OMC Y OTRAS ORGANIZACIONES

Más información

  

Este acto, que congregó a ministros de agricultura y a altos funcionarios de todo el mundo, se organizó con el fin de presentar el Informe de la FAO “El estado de los mercados de productos básicos agrícolas 2020”. En esta edición del Informe se examina cómo el buen funcionamiento de los mercados agrícolas puede contribuir a alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU que consisten en poner fin al hambre y a la malnutrición para 2030, y al mismo tiempo aumentar los ingresos de los pequeños agricultores y hacer que los sistemas de producción de alimentos sean más sostenibles.

En su discurso pronunciado en línea, el DGA Wolff subrayó el papel que desempeñaba el comercio como mecanismo de transmisión al permitir llevar los alimentos de donde abundan a donde escasean, y la importancia de la política comercial — y del marco normativo de la OMC — como medio para crear condiciones de mercado previsibles y competitivas para los agricultores.

El DGA Wolff elogió el hecho de que en el Informe se pusiera de relieve la importancia de los mercados y del comercio para la agricultura y la seguridad alimentaria. Citó datos según los cuales el comercio internacional de alimentos ya permite alimentar a una de cada seis personas en todo el mundo, para afirmar que la importancia de este comercio crecería aún más en los años venideros, en la medida en que la crisis climática perturbaba la producción agrícola y la disponibilidad de agua.

El comercio mundial de productos agropecuarios se ha duplicado en términos reales desde 1995, año en que entraron en vigor las normas de la OMC en materia de agricultura. Sin embargo, en la actualidad numerosos productores y regiones no están en condiciones de sacar provecho del comercio internacional. El DGA Wolff observó que la comparación de los mapas del hambre en el mundo y del comercio mundial de productos agropecuarios parecía indicar que las regiones que carecían de mercados activos y cuyo comercio nacional, regional e internacional era limitado eran precisamente las que se caracterizaban por tener algunas de las tasas de hambre y pobreza más elevadas. Las “infraestructuras comerciales deficientes” conllevan costos de transacción elevados e impiden a los agricultores del mundo en desarrollo, en particular a los pequeños agricultores, beneficiarse plenamente del comercio internacional.

El DGA Wolff estableció un programa amplio con el fin de maximizar la contribución del comercio a la seguridad alimentaria en el próximo decenio. El mantenimiento de la apertura general de los mercados permitiría a las cadenas de valor mundiales seguir funcionando y contribuiría a evitar fuertes subidas de precios. El Sr. Wolff elogió a los gobiernos por haber empezado a reducir las restricciones a la exportación de productos agropecuarios que algunos habían introducido al inicio de la pandemia de COVID-19.

Las negociaciones comerciales que se celebran en la OMC son sumamente importantes para el futuro de la agricultura mundial. “Si por una parte la reforma de la política comercial agrícola iniciada en la OMC puede parecer complicada y en ocasiones desesperadamente lenta, no es menos cierto que los avances son esenciales”, dijo. “Se necesita un compromiso más sustancial basado en propuestas serias para iniciar el proceso de encontrar soluciones en las que todos participen.”

El DGA Wolff también afirmó que, para ser eficaces, la producción y el comercio de productos agropecuarios debían basarse en un comercio abierto en otros sectores, desde el de productos industriales como los abonos, hasta el de servicios como la logística, los seguros y las previsiones meteorológicas. Sería útil complementar esos esfuerzos de política con la ayuda para el comercio con miras a superar las limitaciones de oferta en materia de infraestructuras y de cumplimiento de las normas, añadió.

Por último, el Sr. Wolff hizo hincapié en algo que tocaba muy cerca al Sr. Qu Dongyu, Director General de la FAO, a saber, el derecho de los agricultores a beneficiarse más plenamente de la economía digital mundial. Dijo lo siguiente: “Las conversaciones sobre comercio electrónico que se están celebrando actualmente en la OMC son de vital importancia para todos los que se dedican a la agricultura.”

El discurso completo del DGA Wolff puede consultarse aquí.

 

Compartir

Compartir


Si tiene problemas para visualizar esta página,
sírvase ponerse en contacto con webmaster@wto.org, y proporcionar detalles sobre el sistema operativo y el navegador que está utilizando.