DIRECTORA GENERAL NGOZI OKONJO-IWEALA

Diapositivas

Más información

  

En la Cumbre Mundial sobre la Salud, organizada conjuntamente por la Comisión Europea y la Presidencia del G-20, a cargo de Italia, la Directora General Okonjo-Iweala, que se ha referido al acceso equitativo a las vacunas, los medios de diagnóstico y los tratamientos para la COVID-19 como “la cuestión moral y económica de nuestro tiempo”, dijo que la pandemia había puesto de manifiesto que los “encargados de formular políticas tienen que concebir la preparación, la respuesta y la resiliencia como un conjunto de elementos interrelacionados”. 

La Directora General señaló que la cooperación internacional en materia de comercio es importante en lo que respecta a los tres elementos y sostuvo que el comercio ha actuado como una “fuerza positiva” durante la pandemia, al permitir el acceso a los suministros médicos, que tanta falta hacen. Aunque el año pasado el valor del comercio mundial de mercancías se redujo en más del 7%, el comercio de suministros médicos aumentó un 16% y, en el caso de los equipos de protección personal, un 50%.

En cuanto al papel de la OMC en la lucha contra la escasez de vacunas a nivel mundial, la Directora General Okonjo-Iweala dijo que los Miembros podían actuar en tres esferas.

“En primer lugar, abordando las cuestiones relativas a la cadena de suministro que frenan la producción de vacunas, desde las restricciones a la exportación y los trámites aduaneros muy burocráticos hasta los problemas de acceso a las materias primas o para contratar personal cualificado. La OMC puede contribuir a la transparencia y la vigilancia de las cadenas de suministro.”

La segunda medida consiste en ayudar a los fabricantes a aumentar la producción “manteniendo las líneas de suministro abiertas y aprovechando la capacidad subutilizada para satisfacer las necesidades no atendidas”, lo que según la Directora General Okonjo-Iweala es “necesario para salvar vidas en este momento”.

“A largo plazo, en particular si debemos hacer frente a la COVID durante años, precisamos una base mundial para la fabricación de vacunas más diversificada desde el punto de vista geográfico. … Una capacidad inferior al 0,2% en África no es una fórmula para lograr una oferta resiliente”.

La Directora General dijo que la OMC colaboraría con la Organización Mundial de la Salud, la Alianza GAVI y la Coalición para la Promoción de Innovaciones en pro de la Preparación ante Epidemias en el marco del grupo de trabajo para la fabricación de vacunas del mecanismo COVAX a fin de fomentar un acceso equitativo.

Por último, la Directora General Okonjo-Iweala indicó que los Miembros de la OMC “deben abordar las cuestiones vinculadas con la transferencia de tecnología, los conocimientos técnicos y la propiedad intelectual”, con inclusión de la propuesta de exención temporal de las normas de propiedad intelectual para las vacunas y otros productos relacionados con la pandemia.

“Debemos actuar ahora para que todos nuestros embajadores se sienten a negociar un texto”, recomendó. “Solo de esa manera podremos avanzar con rapidez; es imposible avanzar sobre la base de discursos y polémicas”.

“Confío en que de aquí a julio realicemos progresos en lo que respecta al texto y para la Duodécima Conferencia Ministerial de la OMC, que se celebrará en diciembre, los Miembros de la Organización acuerden un marco pragmático que ofrezca a los países en desarrollo un acceso cuasi automático a las tecnologías sanitarias, al tiempo que preserve los incentivos para la investigación y el desarrollo”.

Compartir

Compartir


Fotos
Galería de fotos Ver diapositivas

Si tiene problemas para visualizar esta página,
sírvase ponerse en contacto con webmaster@wto.org, y proporcionar detalles sobre el sistema operativo y el navegador que está utilizando.