WTO NOTICIAS: DISCURSOS — DG PASCAL LAMY

Vigesimosegunda Semana en Ginebra para Miembros y observadores de la OMC sin representación permanente en Ginebra

MÁS INFORMACIÓN:
> Discursos: Pascal Lamy

> “Semanas en Ginebra” para las delegaciones sin representación permanente
> Vigesimosegunda Semana en Ginebra

  

Buenos días a todos.

Les doy la bienvenida a la 22ª Semana en Ginebra, organizada por la OMC para los Miembros y observadores sin representación permanente en Ginebra.  También quiero dar la bienvenida a los representantes de organizaciones económicas regionales y miembros de otros organismos especializados que participan en las actividades de esta semana.

Esta Semana en Ginebra tiene lugar en un momento decisivo para la Ronda de Doha y para la OMC en general.  Hace menos de dos semanas, Presidentes de los Grupos de Negociación y yo hemos distribuido textos e informes que representan los progresos alcanzados hasta ahora en el desarrollo de las negociaciones.  Este conjunto comprende más de 600 páginas e incluye todos los sectores del acceso a los mercados en la agricultura, los productos industriales y los servicios, así como la totalidad del programa en materia de reglamentación.  Por primera vez desde que se puso en marcha la Ronda hace casi 10 años, los Miembros tienen ocasión de considerar el conjunto íntegro de medidas de Doha.

El contenido de estos documentos es alentador al mismo tiempo que obliga a la reflexión.  Es alentador porque representa el considerable progreso que se ha logrado en los últimos 10 años sobre muchos problemas difíciles.  Pero el resultado global del conjunto también impone la reflexión.  Subsisten lagunas, una de las cuales por lo menos es decisiva para que esta Ronda pueda llegar a una conclusión satisfactoria:  el grado de reducción de los aranceles de los productos industriales para los Miembros que apliquen la fórmula, es decir, alrededor de 40 Miembros a los que corresponde un 90 por ciento del comercio mundial.

Este conjunto de medidas ofrece la promesa de múltiples beneficios.  Son evidentes tanto respecto de las nuevas oportunidades de acceso a los mercados como del mejoramiento de las normas del comercio, y se ajustarían mejor a las realidades del comercio de hoy.  Otro inmenso beneficio consistiría en demostrar que el espíritu de cooperación multilateral está en pie y goza de buena salud.  Que los Miembros mantienen la convicción de que una de las mejores formas de abordar problemas internacionales complejos sigue siendo la vía multilateral y que es mejor regular el comercio en el plano multilateral que a través de un cúmulo de acuerdos bilaterales.

Entonces, ¿qué nos falta para concluir la Ronda?  Como podrán comprobarlo ustedes en el paquete de medidas de Pascua, subsisten algunas lagunas que nos falta zanjar, además de los aranceles para los productos industriales, y no podrá alcanzarse ningún acuerdo sin que se resuelvan todas ellas, puesto que actuamos en el régimen del todo único.  Todos los Presidentes les expondrán en detalle esas lagunas.  Pero mi evaluación franca es que, en condiciones adecuadas de temperatura y presión, un acuerdo resultaría viable de no ser por el acceso a los mercados para los productos no agrícolas, donde la magnitud de las diferencias entre los principales protagonistas está bloqueando en los hechos los progresos en otras esferas y pone en muy grave duda la posibilidad de concluir este año el PDD.

En la reunión del CNC del viernes pasado todos los Miembros destacaron el grave peligro que plantea el estancamiento actual, no sólo para la Ronda de Doha, sino para todo el sistema de la OMC en general.  Ningún Miembro está dispuesto a arrojar la toalla y perder lo que se ha logrado hasta ahora en las conversaciones.  Ningún Miembro está dispuesto a dejar que la Ronda de Doha se nos vaya a la deriva.  Hubo acuerdo en la necesidad de que apliquemos un nuevo enfoque que vaya más allá de la rutina y nos conduzca este año al logro de resultados.  Se han planteado diversas ideas para tal nuevo enfoque, empezando por la solución del estancamiento sobre el AMNA, pero no sólo a ese respecto.  Las deliberaciones pusieron de manifiesto la necesidad evidente de precisar esas ideas y discutirlas más a fondo, incluso a nivel político.  En síntesis, los Miembros tienen muy claro lo que no quieren, y están muy dispuestos a escuchar ideas sobre posibles salidas.  Tengo el propósito de seguir celebrando consultas con los Miembros para tantear posibles ideas sobre el camino que podría seguirse, antes de la próxima reunión del CNC prevista para el 31 de mayo.

Mañana tendrán ustedes oportunidad de participar en una reunión del Consejo General.  Recibiré con mucho interés las opiniones que deseen exponer sobre esta cuestión, ya sea en la reunión de mañana o durante esta Semana en Ginebra.

Otros temas que tendrán ocasión de estudiar más a fondo durante esta semana son la Cuarta Conferencia de las Naciones Unidas sobre los Países Menos Adelantados, en Estambul, la preparación del plan de asistencia técnica y formación para 2012-2013, los preparativos del tercer Examen Global de la Ayuda para el Comercio, de julio próximo, y la Octava Conferencia Ministerial de la OMC, en diciembre.

Junto con la Directora General Adjunta Rugwabiza y un equipo de funcionarios de la Secretaría, asistiré la semana próxima a la Cuarta Conferencia sobre los Países Menos Adelantados y llevaré el mensaje de que el comercio puede servir como pilar fundamental de la estrategia de desarrollo de los PMA y puede ser un motor decisivo del crecimiento económico y la atenuación de la pobreza.  Destacaré la importancia de las iniciativas sobre creación de capacidad para que sean cada vez más los PMA que están en condiciones de aprovechar las mayores oportunidades de acceso a los mercados.  Esas iniciativas ayudarán a los países en desarrollo, y especialmente a los menos adelantados, a comercializar sus bienes y servicios competitivos y comercializables internacionalmente.

También nos interesa recibir, durante la estancia de ustedes en Ginebra, la contribución que puedan hacer para la elaboración de nuestro plan de asistencia técnica y formación para 2012-1013.  También desearemos darles una información actualizada sobre nuestra labor encaminada a medir mejor la eficacia de la formación y la asistencia técnica que impartimos mediante una gestión basada en los resultados.

Esto me lleva a los preparativos que actualmente se están realizando para el tercer Examen Global de la Ayuda para el Comercio, que tendrá lugar en Ginebra los días 18 y 19 de julio.  La pregunta fundamental que se planteará en el Examen Global de este año es si la Ayuda para el Comercio está o no mostrando resultados.  ¿Tiene en la práctica los efectos que deseamos darle?  ¿Está cumpliendo sus promesas?

La iniciativa de Ayuda para el Comercio ha permitido poner en primer plano con éxito el papel del comercio como protagonista del desarrollo.  Según resulta de cifras publicadas recientemente por el Sistema de notificación por parte de los países acreedores, base de datos de la OCDE, los recursos destinados a la Ayuda para el Comercio alcanzaron en 2009 a 40.000 millones de dólares EE.UU., lo que representa un incremento del 60 por ciento respecto del período de 2002-2005.  Muchos de los países de los que ustedes provienen se han beneficiado de esta asistencia otorgada por los donantes y han aprovechado esos recursos para reformar sus normas de política comercial, capacitar a sus funcionarios o mejorar sus infraestructuras.  Recibirán ustedes más información sobre estas corrientes de ayuda y también sobre las dificultades que la Ayuda para el Comercio tiene ante sí.  También se les dará una actualización sobre los cuestionarios que se han presentado y los estudios de casos que hemos recibido de sus gobiernos sobre la forma en que la Ayuda para el Comercio funciona en esos países y su aplicación local.  Las contribuciones que hemos recibido han sido notables.  Los 146 cuestionarios y los 269 relatos concretos que la Secretaría está examinado ahora junto con la OCDE contienen una enorme riqueza de información.  Gracias a la excelente colaboración que se desarrolla con la OCDE, el análisis de los resultados se publicará en una nueva edición de “La Ayuda para el Comercio en síntesis”, publicación conjunta de la OMC y la OCDE.

Por último, dos palabras sobre la Octava Conferencia Ministerial de la OMC, que tendrá lugar en Ginebra del 15 al 17 de diciembre.  La reunión dará ocasión a los Miembros para fijar el rumbo del sistema multilateral de comercio en los dos años siguientes.  Aspiramos a que los Miembros sin representación permanente en Ginebra participen plenamente.  Por esa razón, proyectamos abreviar levemente la próxima Semana en Ginebra, pero celebrarla durante la misma semana de la Conferencia Ministerial, de modo que dé a todos ustedes la posibilidad de una participación cabal en ella.

Permítanme concluir en un tono positivo.  Esta semana llegará a su término la negociación sobre la adhesión de Vanuatu a la OMC, que la convertirá en el 154º de sus Miembros una vez que se hayan completado todos los procedimientos necesarios.  Con la adhesión de Vanuatu, la OMC demuestra su empeño en favor de la adhesión de los PMA.  Por cierto que es una buena noticia cuando nos preparamos para viajar a Estambul para la Cuarta Conferencia de las Naciones Unidas sobre los PMA.

Confío en que esta semana será para todos ustedes fructífera e ilustrativa.

Muchas gracias por su amable atención.

Servicio de noticias RSS

> Si tiene problemas para visualizar esta página,
sírvase ponerse en contacto con webmaster@wto.org, y proporcionar detalles sobre el sistema operativo y el navegador que está utilizando.