CP27

Más información

  

El evento titulado “Acelerar la transición a economías con bajas emisiones de carbono mediante el comercio sostenible e inclusivo” reunió a expertos de organizaciones internacionales que trabajan en la esfera del comercio sostenible, así como a representantes de la sociedad civil, con el fin de examinar cómo la transición a economías con bajas emisiones de carbono puede ser una herramienta para el desarrollo y de apoyar los esfuerzos nacionales para cumplir sus contribuciones determinadas a nivel nacional. Todas las Partes en el Acuerdo de París concluido en 2015 en el marco de las Naciones Unidas, por el que se establece el objetivo de limitar el aumento del calentamiento global a 1,5C, deben elaborar un Plan de Acción de Contribuciones Determinadas a nivel Nacional y actualizarlo cada cinco años.

El evento fue organizado por la OMC; el Banco Africano de Exportaciones e Importaciones; el Centro de Comercio Internacional (ITC); la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (UNCTAD); el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA);  la Oficina del Alto Representante para los Países Menos Adelantados, los Países en Desarrollo Sin Litoral y los Pequeños Estados Insulares en Desarrollo (OARPPP);  y la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI).

Aik Hoe Lim, Director de la División de Comercio y Medio Ambiente de la OMC, se hizo eco de las intervenciones de la Directora General Ngozi Okonjo-Iweala en el marco de la CP27 señalando que el papel del comercio es una pieza que falta en los debates sobre el clima y dijo que el Informe sobre el comercio mundial de este año trata de colmar esa laguna. 

Reconociendo que para una rápida transición a economías con bajas emisiones de carbono se necesitan unos mercados y una logística comercial más verdes, el Sr. Lim dijo que había dos formas de hacer realidad dicha transición: la primera, a través de la energía y el suministro energético, y la segunda, a través de la tecnología. Exhortó a los países a utilizar las políticas comerciales para mejorar las contribuciones determinadas a nivel nacional y reducir el costo de las tecnologías verdes necesarias para la transición energética. 

La Secretaria General de la UNCTAD, Rebeca Grynspan, mencionó la necesidad urgente de hacer una transición a economías con bajas emisiones de carbono y animó a los países en desarrollo y a los PMA a explorar medios de diversificar sus exportaciones para incluir productos “respetuosos con el clima”. Dijo que las normas de productos constituyen un obstáculo considerable para los países en desarrollo, pero que había algunas empresas dispuestas a efectuar la transición que deberían servir de ejemplo. 

La Sra. Grynspan instó a los bancos multilaterales de desarrollo a “atraer” la inversión y a prestar asistencia técnica para promover prácticas eficaces de transferencia de tecnología. Pamela Coke-Hamilton, Directora Ejecutiva del Centro de Comercio Internacional, intensificó este llamamiento y señaló que el 40% de las empresas africanas están listas para hacer algo a fin de evitar los efectos de la crisis climática, pero el 60% restante necesita acceso a la financiación y las tecnologías.

María Cecilia Quaglino, activista climática argentina, pidió que se aunaran esfuerzos para transformar las prácticas comerciales y los modelos económicos actuales. Reconoció que, antes de hablar de prácticas comerciales sostenibles, era necesario abordar los obstáculos estructurales, por ejemplo, la pobreza.

La Directora Ejecutiva del ITC, Pamela Coke-Hamilton, dijo que las opiniones de las pequeñas empresas, las mujeres, los jóvenes y las comunidades vulnerables deben tener cabida en las conversaciones sobre el clima. “Si queremos acelerar una transición a bajas emisiones de carbono, si queremos mantener viva cualquier esperanza de un planeta sano, tenemos que hacer oír esas opiniones”, señaló.

Por su parte, Rabab Fatima, Alta Representante de las Naciones Unidas para los Países Menos Adelantados, los Países en Desarrollo Sin Litoral y los Pequeños Estados Insulares en Desarrollo, afirmó: “Hay que prestar especial atención a los países más vulnerables al cambio climático — entre los que se encuentran los países menos adelantados, los países en desarrollo sin litoral y los pequeños Estados insulares en desarrollo —, que son también los que menos han contribuido a la situación actual”.

Para más información, véase la grabación de la actividad paralela.

Compartir

Compartir


Si tiene problemas para visualizar esta página,
sírvase ponerse en contacto con [email protected], y proporcionar detalles sobre el sistema operativo y el navegador que está utilizando.