PROGRAMA PARA JÓVENES PROFESIONALES

Más información

  

El Programa de la OMC para Jóvenes Profesionales, iniciado en 2016, forma parte de los esfuerzos de la Secretaría de la OMC por mejorar la diversidad y aumentar la representación de todos los Miembros. El Programa hace especial hincapié en los Miembros de la OMC que actualmente no están representados en la Secretaría de la Organización a nivel profesional.

El grupo de 2020 ha estado integrado por profesionales de los siguientes países: Albania, Bahrein, Cuba, Dominica, Fiji, Guyana, Israel, Lesotho, Malí, Mozambique, Macedonia del Norte y Singapur.

El DGA Agah señaló que este ha sido un año sin precedentes debido a la COVID-19, que ha obligado tanto a los Miembros de la OMC como al personal de la Secretaría a adaptarse a la realidad actual. “Todos hemos tenido que aprender a trabajar a distancia y seguir prestando servicio a nuestros Miembros”, dijo.

Pese a ello, los jóvenes profesionales de 2020 han tenido acceso directo a las actividades que se estaban llevando a cabo en la Secretaría. También han podido presenciar eventos muy importantes de 2020, como la conmemoración del 25 aniversario de la OMC y del Día Mundial del Algodón, señaló el DGA Agah.

“Los conocimientos que han adquirido, así como los contactos que establecen, pueden ayudarles a encontrar nuevas oportunidades profesionales”, dijo. “Estén donde estén, espero que compartan esos conocimientos y los aprovechen para ayudar a los Gobiernos de sus países a colaborar con la OMC”.

Hablando en nombre del grupo, Maryam Aldoseri, procedente de Bahrein, señaló que los jóvenes profesionales de este año se han enfrentado a desafíos y circunstancias excepcionales debido a la COVID-19 y admitió que han atravesado “algunos baches”. No obstante, la experiencia de 2020 “ha sido profundamente transformadora” para todos los participantes.

“No solo hemos desarrollado aptitudes y conocimientos especializados en la esfera de la política comercial internacional, sino que también hemos aprendido hasta qué punto el comercio es esencial para el progreso y el crecimiento económico mundiales, especialmente en el contexto de la pandemia mundial y con miras a una recuperación económica mundial estable”, dijo.

Asistieron al evento virtual embajadores y representantes de las misiones permanentes de los países de origen de los jóvenes profesionales, así como los directores y supervisores de las divisiones de la OMC en las que han trabajado.    

En primera persona: reflexiones sobre su experiencia

“Como economista institucional de espíritu abierto, curioso y colaborador, me ha impresionado la calidad de la labor de la OMC sobre el comercio de servicios y la inversión. La profesionalidad y la simpatía que han demostrado los colegas de la OMC, tanto en mi división como fuera de ella, a lo largo de todo este Programa de ‘alfombra roja’ han sido una fuente de inspiración para mí. Me han confiado proyectos cruciales, lo que me ha permitido familiarizarme con conceptos comerciales y enfoques de política sustanciales y pulir, así, mis técnicas analíticas, comunicativas y diplomáticas, que son absolutamente esenciales en el mundo profesional de las organizaciones internacionales, donde tengo la intención de utilizarlas”. — Panagiotis Barkas (Albania)

“La amplia experiencia y conocimientos prácticos que he adquirido durante mi estancia aquí son inestimables y me servirán durante muchos años. Espero con ilusión aplicar los conocimientos que he adquirido en la Secretaría en mi futura carrera en el campo de la política comercial internacional”. — Maryam Aldoseri (Bahrein)

“El Programa ha reforzado mi pensamiento crítico al explorar los vínculos entre las disciplinas de la OMC y las políticas comerciales de los países. Trabajar en el Instituto de Formación y Cooperación Técnica ha alentado mi deseo de seguir trabajando en la asistencia técnica para que todos puedan disfrutar de los beneficios de un crecimiento sólido y equitativo.” — Armando Enrique Peláez (Cuba)

“El Programa me ha abierto a los ojos y ha sido muy interesante, a pesar de la COVID-19. El año en Ginebra me ha permitido estudiar la función del comercio en las relaciones internacionales y la geopolítica, me ha expuesto a cuestiones comerciales de máxima urgencia e interés para los países en desarrollo y me ha ayudado a aclarar mis objetivos profesionales a largo plazo”. —  Roberta Allport (Dominica)

“El Programa me ha preparado para poner en práctica mis conocimientos teóricos. Espero que el futuro me brinde la oportunidad de utilizar lo que he aprendido en el contexto de la Oceanía del Pacífico y de poner mi granito de arena en el desarrollo de la región”. — Khushbu Rai (Fiji)

“Mi año como joven profesional en la OMC puede resumirse en dos palabras: adaptabilidad y resiliencia, dos habilidades muy necesarias en mi carrera profesional. Ante los numerosos desafíos que se han planteado este año, he aprendido la importancia de saber adaptarme y trabajar con otras personas por el bien del equipo. Esta experiencia quedará grabada en mi memoria”. — Romain Williams (Guyana)

“Este año he vivido una experiencia increíble en la OMC gracias a los extraordinarios conocimientos técnicos y profesionalidad de los miembros de mi equipo, que me han empoderado e inspirado constantemente.” — Bassam Peter Khazin (Israel)

“Trabajar en la OMC ha sido una experiencia maravillosa y enriquecedora. He adquirido conocimientos sobre diversos aspectos del comercio internacional de productos agropecuarios.  De cara al futuro, espero ayudar a mi país a aumentar su cuota de mercado en el comercio mundial”. — Thabo Joshua Moea (Lesotho)

“Ser una joven profesional en la OMC en 2020 me ha enseñado mucho sobre la resiliencia, la adaptabilidad, la flexibilidad y la importancia del trabajo en equipo. He disfrutado mucho de mi estancia en la Secretaría y, sin duda, pondré en práctica las lecciones que he aprendido aquí tanto en mi carrera profesional como en mi vida personal. Ha sido un honor haber sido seleccionada para el Programa de la OMC para Jóvenes Profesionales y siempre valoraré esta experiencia”. — Nana Mariam Maiga (Malí)

“Ser una joven profesional de la OMC este año ha sido una experiencia sin igual, con la que he aprendido la importancia de ser flexible y de saber gestionar las expectativas, y aprovecharé estas aptitudes en mis proyectos futuros”. — Kérshia Cavele (Mozambique)

“Gracias al Programa, he podido meterme de lleno en la labor central de la División de Asuntos Jurídicos y comprender la importancia del sistema de solución de diferencias de la OMC. Trabajar junto a profesionales excepcionales, en un entorno en el que se me ha brindado tanto apoyo, me ha permitido ampliar mis conocimientos sobre cuestiones sustantivas y de procedimiento y, de paso, entablar relaciones muy valiosas”. — Aleksandra Gjorgieska (Macedonia del Norte)

“Viniendo de una pequeña ciudad-Estado como Singapur, donde el comercio es el elemento vital de la economía, me siento sumamente agradecido por esta inestimable oportunidad de observar de primera mano los aspectos concretos del comercio internacional y el multilateralismo, interactuando con los delegados y trabajando junto con colegas de la Secretaría en cuestiones relacionadas con la pandemia mundial. Las aptitudes técnicas que he perfeccionado durante este año me darán una base sólida para continuar mi desarrollo profesional con un doctorado en economía y me ayudarán a contribuir a actividades de investigación en apoyo del sistema multilateral de comercio basado en normas, que ha mejorado millones de vidas en los 25 años de historia de la OMC”. — Mun How Mong (Singapur)

Compartir

Compartir


Si tiene problemas para visualizar esta página,
sírvase ponerse en contacto con [email protected], y proporcionar detalles sobre el sistema operativo y el navegador que está utilizando.