INICIATIVA CONJUNTA SOBRE EL COMERCIO ELECTRÓNICO

Más información

  

El Embajador Tan declaró: “Estas normas reportarán beneficios tangibles a los Miembros, las empresas y los consumidores. Permitirán el crecimiento de la economía digital y, lo que es más importante, demostrar que los Miembros de la OMC están determinados a abordar cuestiones emergentes como el comercio digital y asegurar que la OMC siga siendo pertinente en el siglo XXI”.

Añadió: &ldquotMe atrevería a decir que todos podemos estar orgullosos de los progresos alcanzados en relación con la iniciativa sobre el comercio electrónico. Pero no deberíamos dormirnos en los laureles”.

Los coorganizadores instaron a los participantes a que se prepararan en enero de 2024 para avanzar en otras importantes cuestiones transversales, como el ámbito de aplicación, las excepciones y la estructura jurídica del futuro acuerdo.

El Embajador Tan prosiguió: “Esto allanará el camino para que podamos concluir las negociaciones a principios del próximo año para que la iniciativa sobre el comercio electrónico pueda empezar a rendir beneficios concretos”.

Con el fin de concluir las negociaciones a principios de 2024, los coorganizadores dijeron que las semanas restantes del presente año se centrarán en salvar las diferencias en torno a las cuestiones pendientes, como los pagos electrónicos, las telecomunicaciones y los productos de tecnología de la información y las comunicaciones que utilizan criptografía. Los coorganizadores instaron a los participantes a intensificar el diálogo celebrando más reuniones en el período entre sesiones y consultas informales en las próximas semanas.

El Embajador George Mina declaró: “Sin duda estamos en un momento crucial para esta iniciativa. A raíz de las consultas, estas últimas semanas hemos constatado que tenemos a nuestro alcance la oportunidad de convertir esta iniciativa en un acuerdo y que contamos con un fuerte impulso”.

Añadió: “Para ello, tendremos que obrar un par de transiciones fundamentales. Contribuiremos a esta transición proporcionándoles el texto del Presidente, en el que se articulará de manera visionaria lo que es posible lograr ahora en este acuerdo”.

El Embajador Mina señaló que es hora de equilibrar la ambición y la inclusión, pero también de dar prioridad al pragmatismo.

El Embajador Kazuyuki Yamazaki (Japón), coorganizador de la iniciativa, señaló la importancia de las disposiciones sobre derechos de aduana aplicables a las transmisiones electrónicas como uno de los artículos de valor comercial del acuerdo para la actividad empresarial y comercial. Señaló que las disposiciones sobre desarrollo incorporan la inclusión y son otro componente esencial de las negociaciones. El Embajador Yamazaki destacó lo siguiente: “Estas dos disposiciones tendrán una influencia decisiva en el éxito de la iniciativa sobre el comercio electrónico, en la que actualmente participan 90 Miembros”.

Añadió: “Hemos tomado debida nota de que muchos Miembros consideran que una serie de propuestas difíciles pero importantes, como las corrientes de datos, la localización y el código fuente, requieren mucho más tiempo de debate, ya que persisten divergencias de enfoques y sensibilidades. Por consiguiente, los coorganizadores proponen seguir examinando esas cuestiones pendientes en la siguiente etapa y centrarse ahora en finalizar las cuestiones más prometedoras, como hemos observado en negociaciones anteriores con un enfoque por etapas similar”.

Los coorganizadores distribuirán un “texto del Presidente”, que reflejará el conjunto inicial de resultados y proporcionará orientación sobre las próximas etapas de las negociaciones. A finales de enero de 2024 se programará otra ronda de negociaciones para examinar este texto.  

Compartir

Compartir


Si tiene problemas para visualizar esta página,
sírvase ponerse en contacto con [email protected], y proporcionar detalles sobre el sistema operativo y el navegador que está utilizando.