ESTUDIOS Y ANÁLISIS ECONÓMICOS

Más información

  

“La publicación del informe es muy oportuna. La pandemia de COVID-19 ha provocado la recesión económica más profunda que hayamos vivido. Un análisis reciente de la OMC muestra que esta crisis podría hacer perder a las mujeres una serie de avances hacia la igualdad de género que costó mucho conseguir. No me cabe duda de que, con miras al futuro, tenemos que sentar las bases de una recuperación económica sólida, sostenible e inclusiva. Para reconstruir mejor, tenemos que cerciorarnos de que las mujeres puedan beneficiarse del comercio”, señaló el Director General Azevêdo en la presentación.

“Aunque este estudio se hizo antes de la pandemia, sus conclusiones son más pertinentes que nunca. Comprender mejor cómo afecta el comercio a las mujeres será esencial para el proceso de desarrollo de los países y la recuperación de la economía mundial de la pandemia. Espero que el debate de hoy ayude a los responsables de formular las políticas a identificar las oportunidades que puede ofrecer el comercio a las mujeres y las empresas, y que refuerce el apoyo a un sistema de comercio basado en normas más inclusivo”, dijo la Sra. Pangetsu.

La publicación incluye nuevos datos y análisis sobre cómo las mujeres se benefician del comercio de distinto modo que los hombres en lo que respecta a los salarios, las mejoras del bienestar y la calidad y cantidad de puestos de trabajo a los que pueden acceder. La publicación se ha basado en un nuevo conjunto de datos que, por primera vez, ofrece datos del mercado de trabajo de 72 países desglosados por género y rama de producción. Asimismo, en su elaboración se ha utilizado la primera base de datos sobre disposiciones de los acuerdos comerciales regionales explícitamente relacionadas con el género.

En el informe se constata que las empresas que se dedican al comercio internacional emplean un mayor porcentaje de mujeres que las empresas no exportadoras (un 33% de promedio, en comparación con el 24% de las empresas no exportadoras). Asimismo, se exponen constataciones sobre los efectos del comercio en el aumento de los salarios y la mejora las condiciones de trabajo y sobre la vinculación entre el comercio y un mayor nivel de igualdad de género.

En el texto se identifican tendencias que indican las oportunidades para empoderar más a las mujeres, como el crecimiento de los servicios, la expansión de las cadenas de valor mundiales y el crecimiento de la economía digital. Además, se ponen de relieve políticas comerciales que los países podrían introducir para aprovechar esas oportunidades, como reducir los obstáculos arancelarios y no arancelarios sobre los productos producidos y consumidos en gran parte por mujeres, abrir aún más el comercio de servicios y ayudar a las mujeres comerciantes y a las pequeñas empresas a beneficiarse de las oportunidades de mercado mediante medidas de facilitación del comercio y una mayor disponibilidad de financiación del comercio.

Según subraya el informe, a la OMC le corresponde un papel fundamental. Las conversaciones en curso en lo que se refiere a los servicios, la agricultura (que emplea a un gran número de mujeres en los países en desarrollo), el comercio electrónico y las microempresas y las pequeñas y medianas empresas son clave para identificar y eliminar obstáculos a la participación de las mujeres en el comercio. La OMC ofrece además un foro en el que los Miembros pueden examinar los obstáculos arancelarios y no arancelarios en toda una serie de sectores y políticas comerciales de los Miembros. La mejora de la transparencia en lo que se refiere a las políticas relacionadas con el género puede ayudar a establecer buenas prácticas y a sacar a la luz las dificultades a las que se enfrentan las mujeres a la hora de participar en el comercio mundial.

En el informe se subraya la necesidad de que haya políticas complementarias dirigidas a aumentar las oportunidades de las mujeres en la esfera de la enseñanza, un mayor acceso a las finanzas y la mejora de las capacidades de tecnologías de la información para maximizar los beneficios del comercio para las mujeres. Además, gobiernos, organizaciones internacionales y el sector privado deben colaborar para promover el papel del comercio en el aumento de la igualdad de género.

El informe íntegro puede consultarse aquí. La transmisión por Internet del acto virtual de presentación se puede ver aquí.

Compartir

Compartir


imagen de la publicación

Descargar en PDF

Descargar

Comprar la publicación impresa

Comprar

Si tiene problemas para visualizar esta página,
sírvase ponerse en contacto con webmaster@wto.org, y proporcionar detalles sobre el sistema operativo y el navegador que está utilizando.