BARÓMETROS DE LA OMC SOBRE EL COMERCIO

Más información

  

El indicador actual de 103,9 del Barómetro es superior tanto al valor de referencia de 100 para el índice como al indicador anterior de 100,7 del pasado mes de noviembre, lo que indica una notable mejora del comercio de mercancías desde la marcada disminución registrada en el primer semestre del año pasado. Todos los índices parciales son superiores a la tendencia o acorde con esta, pero algunos ya muestran indicios de una desaceleración, mientras que otros podrían disminuir en un futuro próximo. Además, es posible que el indicador no refleje plenamente el repunte de la COVID-19 ni la aparición de nuevas variantes de la enfermedad, lo que sin duda influirá sobre el comercio de mercancías en el primer trimestre de 2021.

Los índices de los pedidos de exportación (103,4) y de los productos de la industria del automóvil (99,8), que figuran entre los principales indicadores más fiables del comercio mundial, han alcanzado su nivel máximo recientemente y han empezado a perder impulso. En cambio, los índices de transporte marítimo de contenedores (107,3) y transporte aéreo de carga (99,4) siguen aumentando, aunque los datos de más alta frecuencia indican que el transporte de contenedores se ha reducido desde el comienzo del año.  Por último, aunque los índices correspondientes a los componentes electrónicos (105,1) y las materias primas (106,9) están muy por encima de la tendencia, esta circunstancia podría deberse a la acumulación temporal de existencias. En conjunto, estas tendencias indican que el impulso al alza del comercio puede estar a punto de alcanzar su nivel máximo, si no lo ha hecho ya.

En el tercer trimestre de 2020, el volumen desestacionalizado del comercio mundial de mercancías se recuperó del desplome registrado en el segundo trimestre, impulsado por el aumento de las exportaciones en Asia y de las importaciones en América del Norte y Europa. No obstante, el comercio de mercancías en el tercer trimestre seguía estando un 5,6% por debajo de las cifras correspondientes al mismo período de 2019, tras haber disminuido un 15,6% en el segundo trimestre.  Estas disminuciones, aunque siguen siendo muy grandes, son menos acusadas de lo que muchos analistas temían al inicio de la pandemia.

Según las previsiones comerciales más recientes de la OMC, de 6 de octubre de 2020, era de esperar una disminución del 9,2% del volumen del comercio mundial de mercancías en 2020, pero puede que la disminución real sea menos acusada.

Además, las perspectivas para 2021 y los años sucesivos son cada vez más inciertas debido a la creciente incidencia de la COVID-19 en todo el mundo y a la aparición de nuevas variantes de la enfermedad. La recuperación dependerá en gran medida de la eficacia de las campañas de vacunación. La OMC prevé dar a conocer sus próximas previsiones comerciales a mediados de abril.

Los datos completos del Barómetro sobre el Comercio de Mercancías pueden consultarse aquí.

Para conocer más detalles sobre la metodología, consulte la nota técnica aquí.

Contexto adicional para el Barómetro sobre el Comercio de Mercancías

Ante la aparición de nuevas fuentes de incertidumbre en relación con la pandemia de COVID-19, se presentan aquí gráficos que ilustran nuevas estadísticas de alta frecuencia para ayudar a los lectores a comprender mejor el contexto económico actual.

Gráfico 1: Vuelos comerciales internacionales, 1 de enero de 2020 - 31 de enero de 2021
(Índice, semana del 1 de enero = 100)

Fuente: OpenSky Network y cálculos de la Secretaría de la OMC.

El gráfico 1 muestra los vuelos comerciales internacionales diarios (comprendidos los vuelos de pasajeros y de carga) registrados por la red OpenSky desde el 1 de enero de 2020. Los vuelos totales aumentaron hacia finales del año pasado debido a los viajes de vacaciones, pero desde entonces han caído en torno al 22% y actualmente se sitúan un 15% por debajo de su nivel de mediados de agosto. Gran parte de esta fluctuación se debe a los vuelos dentro de la UE, que han disminuido más del 50% desde mediados de agosto, debido en parte al repunte de la COVID-19 y a unas restricciones más rigurosas para viajar dentro de Europa.  Si se excluyen los viajes dentro de la UE, desde el verano pasado los vuelos internacionales solo se sitúan en torno al 5%.

Gráfico 2: Número de escalas portuarias diarias de buques portacontenedores, 1 de enero de 2020 - 27 de enero de 2021 (promedio móvil de 30 días)

Fuente: Cerdeiro, Komaromi, Liu y Saeed (2020). Disponible en UN Comtrade Monitor.
Nota: Basado en el Sistema de Identificación Automática (AIS) desarrollado por la Organización Marítima Internacional (OMI) de las Naciones Unidas.

El gráfico 2 muestra el número de escalas portuarias diarias de buques portacontenedores desde principios de 2020 registradas por el Sistema de Identificación Automática (AIS) desarrollado por la Organización Marítima Internacional (OMI). En enero, las escalas portuarias se redujeron en torno al 7%, en comparación con diciembre, y el 6%, en comparación con el promedio de julio a septiembre del año pasado.  Esta constatación sugiere que la segunda oleada de COVID-19 tendrá una repercusión considerable en los envíos de mercancías por vía marítima, que aún no se refleja plenamente en el Barómetro sobre el Comercio de Mercancías.

Gráfico 3: Futuros de cobre de alta calidad del COMEX, 18 de febrero de 2020 - 16 de febrero de 2021 ($EE.UU. por libra)

Fuente: Bolsa Mercantil de Chicago.

Los precios de los contratos de futuros de cobre constituyen un indicador principal de la actividad económica ampliamente reconocido, debido a la importancia de este metal en muchas esferas del sector manufacturero. Los contratos normalizados se negocian en la bolsa del COMEX, división de la Bolsa Mercantil de Chicago (CME). Los precios de los futuros de cobre han seguido aumentando en 2021, a pesar de la pandemia en curso, y en la actualidad se sitúan en torno al 25% por encima de su nivel medio del mes de octubre de 2020.  Este hecho puede indicar un cierto optimismo en cuanto a las perspectivas económicas a medio plazo, a medida que se vayan distribuyendo vacunas eficaces y que, como consecuencia de la variación estacional, el número de casos de COVID-19 disminuya en los próximos meses. Dada la importancia de Asia en la demanda mundial de metales, también pone de manifiesto unas perspectivas y unos resultados económicos para la región comparativamente mejores.

Gráfico 4: Visualización de las frases relacionadas con la actividad económica, 12 de agosto de 2019 - 31 de enero de 2021 (% e índice, neutro = 0)

Fuente: Servicio de resúmenes del Proyecto GDELT.

El gráfico supra muestra el volumen diario y el tono promedio de los informes de noticias que contienen frases relacionadas con la actividad económica, conforme al seguimiento efectuado por el Proyecto GDELT. El índice de volumen ha seguido disminuyendo, mientras que el índice de tono se ha mantenido relativamente positivo desde el pasado mes de noviembre, lo que indica que hay menos preocupación acerca de las perspectivas económicas que hace seis y nueve meses, respectivamente. De ello se desprende que la confianza acerca de las condiciones económicas a medio y largo plazo, impulsada también por la llegada de vacunas contra la COVID-19, puede compensar el efecto negativo del número aún elevado de casos de COVID-19 en todo el mundo.

Compartir

Compartir


Si tiene problemas para visualizar esta página,
sírvase ponerse en contacto con webmaster@wto.org, y proporcionar detalles sobre el sistema operativo y el navegador que está utilizando.