NEGOCIACIONES SOBRE LA AGRICULTURA

Más información

  

En el proyecto de texto se exponen las decisiones ministeriales propuestas sobre siete temas de negociación en la esfera de la agricultura: la ayuda interna, el acceso a los mercados, las restricciones a la exportación, la competencia de las exportaciones, el algodón, la constitución de existencias públicas con fines de seguridad alimentaria, y un mecanismo de salvaguardia especial; así como sobre una cuestión transversal, la transparencia.

En sus observaciones introductorias, la Presidenta dijo que el proyecto de texto era un intento de reflejar los esfuerzos colectivos realizados por los Miembros durante el pasado año mediante diversos procesos informales y formales. Estaba basado en su propio informe y en los informes de sus facilitadores (que la asistieron en la labor relativa a cada tema) y se inspiraba en las comunicaciones de los Miembros, incluidas las presentadas en las últimas semanas.

“El texto tiene en cuenta toda la gama de opiniones expresadas por los Miembros y trata de diseñar el camino a seguir teniéndolas presentes. Representa mi sincero esfuerzo por identificar posibles ‘puntos de encuentro’. No pretende ser perfecto ni resumir todas las opiniones. Pero es un instrumento para que dialoguen ustedes entre sí de manera constructiva”, dijo la Presidenta, que también observó que se prevé que el documento vaya cambiando a medida que avancen las negociaciones a fin de reflejar las nuevas contribuciones y comunicaciones.

Con respecto a algunas esferas en las que sigue habiendo posiciones más distantes, la Presidenta dijo que el texto trata de identificar opciones que los Miembros pueden considerar, delineando así los límites de posibles compromisos e intercambios entre esferas de negociación y dentro de ellas.

La Presidenta hizo hincapié en que 25 años después de la conclusión de la Ronda Uruguay, el mandato de continuar el proceso de reforma, establecido en el artículo 20 del Acuerdo sobre la Agricultura, sigue siendo válido hoy: establecer un “sistema de comercio agropecuario equitativo y orientado al mercado”; reducir progresivamente el apoyo y la protección; y tener en cuenta los intereses de todos los Miembros, con inclusión del trato especial y diferenciado para los países en desarrollo, las preocupaciones no comerciales tales como la seguridad alimentaria, y la protección del medio ambiente.

La Presidenta señaló que el comercio de productos agropecuarios sigue estando muy distorsionado y protegido, a pesar del rápido crecimiento del comercio de productos alimenticios y agropecuarios en el último cuarto de siglo, de la mayor integración de los mercados, y de las mejoras de la seguridad alimentaria que se han derivado del aumento de los ingresos medios durante ese período.  Dijo, sin embargo, que nuevos desafíos como la COVID-19 y el cambio climático están agravando los problemas existentes relacionados con la baja productividad agrícola, la persistente insuficiencia de las inversiones, el estancamiento de los ingresos rurales y la pobreza persistente, y que es vital que los Miembros de la OMC adopten medidas para ayudar a resolver estos problemas.

“Los Miembros de la OMC pueden y deben contribuir a mejorar el funcionamiento de los mercados de productos alimenticios y agropecuarios, redoblando sus esfuerzos por lograr un resultado en la CM12”, dijo en la reunión.

Tomando nota de las divergencias que persistían entre los Miembros, incluso en relación con algunas cuestiones fundamentales, la Presidenta admitió que “un resultado en la CM12 no será una solución global a todos los problemas a los que se enfrentan los mercados de productos alimenticios y agropecuarios en la actualidad.” No obstante, “es urgente que diseñemos el camino a seguir para guiar nuestra labor futura y establecer puntos de referencia para lo que deseamos conseguir juntos, en particular en posteriores conferencias ministeriales”, dijo.

Con la mirada puesta en el futuro, la Presidenta instó a los Miembros a desplegar esfuerzos para aumentar su participación, reunir la voluntad política necesaria y fijar la dirección de los progresos futuros en la mesa de negociación de la OMC. “Es nuestra responsabilidad contribuir al esfuerzo colectivo más amplio de reconstruir economías más inclusivas y sostenibles a medida que todos trabajamos para superar la pandemia y sentar las bases de un futuro más resiliente.”

Ayuda interna

La Presidenta dijo que, teniendo en cuenta el poco tiempo que queda hasta la CM12 y las diferencias que persisten con respecto al modo de establecer disciplinas relativas a la ayuda interna causante de distorsión del comercio, en su opinión no parece que sea factible lograr un resultado sustantivo en la CM12 por el que los Miembros acordarían modalidades concretas para la reducción de los niveles autorizados de ayuda. No obstante, cree que la CM12 “puede suponer una etapa intermedia útil en el avance del proceso de reforma de la ayuda interna que trace el rumbo a seguir en beneficio de todos los Miembros.”

Por lo tanto, el objetivo del texto es alentar a los Miembros a encontrarse a medio camino en esta esfera de gran prioridad, teniendo presente el objetivo común de establecer disciplinas relativas a la ayuda interna causante de distorsión del comercio. El texto propone algunas alternativas para sentar una base más maleable para llegar a un consenso a partir de las ideas de los Miembros, las comunicaciones, los informes de los facilitadores que han asistido a la Presidencia, y sus propias consultas, dijo.

Acceso a los mercados

La Presidenta afirmó que la inclusión de elementos relativos al acceso a los mercados en un conjunto de resultados sobre la agricultura para la CM12 ayudaría a los Miembros a alcanzar un resultado equilibrado en la conferencia ministerial. Su texto aborda dos componentes: una decisión sobre algunos elementos guiados por el principio de transparencia, y un programa de trabajo sobre las negociaciones relativas al acceso a los mercados después de la CM12.

Dijo que el proyecto de decisión sobre la transparencia de los aranceles aplicados y el trato de los envíos en camino se basa principalmente en la propuesta conjunta presentada por Australia, el Brasil, el Canadá y Ucrania.  En relación con un programa de trabajo sobre el acceso a los mercados posterior a la CM12, el texto incorpora algunos elementos de la propuesta conjunta presentada por Argentina, el Brasil, el Ecuador, el Paraguay, Ucrania y el Uruguay.  El texto invita asimismo a los Miembros a informar sobre el cálculo de los derechos cuando estos no se hayan establecido en términos de valor. La Presidenta señaló que de ese modo se trataba únicamente de facilitar una conversación informada entre los Miembros sobre posibles enfoques para reducir los aranceles.  El texto reflejaba también el deseo de algunos Miembros de abordar los obstáculos no arancelarios y reconocía los vínculos entre el acceso a los mercados y otros pilares, en particular la ayuda interna.

Competencia de las exportaciones

La Presidenta dijo que en el texto correspondiente a esta sección se reconoce la importancia de la transparencia para garantizar una correcta aplicación de la Declaración Ministerial de Nairobi sobre la Competencia de las Exportaciones, así como de la continuación de las negociaciones después de la CM12.

El texto también se basa en elementos contenidos en una comunicación presentada recientemente por el Canadá, Chile, Noruega y Suiza que sugiere opciones encaminadas a ayudar a los Miembros a hallar una forma equilibrada de avanzar para mejorar y racionalizar las prescripciones en materia de transparencia, teniendo en cuenta al mismo tiempo las preocupaciones expresadas por un nutrido grupo de países en desarrollo Miembros advirtiendo contra prescripciones adicionales gravosas en materia de transparencia. Además, en el texto se sugiere que la Secretaría de la OMC proporcione datos pertinentes relacionados con el comercio para aliviar la carga de los Miembros.

Restricciones a la exportación

La Presidenta dijo que el texto busca la convergencia en torno a dos cuestiones: la exención de las restricciones a la exportación para las compras de alimentos realizadas por el Programa Mundial de Alimentos (PMA) y la mejora del cumplimiento de las prescripciones en materia de notificación del artículo 12 del Acuerdo sobre la Agricultura.

Según la Presidenta, con respecto a la primera cuestión, el texto resultante de los debates de diciembre de 2020 sobre una posible Decisión del Consejo General sigue siendo una base plausible para que los Miembros reanuden las negociaciones. El objetivo de las negociaciones es alcanzar un resultado para la CM12 que permita facilitar la labor humanitaria sumamente valorada del PMA, teniendo debidamente en cuenta las preocupaciones de los Miembros proveedores en relación con algunas consideraciones de política interna y seguridad alimentaria. En cuanto a la transparencia, el texto tiene por objeto recoger elementos contenidos en las comunicaciones de los proponentes para reducir al mínimo los posibles efectos de las restricciones a la exportación en la volatilidad de los precios y la seguridad alimentaria de los países importadores, abordando al mismo tiempo las preocupaciones de los Miembros en desarrollo con respecto a prescripciones adicionales gravosas en materia de transparencia. El texto sugiere además maneras concretas en las que la Secretaría podría asistir en mayor medida a los Miembros en el cumplimiento de las obligaciones de notificación y señala la posibilidad de que los Miembros estudien la manera de revisar las prescripciones y modelos de notificación vigentes.

Algodón

La Presidenta indicó que el texto abarca principalmente la transparencia y la ayuda interna para el algodón con efectos de distorsión del comercio, lo que refleja el mandato de tratar el algodón ambiciosa, rápida y específicamente, al mismo tiempo que se tiene en cuenta también el contexto general de las negociaciones sobre la agricultura, en particular las negociaciones sobre la ayuda interna en general.

Mecanismo de salvaguardia especial (MSE)

Las conversaciones en esta esfera se centran en un nuevo mecanismo de salvaguardia especial propuesto que permitiría a los países en desarrollo aumentar temporalmente los aranceles en caso de aumento súbito de los volúmenes de importación o caída de los precios.

La Presidenta dijo que su texto pretende abordar el problema de la falta de debates técnicos entre los Miembros. Sobre la base del informe del facilitador, en el texto se ponen de relieve cinco aspectos principales de un MSE respecto de los cuales los Miembros podrían profundizar sus debates: la evaluación del incremento súbito de las importaciones y de las caídas de precios; las activaciones y las verificaciones cruzadas; las medidas correctivas; el alcance, incluido el ámbito de aplicación y el tratamiento del comercio preferencial; y la transparencia y otras cuestiones. También dijo que la salvaguardia especial para la agricultura (SGE) existente podía servir de inspiración a los Miembros para mejorar su participación técnica en esta cuestión.

Constitución de existencias públicas con fines de seguridad alimentaria

Las conversaciones en torno a esta esfera abordan la forma en que deben aplicarse las normas sobre subvenciones a la agricultura cuando los países en desarrollo compran productos alimenticios a los precios fijados por los Gobiernos en el marco de sus programas de constitución de existencias públicas con fines de seguridad alimentaria.

La Presidenta puso de relieve que la constitución de existencias públicas con fines de seguridad alimentaria sigue siendo una cuestión prioritaria para los proponentes, que han subrayado en reiteradas ocasiones la utilidad de este instrumento para resolver la cuestión de la seguridad alimentaria y los medios de subsistencia rurales, en especial en tiempos de crisis, como es la pandemia de COVID-19.  Observó, no obstante, que habida cuenta de las opiniones ampliamente divergentes de los Miembros, le había resultado muy difícil proponer una manera de avanzar sobre esta cuestión. La primera opción que propone en su texto se inspira en el proyecto de texto distribuido en la Conferencia Ministerial de Buenos Aires de 2017 por el facilitador ministerial, así como en comunicaciones recientes presentadas por los Miembros. La segunda propone un camino a seguir, que comprende la adopción de medidas intermedias en la CM12.

Transparencia

La Presidenta dice que varios Miembros consideran que esta cuestión es importante. Su proyecto de texto propone una forma integral de avanzar despúes de la CM12. Como se trata de una cuestión transversal, también debe considerarse a la luz de las disposiciones sobre transparencia incluidas en los proyectos de decisión sobre diversos temas de negociación. El texto también trata de la función de la Secretaría en lo que respecta a la asistencia técnica y el desarrollo de instrumentos de tecnología de la información, dijo.

Próxima reunión

La Presidenta pidió a los Miembros que aprovecharan la pausa estival para estudiar detenidamente el texto con espíritu constructivo y se prepararan para sumirse, a partir de septiembre, en una fase intensiva de negociaciones basadas en el texto. Recalcando el sentido de urgencia, pidió a los Miembros que se centren en la búsqueda de convergencia y eviten reiterar posiciones de larga data, teniendo presente el objetivo más amplio de mejorar la vida de las personas.

“Si colaboramos y damos muestra de la flexibilidad necesaria, podemos lograr un resultado creíble sobre la agricultura en la CM12”, dijo.

El texto de la Presidenta se distribuyó a los Miembros después de la reunión del 29 de julio. La próxima reunión de negociaciones sobre la agricultura tendrá lugar los días 7 y 8 de septiembre.

Nuevas comunicaciones

En los diez días anteriores a la presentación del texto de la Presidenta, se sometieron varias nuevas comunicaciones (14 en total) para su examen en las reuniones de negociación del Comité de Agricultura. En esas comunicaciones se abordaban la mayoría de los temas objeto de negociación, con inclusión de la ayuda interna, la constitución de existencias públicas con fines de seguridad alimentaria, el mecanismo de salvaguardia especial, la transparencia en general y en diferentes esferas como en la modificación de los aranceles aplicados, la competencia de las exportaciones o las restricciones a la exportación, y diversas preocupaciones relacionadas con la seguridad alimentaria.

Las comunicaciones suscitaron intensos debates entre los Miembros. Si bien sigue habiendo opiniones divergentes en relación con varias cuestiones, con inclusión de algunas cuestiones fundamentales, como el enfoque que ha de seguirse en relación con la ayuda interna, la constitución de existencias públicas o el mecanismo de salvaguardia especial, muchos Miembros insistieron en que estaban dispuestos a estudiar formas de reducir las diferencias y buscar un terreno común. Los Miembros también subrayaron el sentido de urgencia para lograr un resultado significativo sobre la agricultura en la CM12. La Presidenta elogió a los Miembros por su participación constructiva y los instó a intensificar sus esfuerzos para lograr la convergencia.

Más información

La información relativa a la labor que realiza el Comité de Agricultura se encuentra disponible aquí.  Se puede consultar más información sobre la labor del Comité de Agricultura aquí.

El glosario sobre la agricultura se puede consultar aquí

Compartir

Compartir


Si tiene problemas para visualizar esta página,
sírvase ponerse en contacto con webmaster@wto.org, y proporcionar detalles sobre el sistema operativo y el navegador que está utilizando.