CONFERENCIAS MINISTERIALES

Más información

  

Al final del encuentro anual, el Gobierno suizo convocó una reunión informal de Ministros de Comercio el 24 de enero.

Uno de los temas recurrentes en los debates de los Ministros fue la importancia del sistema de solución de diferencias de la OMC y la necesidad de poner fin al estancamiento existente en la etapa de apelación. Los Ministros y los altos funcionarios señalaron también la necesidad de obtener resultados significativos en la Duodécima Conferencia Ministerial de la OMC que tendrá lugar en Nursultán (Kazajstán) el próximo mes de junio, en particular un acuerdo multilateral sobre disciplinas relativas a las subvenciones a la pesca. También se hicieron llamamientos para que se logren avances en el ámbito de la agricultura y de las múltiples iniciativas basadas en declaraciones conjuntas, en cuyo marco grupos de Miembros de la OMC con ideas afines negocian cuestiones como la facilitación de las inversiones, el comercio electrónico y la reglamentación nacional en la esfera de los servicios.

A comienzos de la semana el Director General Azevêdo asistió, por invitación de los organizadores, a una reunión sobre la reforma de la OMC dirigida por el Canadá, así como a reuniones de los grupos de Miembros que están negociando acuerdos sobre la facilitación de las inversiones para el desarrollo y sobre el comercio electrónico.

Además de mantener reuniones bilaterales con dirigentes políticos, empresarios y responsables sindicales, participó en varias sesiones organizadas por el Foro Económico Mundial. Aunque el apoyo a la OMC era casi unánime entre sus interlocutores, el Director General percibió un sentimiento creciente de urgencia en lo que respecta al proceso de reforma en curso.

Al dirigirse a los Ministros en relación con las reuniones que había mantenido en Davos, el Director General dijo lo siguiente:

“He escuchado palabras de apoyo a la OMC, al sistema multilateral de comercio y al papel que desempeña en la gobernanza económica mundial al ayudar a impulsar el comercio y el desarrollo. Ahora bien, tengo que recordar que el sistema se enfrenta a enormes desafíos.

“El año 2020 es crucial para la OMC. El logro de resultados concretos en Nursultán reforzaría la credibilidad de la Organización. Demostraría que la OMC puede adaptarse al siglo XXI. La economía mundial evoluciona rápidamente. Con unas normas comerciales actualizadas se dotaría a los Gobiernos de nuevas herramientas para ayudar a las empresas, a los consumidores y a los trabajadores a prosperar.

“Tanto en el caso de la solución de diferencias como en el de la Duodécima Conferencia Ministerial, el éxito solo será posible si los Miembros adoptan un enfoque abierto y pragmático. Tenemos que ser realistas, no dogmáticos, en lo que hace a hallar soluciones.

“La reforma es esencial para la OMC. Esta opinión está ampliamente extendida entre los Miembros.

“La reforma de la OMC es — y debería seguir siendo — un proceso constante de adaptación a las condiciones económicas y de respuesta a las preocupaciones de los Miembros.

“Quedarse de brazos cruzados en Ginebra significa una brecha cada vez más profunda entre las disciplinas de la OMC y las realidades de la actividad comercial. Significa fragmentación, ya que las normas se definirán en otra parte, o quedarán fiadas a la acción unilateral.

“La reforma es, en última instancia, el producto de las decisiones de ustedes. Con el ESD y la Undécima Conferencia Ministerial, se abren oportunidades para un cambio positivo.”

La reunión ministerial informal organizada por Suiza contó con la asistencia de un conjunto representativo de Miembros de la OMC. La lista de asistentes se puede consultar aquí. Las observaciones finales del presidente de la reunión, el Consejero Federal Guy Parmelin se pueden consultar aquí.

Los Ministros de 16 Miembros emitieron una declaración conjunta sobre el sistema de solución de diferencias de la OMC, en la que prometieron trabajar de consuno para elaborar un procedimiento de apelación provisional multipartito basado en el artículo 25 del Entendimiento sobre Solución de Diferencias de la OMC (ESD). La declaración se puede consultar aquí.

El discurso del Director General en la reunión dedicada a la Iniciativa conjunta sobre la facilitación de las inversiones figura aquí.

El discurso del Director General en la reunión dedicada a la Iniciativa conjunta sobre el comercio electrónico figura aquí.

Compartir

Compartir


Fotos

El Director General Roberto Azevêdo se reúne con el Presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, durante la reunión anual del Foro Económico Mundial en Davos (Suiza).

El Director General Azevêdo se reúne con el Ministro de Estado de Relaciones Exteriores del Japón, Kenji Wakamiya, y el Ministro de Estado de Economía, Comercio e Industria, Hideki Makihara, en un Encuentro Ministerial Informal de la OMC en Davos (Suiza).

Si tiene problemas para visualizar esta página,
sírvase ponerse en contacto con webmaster@wto.org, y proporcionar detalles sobre el sistema operativo y el navegador que está utilizando.