y también nuevos problemas. Hay  una amplia gama de medidas comerciales que podrían ponerse en marcha para facilitar el comercio en la economía circular, que van desde la reutilización y la reparación hasta la remanufactura, el reciclaje y el diseño ecológico.

Esto requerirá que muchos actores, incluidos los encargados de la formulación de las políticas y el sector privado, adopten un enfoque nuevo, porque el comercio y otras actividades económicas se han concebido tradicionalmente teniendo en cuenta una economía lineal más que una circular.

Los instrumentos de trasparencia y el diálogo sobre políticas en el marco de la OMC pueden facilitar esta transición y ayudarnos a comprender mejor los puntos de coincidencia entre las políticas comerciales y las estrategias de economía circular. El Comité de Comercio y Medio Ambiente ha estado trabajando para mejorar la coherencia entre las políticas y potenciar su apoyo mutuo. Los instrumentos de transparencia, como la Base de Datos sobre Medio Ambiente de la OMC, también son útiles. Hasta la fecha, se han registrado 470 medidas comerciales relacionadas con la economía circular. Las iniciativas, por ejemplo la relativa al Acuerdo sobre Bienes Ambientales, también podrían contribuir a la difusión de tecnologías y alternativas.

Citando al difunto Steve Jobs, quien como Director Ejecutivo de Apple sabía algunas cosas sobre el embalaje: “El embalaje puede ser teatro, puede crear una historia”. Espero que la industria del embalaje pueda contribuir a lograr un planeta más seguro, mejor y más limpio. A todos nos gusta que las historias tengan un final feliz.

     

Notas:

  1. El tema de esta Cumbre Virtual sobre el Embalaje es: “(...) Reflexionar sobre el embalaje: reflexionar sobre los productos, las personas y el planeta” (https://etunwired.et-edge.com/virtual/packaging/). Vuelta al texto
  2. Anexo 1.1 y 1.2 del Acuerdo sobre Obstáculos Técnicos al Comercio de la OMC. Términos y definición de “reglamento técnico” y “norma”: “(...) [t]ambién puede incluir prescripciones en materia de terminología, símbolos, embalaje, marcado o etiquetado aplicables a un producto, proceso o método de producción, o tratar exclusivamente de ellas”. Vuelta al texto
  3. https://www.epingalert.org/ Vuelta al texto
  4. G/TBT/N/IND/102, preocupación comercial específica Nº 613, planteada una sola vez en marzo de 2020 y no posteriormente, en la reunión celebrada en mayo de 2020 (procedimiento escrito). Véase http://tbtims.wto.org/. Vuelta al texto
  5. G/TBT/1/Rev.9, Parte I, Sección III (páginas 11 a 14) y anexo B (páginas 41 a 43). Vuelta al texto
  6. http://www3.weforum.org/docs/WEF_Plastics_the_Circular_Economy_and_Global_Trade_2020.pdf Vuelta al texto
  7. Base de Datos sobre Medio Ambiente de la OMC: www.wto.org/edb. Vuelta al texto
  8. Según el PNUMA, hay 127 países que han adoptado legislación para reglamentar las bolsas de plástico y 61 países que han prohibido la fabricación y/o la importación de bolsas de plástico. Véase https://www.unenvironment.org/es/resources/informe/plasticos-de-un-solo-uso-una-hoja-de-ruta-para-la-sostenibilidad . Vuelta al texto

Compartir


Si tiene problemas para visualizar esta página,
sírvase ponerse en contacto con webmaster@wto.org, y proporcionar detalles sobre el sistema operativo y el navegador que está utilizando.